Cardenales en Espanol

Print
RSS

Día Áspero Para Cardenales En Detroit

Posted Sep 11, 2017

David Johnson y Humphries lesionados durante la derrota 32-23 ante Lions

David Johnson corredor de Cardenales atrapa el balón antes del acarreo para touchdown de Kerwynn Williams justo antes de que Johnson se lesionara la muñeca en la derrota 35-23 ante Lions.

DETROIT – Bruce Arians fue claro, al decir “este no es el inicio que queríamos,” y para un entrenador que se caracteriza por ser directo en sus palabras, no pudo haber sido más acertado.

En un partido donde Lions de Detroit no lograban conectarse durante la primera mitad, Cardenales no fueron capaces de aprovechar ese regalo, resultando eventualmente en una derrota 35-23 en el estadio Ford Field, la ofensiva tuvo un inicio flojo, el mariscal de campo Carson Palmer lanzó tres intercepciones, y las lesiones lo socavaron.

“Siempre que pierdes, estás infeliz,” dijo el apoyador Markus Golden. “Tenemos simplemente que regresar con todo.”

Quiénes estarán de regreso es una pregunta por ahora. El corredor David Johnson, quien se quedó corto a 9 yardas de las 100 combinadas, soltó el balón en el tercer periodo cuando Cardenales tenía ventaja de 17-9. Y no solo les permitió una marcha corta de anotación a Lions, sino que además Johnson se lastimó la muñeca en la jugada y ya no regresó.

Arians dijo que no había actualizaciones sobre las lesiones al final del partido, negándose a confirmar que los reportes de los rayos-x en la muñeca de Johnson fueran negativos. Complicada situación para un equipo que ya ha perdido a un corredor – T.J. Logan – quien está en la reserva de lesionados con una lesión en la muñeca. Fue inquietante, especialmente desde que el tackle D.J. Humphries abandonó el partido al inicio y el ala cerrada Jermaine Gresham abandonó las instancias al final luego de lesionarse las costillas.

 Mientras tanto, se habló mucho sobre aprender de la derrota en la mayor parte de los vestidores. Palmer, se auto-culpó.

“Creo que la ofensiva estuvo bien,” dijo Palmer, quien terminó con 27 de 48 pases para 269 yardas, una anotación y tres intercepciones. “Estoy simplemente decepcionado de mí mismo.”

“No hice los pases que quería hacer.”

El juego estuvo feo al inicio. La primera intercepción de Palmer, un pase a ningún Cardenal en particular, fue imitado casi inmediatamente por el mariscal de campo de Lions Matthew Stafford. Stafford le lanzó el balón al esquinero Justin Bethel quien lo regresó por 82 yardas hasta la zona de anotación para una ventaja tempranera.

Lions (1-0) pudieron hacer poco en la primera mitad. Cardenales debieron aprovechar la situación. Pero no pudieron.

“Tuvimos nuestras oportunidades en la primera mitad y no pudimos hacer nada,” dijo el centro A.Q. Shipley. “Tuvimos goles de campo en vez de anotaciones, y eso nos dejó atrás.”

Cardenales alcanzó la zona roja dos veces en la primera mitad. La primera vez les fue otorgada, después de que el pateador de despeje, Kasey Redfern dejara caer el balón en su propia zona de anotación, intentó salir, aunque fue derribado en su propia yarda 13. (Redfern se lastimó la rodilla en la jugada y dejo el partido. Dejando a Detroit con el pateador Matt Prater como encargado de despejar.)

Cardenales no pudieron hacer nada. Después de ganar solamente dos yardas, Phil Dawson consiguió un gol de campo – durante el cual Lions fueron penalizados por saltar sobre la línea. Otorgándoles automáticamente la primera oportunidad, Cardenales de cualquier manera no pudieron anotar, y de nuevo Dawson consiguió un gol de campo de 24 yardas.

Casi al final de la primera mitad, un avance ofensivo alcanzó a llegar hasta la yarda 14 de Detroit pero no avanzo más lejos – Dawson falló un gol de campo de 32 yardas después que el balón golpeara el poste izquierdo.

“El final de la primera mitad fue de gran relevancia,” dijo Arians.

Palmer y la ofensiva se encontraban al inicio del segundo periodo, marchando 94 yardas hasta la zona de anotación, cerrando con un acarreo de tres yardas de Kerwynn Williams para touchdown consiguiendo una ventaja de 17-9. Después vino una parada defensiva.

Y luego se presentó el balón suelto de Johnson y su lesión.

Lions necesitaban recorrer solamente 10 yardas para anotar. Y desde ese punto – y con Johnson fuera del partido – Lions se sobrepusieron a Cardenales 26-6. Los seis puntos de Cardenales llegaron en el último suspiro en un pase de anotación de Palmer a J.J. Nelson. Stafford después de un inicio ineficiente, terminó con cuatro pases para touchdown.

Arians dijo que la defensiva estuvo en el campo por mucho tiempo, aunque Golden objetó ese argumento.

“Yo no diría eso,” dijo Golden,” es futbol. Cuando sales, nunca sabes cuánto tiempo vas a estar en el campo.”

Por segundo año consecutivo, Cardenales pierde el juego inaugural. La temporada pasada se les esfumó de las manos la oportunidad de vencer a Patriots. Este dijo Arians, fue diferente “no jugamos lo suficientemente bien para ganar.”

Quien sea que pueda alinear Cardenales la próxima semana en Indianápolis, tendrán que encontrar la manera de corregir.

“No puedo esperar más por la llegada del próximo domingo,” dijo Palmer.