On Now
Coming Up
  • Mon., Apr. 21, 2014 8:00AM MST Start of offseason workouts Clubs with returning head coaches may begin offseason workout programs.
  • Wed., Apr. 23, 2014 8:00AM MST Cardinals Charities Golf Tournament Cardinals Charities Golf Tournament at Whirlwind Golf Club (5692 W North Loop Rd, Chandler, AZ 85226).
  • Thu., Apr. 24, 2014 5:00PM - 9:00PM MST "Spring Tailgate" at the Big Red Rib and Music Festival The Cardinals are hosting a live TV special, as team president Michael Bidwill, general manager Steve Keim, and coach Bruce Arians preview the 2014 Draft and season with hosts Paul Calvisi and Ron Wolfley. There will be players in attendance.
  • Mon., May. 05, 2014 8:00AM MST On-field work Players allowed on-field football work with coaching (no helmets, no contact, no offense vs. defense)
  • Thu., May. 08, 2014 5:00PM MST NFL Draft First round of the NFL draft.
  • Fri., May. 09, 2014 3:30PM MST NFL Draft Second and third rounds of the NFL draft.
  • Sat., May. 10, 2014 9:00AM MST NFL Draft Fourth through seventh rounds of the NFL draft.
  • Tue., May. 20, 2014 8:00AM MST Organized Team Activities Players allowed on-field football work with coaching. Helmets allowed, as is offense vs. defense.
  • Wed., May. 21, 2014 8:00AM MST Organized Team Activities Players allowed on-field football work with coaching. Helmets allowed, as is offense vs. defense.
  • Thu., May. 22, 2014 8:00AM MST Organized Team Activities Players allowed on-field football work with coaching. Helmets allowed, as is offense vs. defense.

Cardenales en Espanol

Print
RSS

D.C. Jefferson Se Posiciona Para La NFL

Posted Jun 19, 2013

El alguna vez mariscal de campo cree que tendrá éxito como ala cerrada profesional

El ala cerrada novato D.C. Jefferson trabaja su técnica de bloqueo en un entrenamiento durante el Festival para Aficionados en el Estadio University of Phoenix Stadium.

El día en que fue reclutado por los Cardenales, se le preguntó al ala cerrada DC Jefferson – otrora fenomenal mariscal de campo de escuela secundaria – si podía jugar como mariscal de campo en una formación “wildcat.”

“Puedo jugar cualquier “cat”,” dijo Jefferson sin expresión.

El extrovertido y bien-cotizado Jefferson nació para ser un mariscal de campo. Tenía la talla (6 pies 6 pulgadas, 255 libras) y las habilidades, después de haber brillado detrás del centro toda su vida. Incluso se ganó su apodo. D.C. no es una referencia a su nombre propio, sino una cumplido a su similitud futbolística con el ex mariscal de campo de los Vikingos Daunte Culpepper. (Su nombre de pila es Lequan Darrell Jefferson.)

Así que cuando salió de la escena de la escuela secundaria en la Florida consideró alrededor de 50 becas antes de aceptar finalmente el ofrecimiento de Rutgers, “Yo sabía, yo sabía” el estrellato como mariscal de campo estaba en su futuro.

Un par de años más tarde, Jefferson se sentó con el entrenador de  Rutgers Greg Schiano – ahora entrenador de los Bucaneros de Tampa Bay –  tan sólo dos semanas antes de que su temporada “redshirt” como estudiante de segundo año iniciara y tuvo que escuchar que ser mariscal de campo en realidad no era su futuro. Ala cerrada si lo era. Fue difícil incluso para el siempre brillante Jefferson absorber ese momento.

“Fue probablemente la situación más difícil de mi vida,” dijo Jefferson, selección de séptima ronda de los Cardenales en Abril. “Pero siempre me enfoqué en lo positivo. Sabía que quería llegar a la NFL y que el objetivo no se había ido. Simplemente no iba a estar en la posición que quería o pensaba que estaría. Sin embargo aproveché la oportunidad de llegar a la NFL y con todo y todo hacerlo divertido. Simplemente no fue como mariscal de campo.”

En una sola movida, Jefferson recibió  “tremendo golpe al estómago y fue lanzado al fuego.” Sabía muy poco sobre como jugar la posición de ala cerrada. Pasar de cinco y siete pasos hacia atrás a ejecutar rutas y estrellarse contra los apoyadores como bloqueador no era exactamente una transición natural.

Jefferson enfrentó el movimiento con entusiasmo. La NFL lo encontraría si era lo suficientemente bueno. Estaba seguro de esto.

Estaba de ala cerrada titular poco después del cambio. Se desarrolló como un bloqueador sólido aunque sus números como receptor – 47 atrapadas en 43 partidos como titular en su carrera – no mueven necesariamente la aguja. Los Cardenales tienen la esperanza de que eso pueda cambiar, sin embargo con el atrapa-pases de Rob Housler en la alineación, un ala cerrada bloqueador joven es probablemente una necesidad mayor.

“(D.C.) sigue creciendo y todavía tiene que madurar más en su posición,” dijo el entrenador de alas cerradas Rick Christophel. “Tiene algunas habilidades atléticas innatas. Espero que podamos sacar provecho de eso y conseguir que sea el jugador que pensamos que puede ser.”

De la misma manera que Jefferson estuvo seguro alguna vez que iba a encontrar la manera de tener éxito a pesar de haber sido cambiado de posición, él acarreó consigo la confianza de que lograría ese salto. El hombre que puede ser amigo de quien sea cualquier día –  son sus palabras – no carece de alegría ya sea en el futbol o en la vida. Eso tiende a tener una influencia positiva en su trabajo.

“Soy un ala cerrada en vías de desarrollo en la búsqueda de los pequeños detalles para ser grande,” dijo Jefferson. “Está ahí. Lo tengo. Pero no he recorrido todo ese camino.

“Cada año realizo un cambio, nunca me quedo igual. ¿Cómo podría mantenerme sin avanzar cuando tengo a (Larry) Fitzgerald ahí mismo, y la mitad de mi juego es atrapar el balón? Voy a aprovechar eso. Dondequiera que voy muestro disposición y aprendo de los individuos a mi alrededor.”

Jefferson sonrío cuando le comentaron que un aficionado sugirió durante el draft que los Cardenales lo seleccionaron no por ser un ala cerrada, sino como una opción secreta para mariscal de campo en el futuro. “Soy un futuro ala cerrada,” dijo Jefferson. “Estoy bastante seguro. Bastante seguro.”

Luego Jefferson hizo una dramática pausa.

“Pero,” subrayó, “tercera oportunidad, en la línea de meta, una escabullida del mariscal de campo. ¡Boom! Conozco todo esto, amigo. Como la palma de mi mano. Sólo ponme ahí. ¿Quién me asusta? Nadie. Todos sangramos igual.”

La sonrisa no desvanece. En algún lugar ahí dentro, el mariscal de campo aún vive, incluso si está jugando como ala cerrada los domingos.

Espanol News

Latest Videos

Latest Photos

  • club
  • club
  • club
  • club
  • club
  • club
  • club
  • club
  • club
  • club