Cardenales en Espanol

Print
RSS

Ofensiva De Cardenales Se Derrumba Cuando Más Se Ocupaba

Posted Oct 10, 2017

Problemas continuaron en la aplastante derrota contra Eagles

Carson Palmer mariscal de campo de Cardenales al momento de ser capturado, estuvo de nueva cuenta bajo presión durante gran parte de la tarde.

FILADELFIA – A la ofensiva de Cardenales le fueron concedidas varias oportunidades para ganar el juego el pasado domingo ante 49ers, finalmente lograron el cometido en las instancias finales del tiempo extra.

El grado de dificultad estuvo mucho más elevado el domingo, el grupo no logró dar un paso hacia adelante. Cardenales se colocó por debajo en el marcador 21-0 después de un solo período de juego, la ofensiva no pudo responder al desafío, logrando anotar solamente un touchdown en la derrota 34 a 7.

Los problemas de nueva cuenta fueron los usuales, la protección del mariscal Carson Palmer fue pobre y el juego terrestre virtualmente nunca existió.

“No pudimos hacer nada a la ofensiva,” dijo Palmer. “Nos colocamos muy detrás ante una gran defensiva para poder montar un regreso.”

Palmer terminó el juego con 28 completos de 44 intentos para 291 yardas y un touchdown, aunque los números no ilustran ninguno de los problemas. Tomó varias oportunidades con balones profundos tratando de ganar gran número de yardas, y al menos tres de esos pases pudieron ser interceptados.

Obligando al receptor John Brown a jugar defensivamente dos veces, el receptor J.J. Nelson también hizo lo mismo para asegurarse de que el balón tocara el suelo a como diera lugar.

“Algunas veces simplemente lancé algunos balones al aire, pases con posibilidades “50-50,” para tratar de darnos una oportunidad,” dijo Palmer. “Hicieron un gran trabajo en la cobertura. Cuando estás abajo en el marcador por varios touchdowns, no quieres estar simplemente lanzando el balón al aire.”

Arians dijo que la presión no le permitió a Palmer plantar sus pies, por lo cual los pases quedaron cortos.

“No puede plantarte bien para lanzar a lo profundo, especialmente cuando te desplazas hacia un lado,” dijo Arians. “No tuvo el suficiente espacio para salir del problema.” 

Cardenales finalizó con 31 yardas en 14 acarreos, con un promedio de 2.2 yardas por intento. Continuaron los mismos problemas de toda la temporada en ese aspecto en ausencia del corredor estelar David Johnson. Chris Johnson tuvo nueve acarreos para 21 yardas, mientras Kerwynn Williams y Andre Ellington combinados tuvieron yardas negativas en cuatro intentos.

“En el juego terrestre, no está funcionando nada,” dijo Chris Johnson.

La falta de ejecución del juego terrestre afectó al juego aéreo debido a que los linebackers no tenían respeto por el juego terrestre en situación de ‘play-action.’ (finta de entregarle el balón al corredor).

“Mucho de lo que hacemos está basado en el ‘play-action,’ ” comentó Palmer. “Debemos hacerlo funcionar.” 

Arians acreditó la mayoría de los problemas del juego terrestre a la línea ofensiva. El grupo ha soportado múltiples lesiones de sus titulares, Arians espera que el regreso de D.J. Humphries y Alex Boone al lado izquierdo ayude a fortificar al grupo. El domingo, el desempeño no fue lo suficientemente bueno. 

“Intentamos correr el balón contra cuatro y no lo hicimos muy bien,” dijo Arians. “No pudimos contener a esos cuatro, sin embargo cuando mandaban la carca, realmente no lo manejamos nada bien.” 

Cardenales promedian ahora 16.2 puntos por partido con una ofensiva que busca por todos lados mejorar. 

“Cuando cosas suceden de esa manera, es un desaliento,” dijo el guardia Evan Boehm. “La cosa es que tenemos que hacer esto juntos. Nadie apunta el dedo a nadie, debemos de estar juntos y seguir trabajando. Mantener nuestras cabezas abajo, no escuchar los ruidos de fuera y simplemente avanzar.”