Cardenales en Espanol

Print
RSS

Ninguna Alegría Para Cardenales En Derrota Contra Rams

Posted Dec 4, 2017

Recuperación inicial truncada por jugadas erradas y fallas en equipos especiales en la derrota 32-16

Blaine Gabbert mariscal de Cardenales abandona el campo luego de lanzar una intercepción que terminó en touchdown de Rams el domingo.

Las marcas llegaron para Larry Fitzgerald el domingo, algo que se ha vuelto bastante común en estos días, superó a Jerry Rice como el jugador más joven en alcanzar 1,200 recepciones en la NFL y también pasó a Isaac Bruce para el cuarto lugar en yardas por recepción de todos los tiempos en la NFL.

Eso no importó mucho para el receptor. No el domingo.

“No cuando pierdes ante Rams, rival divisional,” comentó Fitzgerald después que Cardenales cayeran ante Los Ángeles, 32-16, en el estadio University of Phoenix. “La temporada no ha transcurrido de la manera en la que nosotros quisiéramos. Es difícil estar alegre ante una derrota.

"Cuando me retire, podemos vernos en Starbucks un día y recordarlo. Pero no me siento bien en este momento.”

Nadie en Cardenales se sentía bien. El juego no fue una repetición de la desastrosa derrota en Londres contra Rams (9-3), aunque inició de la misma manera. Una remontada lo hizo interesante, hasta que el jugador de Rams Michael Brockers bloqueó el intento de gol de campo de Phil Dawson con 11 minutos por jugarse, un gol de campo que hubiera recortado la ventaja de Los Ángeles a 7 puntos.

Fue la estocada final en otro día complicado para equipos especiales de Cardenales (5-7) y parece que con ello se esfumaron las esperanzas de postemporada. Una victoria contra Rams, y se abría un camino con el calendario restante para crear un probable empujón estilo cuento de hadas a la postemporada.

Fitzgerald remarcó que Cardenales aún están matemáticamente en la pelea, aunque la matemática involucrada suele ser mala señal cuando se trata de posibilidades de postemporada.

“Realmente necesitábamos este,” dijo el linebacker Karlos Dansby. “Tenemos que seguir luchando. Nunca sabes lo que pueda suceder. Esto podría ser una prueba. Es importante tener fe.”

Cardenales tuvieron fe al inicio del partido, a pesar de estar abajo 16-0 al final del primer periodo. El mariscal de campo tuvo un pésimo inicio, se quedó corto en un pase a J.J. Nelson en su primera jugada que fue interceptado – dando paso al primer touchdown de Rams – y después lanzó otra intercepción que regresó 41 yardas para otro touchdown el linebacker Alec Ogletree.

“Definitivamente no es el inicio que queríamos,” señaló Gabbert, quien eventualmente terminó la noche completando 18 de 32 pases y un touchdown a Fitzgerald. “Tienes que tener memoria corta, al jugar en la posición de mariscal.”

De alguna forma Cardenales encontraron la manera de meterse al juego.

Adrian Peterson no jugó debido a una lesión en el cuello, sin embargo Kerwynn Williams, con todo y las costillas fracturadas, estuvo sensacional. Corrió para 86 yardas en la primera mitad, colándose entre los huecos creados por la línea ofensiva de Cardenales. Los esfuerzos de Williams abrieron paso para el touchdown de una yarda por acarreo de Elijhaa Penny y más adelante para que Fitzgerald – quien tuvo 10 atrapadas para 98 yardas – atrapara un pase de touchdown de 15 yardas.

Cardenales estaban 16-13 a esas alturas del partido. Había juego.

“Una cosa que nunca cuestiono es el esfuerzo que dan nuestros jugadores,” dijo el entrenador Bruce Arians. “Estos individuos dejan todo en el campo. Simplemente esta vez no ejecutamos lo suficientemente bien como para vencer a este equipo.”

Hubo algunas fallas, como la intercepción que dejó caer Karlos Dansby al inicio del partido que fue lamentable después de todo, también el fallido pase de Gabbert a Ricky Seals-Jones quien estaba completamente desmarcado. Aunque equipos especiales, tomó el escenario en momentos cruciales.

El primero fue el intercambio de despejes en el tercer periodo. Cardenales, abajo 19-13, obligaron a Rams a despejar desde la yarda 9 de Los Ángeles, Johnny Hekker pateó un despeje de 70 yardas, sin oportunidad de regreso. Después de un tres y fuera, el despeje de Andy Lee fue de solo 40 yardas, Pharoh Cooper lo regresó 30 yardas – disponiendo el escenario para una trayectoria de 30 yardas que resultó en touchdown.

En el último periodo, y abajo por 10, Cardenales se estancaron en la yarda 27 de Rams. Brockers venció al centro largo Justin Drescher por el centro y bloqueó el intento de gol de campo. Rams tomaron el balón y lo convirtieron en una marcha que terminó en gol de campo.

Cardenales nunca fueron un desafío después de eso. Un touchdown pudo haber cambiado las cosas, pero Cardenales consiguió simplemente un tres y fuera y tuvieron que despejar.

“Me hubiera gustado ver un poco más de compostura justo al final,” expresó Arians. “Requeríamos conseguir dos touchdowns. Como unidad completa, nos derrumbamos en esos momentos.”

Después de una fantástica primera mitad, Williams no logró alcanzar las 100 yardas, terminó con 97 después de lograr solamente 11 yardas en cuatro acarreos en la segunda mitad. Algo de eso fue debido a la situación del juego, parte de eso también fue a que Rams ajustaron su defensiva cerrando los grandes huecos de los primeros dos periodos.

Gabbert se mantendrá como mariscal titular, dijo Arians. Tennessee Titans (8-4) serán los próximos rivales, y requieren una victoria para mantenerse empatados en primer lugar de la AFC Sur. Cardenales ahora ha tomado el papel de aguafiestas. Pero más que eso, deben de tener fe – Dansby dijo que los jugadores lo harán.

“No es nada difícil,” dijo Dansby. “Es solo cuestión de carácter. Eso es todo. No es difícil en lo absoluto."