Cardenales en Espanol

Print
RSS

Russell Wilson Escapa De Cardenales

Posted Nov 10, 2017

Jugada mágica del mariscal de Seahawks ayudó a sellar la victoria de Seattle

Russell Wilson mariscal de Seahawks elude la presión del safety Tyrann Mathieu (izquierda) y del linebacker externo Chandler Jones en una jugada que después de escapar encontró a Doug Baldwin para un pase de 54 yardas.

El entrenador Bruce Arians cree que la defensa de Cardenales jugó “espectacularmente” en la derrota 22-16 la noche del jueves contra Seahawks, excepto por una jugada.

No fue necesaria una pregunta de seguimiento, porque todos los que vieron el partido sabían exactamente de qué jugada se trataba.

Russell Wilson mariscal de Seahawks cambió el aspecto de la batalla escapando mágicamente de la presión y subsecuentemente completando un pase con Doug Baldwin en el último periodo. En lugar de un captura que probablemente habría obligado a una patada de despeje durante esa posesión, el pase resultó en una ganancia de 54 yardas. En la siguiente jugada, Wilson encontró al ala cerrada Jimmy Graham para un touchdown de 2 yardas y una ventaja de 22-10 que aseguró la victoria. 

Realizó una jugada que probablemente pasará a la historia,” dijo Karlos Dansby linebacker de Cardenales.

Jugadores de ambos equipos se refirieron a Wilson como “Houdini” después que escapó del linebacker externo Chandler Jones y del profundo Tyrann Mathieu corriendo en círculos antes de encontrar a Baldwin cerca de la línea lateral. Baldwin evadió al profundo Antoine Bethea, quien se resbaló en la jugada, y corrió por la línea lateral hasta que Budda Baker finalmente lo atrapó en la yarda 2.

“Vi a Chandler Jones, y cuando ves venir a Jones nunca es nada bueno,” dijo Wilson. “Estaba tratando de encontrar una forma de tener algo de espacio y alejarme de él. Creo que giré dos veces o algo así y le di a Doug la oportunidad de hacer una jugada mientras se encontraba en situación de uno contra uno.”

Arians pensó que Wilson podría haber intentado lanzar el balón fuera del terreno de juego, y pensó que Bethea habría interceptado el pase si no hubiera perdido el equilibrio en la jugada.

“Tal vez,” dijo Bethea. “(Aunque) Me resbalé.” 

Esa anotación resultó ser crítica, ya que Cardenales encontraron la zona de anotación restando 20 segundos para que finalizara el partido, aunque se les agotó el tiempo cuando fallaron su intento de patada corta.

“Fue un chispazo,” dijo el entrenador de Seahawks, Pete Carroll. “Debemos separarnos en el marcador. Ellos se acercaron 15-10. Debemos salir, y conseguir ponernos arriba por dos anotaciones.”

La jugada ayudó a suprimir un impresionante esfuerzo defensivo de Cardenales.

Consiguieron capturar a Wilson en cinco ocasiones y tuvieron posibilidad de conseguir un par de intercepciones, aunque Baker y Tramon Williams no lograron aferrarse a ellas. Si bien es verdad que hubo algunas señales prometedoras para el futuro, fue difícil apreciarlo con la daga de Wilson todavía persistente en sus mentes.

“Jugamos sólido,” dijo Bethea, “aunque un juego sólido no consigue la victoria.”

Cardenales dieron la pelea durante la mayor parte de encuentro, sin embargo una improbable jugada de gran ganancia ayudó a sellar la derrota.

“Duele,” dijo el liniero defensivo Olsen Pierre. “Es como una canasta de tres puntos para ganar el partido en un juego de basquetbol. Cuando sucede, simplemente le drena la energía a todo mundo.”