Cardenales en Espanol

Print
RSS

Reorganizada Defensa De Cardenales Podría Dominar

Posted Aug 7, 2017

A pesar de la pérdida de cinco titulares, las expectativas siguen siendo altas para el talentoso grupo

Robert Nkemdiche tackle defensivo de Cardenales está jugando mejor esta temporada y espera consolidar una función clave en la defensiva.

En las primeras semanas de la agencia libre hubo gran preocupación cuando un jugador defensivo tras otro de Cardenales partía.

Cuando el polvo se asentó, cinco de ellos – el tackle defensivo Calais Campbell, el safety Tony Jefferson, el esquinero Marcus Cooper, el safety D.J. Swearinger y el apoyador Kevin Minter – se habían marchado desintegrando un grupo que terminó segundo como defensiva total en 2016.

Y aunque el gerente general Steve Keim firmó al apoyador Karlos Dansby y al safety Antoine Bethea para ayudar a amortiguar el golpe, las bajas seguían siendo significativas. La pregunta entre los críticos no era si la defensa tendría un bajón en el  2017, sino que tan profundo sería.

“Perdimos a un considerable número de importantes jugadores,” dijo Corey Peters. “Y eso es bueno para ellos. Tienen oportunidad de ir a ganar algo de dinero, y como jugador y amigo, me gusta ver a las personas maximizar su potencial y obtener las oportunidades que merecen. Sin embargo, con todo y lo lejos que llegamos, ahora solamente nos enfocamos en los individuos que están aquí.”

Las potenciales repercusiones de está significativa sacudida no pueden descartarse, aunque también hay una conclusión alterna a considerar: la defensa 2017 de Cardenales podría nuevamente estar entre las mejores de la NFL.

Mientras Campbell se ha marchado, el equipo trae de regreso a un par de caza-mariscales de primer nivel en Chandler Jones y Markus Golden, que sumaron más capturas en combinación (23½) que cualquier otro dúo en la NFL. Cardenales también tienen a Patrick Peterson, esquinero élite, y un saludable Tyrann Mathieu, candidato a Jugador Defensivo del Año, la última vez que estuvo desencadenado.

Al final, el éxito de la unidad podría depender en gran medida de tres cosas: el regreso en forma de Mathieu y el apoyador ‘money’ Deone Bucannon (quien aún se recupera de la cirugía de tobillo realizada en la temporada baja); El juego del esquinero titular en el extremo contrario a Peterson; Y el progreso del tackle defensivo Robert Nkemdiche, el safety Budda Baker y el apoyador interno Haason Reddick.

Los primeros signos son alentadores, basados en la conferencia de prensa del entrenador Bruce Arians el sábado pasado.

Mathieu fue destacado por su juego temprano ese día durante los entrenamientos, ya que regresó una intercepción para touchdown y continúa así con un dominante campamento de entrenamiento. Bucannon fue considerado a tiempo en su rehabilitación de la cirugía de tobillo de la temporada baja, lo que le permitiría estar listo para el partido inaugural de la temporada el 10 de Septiembre contra Lions.

Los tres jóvenes fueron elogiados por Arians en su debut en el partido del Salón de la Fama. Reddick no cometió ningún error mental mientras se adapta a una nueva posición, por su parte Baker jugó tan bien que Arians se preguntó en voz alta si el seleccionado de segunda ronda podría estar presionando desde ya por un puesto de titular si no se hubiera perdido los trabajos de temporada baja.

La habilidad de Nkemdiche para dominar en el interior de la línea defensiva es crítica, y después de una truncada temporada de novato por un serio esguince de tobillo y preocupaciones por inmadurez, está empezando a mostrar el potencial que lo convirtió en selección de primera ronda.

La crítica que destilaba a menudo Arians en 2016 se ha convertido en halago. Mientras que Nkemdiche entendía los motivos de Arians la temporada pasada, está contento por encontrarse ahora al lado opuesto.

“Aunque uno debe tener confianza en sí mismo, ayuda cuando a tu alrededor tienes a otras personas que creen en ti,” expresó Nkemdiche. “Especialmente personas que son tu familia. Eso hace una diferencia. Estás más cómodo. Cuando uno juega futbol, no quieres estar bajo presión.”

La pérdida de Campbell y Jefferson, en particular, son preocupantes, ya que estuvieron entre los mejores jugadores de Cardenales hace una temporada. Con todo y eso, Arians no está buscando que la defensiva del 2017 simplemente iguale la producción del año pasado. Arians cree que la unidad puede superarla.

“Me he sentido muy bien en relación a esta defensiva desde la primavera,” dijo Arians. “La adición de Karlos y Antoine, y después las selecciones en el draft – debemos de ser mucho, mucho mejor defensivamente.”