Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Decisión de Mariscal de Campo

Después de que Hall jugó en San Diego, Whisenhunt deberá decidir quién es su titular

deciciondemariscal.jpg


El mariscal de campo MAx Hall (6) en su primera reunion el domingo.




SAN DIEGO – el balón pasó por encima de la cabeza de Stephen Williams, y eso, más que cualquier otra cosa, pudo haber puesto de manifiesto que es lo que anda fallando en la ofensiva de los Cardenales.

El entrenador en jefe Ken Whisenhunt ha lamentado – más de una vez – las oportunidades no aprovechadas. Mientras Derek Anderson no lograba conectarse para lo que pudo haber sido  un seguro touchdown de 40 yardas.

Por supuesto, Whisenhunt no estaba contento con ninguna de las dos intercepciones que Anderson lanzó, y eso, como producto final de la primera mitad el domingo durante la descorazonadora derrota de 41-10  contra los Cargadores, fue lo suficiente para darle a Max Hall su primera oportunidad.

Ahora debemos esperar para ver sí eso es suficiente para mantener a un mariscal novato en la alineación titular.

"No sé si hay algún buen momento para incorporar a un mariscal novato," dijo Whisenhunt. "Es algo que ahora debemos contemplar. No estoy diciendo que esa es la dirección en la que nos vamos a desplazar. Lo vamos a analizar esta semana.

"En mi mente, hay muchas cosas que pensar. Hasta que no vea la videograbación, no lo sé.  No quiero hacer un juicio basado en lo que pienso que sucedió hoy. Porque hay muchas cosas en las que creo no estuvimos muy bien."

La temporada está en su primera encrucijada. Los Cardenales, mientras se mantienen empatados en primer lugar, probablemente no tenga muchas posibilidades en el triple remolino de la división Oeste en la Conferencia Nacional sí su defensiva no mejora su juego, sin importar lo que sucede con el mariscal de campo. Sin embargo encontrar a un conductor de la ofensiva viable es importante no solo para el futuro inmediato sino que también a largo plazo.

Anderson se vio bien al principio, conectándose con el novato Max Komar en un pase de 16 yardas mientras los Cardenales marchaban para una anotación – anotación que consiguieron con una corrida de 22 yardas de Tim Hightower y que se anuló por la marcación de un agarrón ilegal – mientras se desarrollaba la jugada.

Él reconoció que su primera intercepción fue una "mala" decisión y la segunda fue una "(improperio)" decisión. Sobre el pase que voló a Williams, Anderson dijo "No siento como si lo hubiera sobrevolado por mucho."

Sin embargo fue esa mezcolanza la que lo puso en la banca.

"El entrenador hizo la decisión, y no hay nada que cuestionar," dijo Anderson relajadamente. (Mi juego) fue espantoso y ha sido muy malo."

Hall finalizó viéndose en gran medida como un mariscal de campo novato jugando contra una buena defensiva con una ventaja grande. Fue capturado seis veces en poco más de medio juego. No entregó el balón; realizó un par de buenos pases pero solamente generó un gol de campo, y admitió que el quería más.   

Tener la oportunidad de jugar, sin embargo, era algo que Hall estaba esperando lograr.

"Todo lo que puedo hacer es prepararme cada día en caso de que algo suceda y yo entre a jugar," dijo Hall. "Así que por ahora, eso es lo que haré."

Este tipo de movimientos siempre generan un caos natural. El movimiento de Hall no fue de imprevisto, no por la manera en la que la ofensiva y Anderson habían estado trastabillando. Pero eso no significa que la inclusión de Hall  en la alineación titular dará lugar repentinamente a una ofensiva aerodinámica. Eso no significa que los Cardenales no se verán afectados hasta que los receptores veteranos Steve Breaston y Early Doucet regresen, o que las dificultades de las que está plagada la línea ofensiva se evaporarán instantáneamente.

Esta son las razones que Whisenhunt quiere cerciorarse de considerar con mucha precaución en su próximo movimiento – incluso sí eso da la impresión de que Hall probablemente conseguirá la oportunidad que ha estado anhelando.

"Sería fácil tomar una decisión emocional basada en cómo me siento, que es muy decepcionado por la forma en la que jugamos," dijo Whisenhunt. "No quiero hacer eso."  

Whisenhunt no quiere tampoco desperdiciar ya más las oportunidades que los Cardenales tienen para grandes jugadas. Su equipo no está para eso.

"Me siento mal por Derek Anderson porque desafortunadamente él tiene que asumir la culpa  de muchas cosas, muchas más que otros jugadores," dijo el receptor Larry Fitzgerald. "Todos estamos decepcionados. Cualquier cosa que el entrenador Whisenhunt quiera hacer (con los mariscales), nosotros vamos a respaldarlo."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising