Cardenales en Espanol

Print
RSS

Las Marcas Llegan Rápido Para Larry Fitzgerald.

Posted Dec 8, 2017

Con 34 años y teniendo otra estupenda temporada, el receptor sigue escalando listas historicas en la NFL

Larry Firzgerald receptor de cardenales anota un touchdown durante la recepción numero 1,200 de su carrera el fin de semana pasado contra Rams.

Larry Fitzgerald atrapó un pase de 15 yardas para touchdown el pasado domingo, y como es su costumbre, rápidamente le entregó el balón al réferi.

Esta vez cometió un error.

Esa atrapada significaba la recepción número 1,200 en la carrea de Fitzgerald – convirtiéndose en el jugador más joven en la historia de la NFL en llegar a esa cifra – y por supuesto el receptor quería un recuerdo.

“Estoy tan acostumbrado a simplemente entregarle el balón al réferi, y me di cuenta que probablemente debí quedarme con ese,” comentó Fitzgerald. “Soy una criatura de hábitos.”

Parece que habrá más recuerdos que Fitzgerald deseará conservar. El jugador de 34 años de edad conforme avanza en su camino al salón de la fama, está teniendo otra excelente temporada, ubicado entre los líderes de la NFL en recepciones y yardas. Aunque debido a su larga carrera estas estadísticas no solo cuentan para la temporada 2017, sino también para los anales históricos la NFL.

La semana pasada, Fitzgerald superó a Isaac Bruce para quedarse en la cuarta posición en la lista de todos los tiempos en yardas por recepción. Ahora con 15,267 yardas en su carrera, ocupa solo 26 yardas ante Titans el  domingo para superar a Randy Moss – uno de los ídolos y mentor de Fitzgerald mientras crecía como acarrea-balones de los Vikings en la época cuando Moss jugaba allí.

Ya, Fitzgerald, se había convertido en apenas el segundo jugador en la historia de la NFL con al menos 15,000 yardas por recepción con un solo equipo (Jerry Rice con 49ers es el otro), y ya hace tiempo se había establecido como el tercero en la lista de recepciones de todos los tiempos. Sus 82 recepciones, para 878 yardas y cinco touchdowns, de esta temporada lo mantienen cómodamente sobre el cuarto lugar, el ala cerrada de Cowboys Jason Witten (1,140 atrapadas).

“Es increíble ver, como cuida su salud y su cuerpo, la manera como se prepara, la manera en la que hace preguntas en las reuniones como si todavía fuera un muchacho joven,” señaló Blaine Gabbert. “La manera en la que llega a trabajar cada día, es un buen ejemplo para los jóvenes. Pueden ver a un miembro del Salón de la Fama que ingresará en la primera ronda de votaciones, un individuos que ha estado jugando al más alto nivel durante un período prolongado de tiempo, es un gran ejemplo todos los días.”

Fitzgerald logró una marca más pequeña al final del partido contra Rams, consiguiendo cuatro recepciones en las últimas siete jugadas para sumar 176 recepciones en su carrera contra Rams – la máxima cantidad para un jugador contra un solo equipo. El antiguo récord era de Rice, que tuvo 175 recepciones contra Falcons en su (mucho más prolongada) carrera.

“Fue una de esa situaciones en las cuales yo le iba a lanzar hasta que él ya no lo quisiera,” comentó Gabbert.

Fitzgerald recientemente firmó una extensión de contrato para el 2018, aunque todavía no ha dicho si  definitivamente regresará la próxima temporada, su juego sería una razón para regresar. Continúa escalando las listas históricas, y con otro buen año la próxima temporada, se convertiría en el segundo en recepciones y yardas en la historia de la NFL, detrás solamente de Rice.

Los números de Rice parecen muy difíciles de alcanzar. Por el hecho de que Rice tuvo a sus 40 años de edad una temporada de 92 atrapadas, 1,211 yardas, y 7 touchdowns que realza su grandeza a través de los años. No obstante, Fitzgerald todavía transmite gran respeto alrededor de la liga. El esquinero de Jaguars Jalen Ramsey fue cuestionado esta semana sobre lidiar con el estelar receptor de Seahawks Doug Baldwin. “Sin faltarle al respeto (a Baldwin), es un gran jugador,” dijo Ramsey a los reporteros. “Aunque no es Larry Fitzgerald.”

Fitzgerald dijo que recuerda cada atrapada que hace, aunque dijo que la razón por la cual sabía que iba a llegar a las 1,200 fue porque ya le habían comentado anticipadamente cuantas atrapadas ocupaba para llegar a esa cifra y “no se necesitan matemáticas avanzadas para saber cuántas atrapadas tienes en un partido.”

Comprender que ha logrado las yardas para superar a Moss el domingo podría ser tarea a conseguir durante una solo trayectoria. Sin embargo, es una de las marcas más importantes que ha logrado.

“Aprecio altamente a Randy,” dijo Fitzgerald. Me enseñó este deporte. Crecí admirándolo, observándolo, tratando de emular lo que hacía todos los días.”

Fitzgerald sonrió cuando habló de la ocasión cuando Moss le dejó usar su BMW para el baile de graduación de la preparatoria, o de cuando lo invitó a jugar básquetbol en su casa, o cuando le obsequió guantes y tachones para usarlos en sus juegos de la preparatoria.

Esas son marcas inolvidables.

"Cada vez que tu nombre se menciona en el mismo párrafo donde se menciona el de Randy Moss, debes estar feliz,” comentó Fitzgerald.