Cardenales en Espanol

Print
RSS

Después del entrenamiento: Fitzgerald ataca de nuevo

Posted Aug 10, 2017

Ron Wolfley no estaba cerca, sin embargo, Larry Fitzgerald estaba decidido, y se desquitó con todo mundo. Primero tackleó al entrenador de mariscales Byron Leftwich (de quien se dijo temprano ese mismo día que estaría mandando las jugadas contra Raiders el sábado). Más tarde, Brittan Golden fue el elegido.

Comenzó inocentemente. Fitzgerald empezó a gritar a las gradas para llamar la atención de la joven hija de Golden, que estaba sentada con la esposa de Golden. Una vez que Fitzgerald calculó que la niña estaba viendo en esa dirección, se lanzó a trabajar, tackleando de juego a Golden y luego rodando encima de él por un buen espacio. Cuando se levantó, se aseguró de decirle a la hija de Golden que era más fuerte que su papá. Todo lo que Golden pudo hacer fue sacudir la cabeza y sonreír.

— Por segundo entrenamiento consecutivo, David Johnson saltó de manera impresionante al apoyador novato Haason Reddick. Es de suponerse que no hay mejor herramienta de enseñanza para Reddick en su nueva posición que tener que lidiar con Johnson diariamente.

Tyrann Mathieu, durante una jugada en un entrenamiento donde se podía contener pero no tacklear se anticipó al receptor Jaron Brown en una atrapada para touchdown en la línea de gol. El Honey-Badger se aseguró de que todos supieran que no habría sido pase completo en una situación regular. “Le habría golpeado los dientes,” balbuceó Mathieu.

— No fue el mejor entrenamiento para el mariscal Drew Stanton. Carson Palmer tuvo día de descanso, y Stanton no pudo conectar con suficiente frecuencia, especialmente durante los ejercicios en franja roja. Fue interceptado una vez por Patrick Peterson en la zona final en un pase lanzado a Fitzgerald, aunque parecía que Fitzgerald buscaba un flotado y Stanton intentaba un pase a la parte posterior del hombro.

— El uno-a-uno entre caza-mariscales-y-linieros ofensivos fue interesante. Se pudo notar porque les agrada tanto el novato Will Holden. Su juego de piernas se vio sólido cuando bloqueó a los terceros que le tocó enfrentar. Robert Nkemdiche se vio explosivo. Él y Frostee Rucker vencieron al guardia Evan Boehm en intentos consecutivos en un momento dado.

— Cardenales terminaron temprano. De hecho, muy temprano. La chicharra final sonó a las 3:48 p.m. Es de suponer que se debió  a la eficiencia en lo que querían lograr. Seguramente Arians lo comentará más adelante.

Espanol Blogs

Latest Videos

Latest Photos

  • club
    Red Sea Rally
  • club
    Red Sea Rally
  • club
    Red Sea Rally
  • club
    Red Sea Rally
  • club
    Red Sea Rally
  • club
    Red Sea Rally
  • club
    Red Sea Rally
  • club
    Red Sea Rally
  • club
    Red Sea Rally
  • club
    Red Sea Rally