Cardenales en Espanol

Print
RSS

Blaine Gabbert Funciona, Pero Cardenales Caen

Posted Nov 20, 2017

No poder correr, no poder sostenerse en el último periodo llevaron a Cardenales a la derrota 31-21 contra Texans

Blaine Gabbert mariscal de Cardenales escapa de la presión durante la derrota del domingo 31-21 contra Texans.

HOUSTON — Blaine Gabbert “se la partió,” dijo Arians, el mariscal no estuvo entre los problemas primordiales de Cardenales el domingo contra Texans.

Todo inició en una fallida oportunidad en cuarta y pulgadas en el último periodo y con Cardenales abajo por tres. Y por la forma como lo dijo el entrenador Arians, fue un error donde el asumió la responsabilidad después de la derrota 31-21 en el estadio NRG.

“Muy simple. Le costé al equipo el juego,” dijo Arians al referirse a la jugada. “La confianza es divertida en ocasiones. Sine embargo, cuando no puedes ganar ni un pie, mereces perder. Especialmente cuando tomas la decisión que tomé yo y la jugada que mandé.

“Ahí está tu encabezado.”

Cardenales habían logrado tres pases para touchdown de su tercer mariscal de campo, la cifra más alta en su carrera. Aunque estaban abajo en la pizarra 24-21, con seis minutos por jugarse. A solo pulgadas del primero y diez en su propia yarda 35, el corredor Adrian Peterson fue cercado en el interior – como lo fue gran parte del encuentro – y perdió una yarda cuando intentó redirigirse al exterior. 

En la siguiente jugada, El corredor de Texans D’Onte Foreman selló la victoria con una acarreo de 34 yardas hasta la zona de anotación, convirtiendo lo que hubiese sido una divertida historia – en parte por el éxito de Gabbert, por el gran juego del safety novato Budda Baker y por la inesperada producción del ala cerrada novato Ricky Seals-Jones – en la primera racha de dos juegos perdidos de manera consecutiva en la temporada.

Aunque Gabbert no estaba equivocado cuando dijo “que ese no fue el factor decisivo del partido,”

Cardenales (4-6) no pudieron correr el balón por segunda semana consecutiva. Adrian Peterson consiguió seis y siete yardas en sus primeros dos acarreos respectivamente, sin embargo, terminó con solo 26 yardas en 14 intentos.

Los primeros dos touchdowns no llegaron de jugadas elaboradas pero si de campos cortos resultado de robos de balón. El primero fue un golpe triple de Baker, captura, balón suelto y recuperación del mismo por Baker, entregando el balón a la ofensiva de Cardenales en la 17 de Houston. Después vino la atrapada de 20 yardas para touchdown de Larry Fitzgerald.

El segundo robo fue la primera intercepción en la temporada del esquinero Patrick Peterson – no de un pase lanzado en su dirección como lo había anticipado, aunque si producto de un pase desviado por Deone Bucannon – lo cual le dio a la ofensiva el balón en la yarda 15 de Houston, Seals-Jones logró su primer touchdown después de esa jugada.

Gabbert hasta ese punto había completado 11 de 14 pases para 120 yardas y dos anotaciones, un segundo touchdown de Seals-Jones llegó después en el tercer periodo para tomar la ventaja 21-17 con 4:48 en el reloj.

No obstante, después de eso, Cardenales solo ingresó en territorio de Houston una vez más luego de cinco  posesiones, Gabbert lanzó dos intercepciones casi al final del partido y el desempeño en el último periodo terminó cambiando la complexión del partido.

“En la segunda mitad, simplemente no pudimos cerrar, y eso inicia conmigo desde la posición de mariscal,” dijo Gabbert, quien terminó con 22 de 34 pases para 254 yardas.

Fitzgerald, quien lideró a Cardenales con 9 atrapadas para 91 yardas, elogió a Gabbert, pero dijo que el resto de la ofensiva necesita mejorar.

“No sé cuántas yardas corrimos, pero obviamente necesitamos ser balanceados,” comentó Fitzgerald.

Cardenales también falló por segundo juego consecutivo algunas oportunidades en balones atrapables, lo cual claramente captó la atención de Arians.

“Veremos a diferentes receptores la próxima semana,” dijo Arians.

La defensiva logró robos de balón aunque tuvo problemas tratando de presionar al mariscal de Texans Tom Savage. Savage fue capturado solo una vez, y escapó en un par de jugadas donde casi era capturado logrando grandes ganancias en esas jugadas, lanzó para 230 yardas y dos touchdowns. Lo peor fue que Cardenales cedió la ventaja dos veces – la segunda vez la concedieron una marcha de touchdown inmediatamente después del segundo touchdown de Seals-Jones – y respondieron a la detención en cuarta oportunidad permitiendo el touchdown por acarreo de Foreman.

“Es difícil señalarlo,” dijo Patrick Peterson. “Tenemos que ver el video y mirar que podemos mejorar, pero es muy difícil señalar, para encontrar una manera en la cual podamos dejar de tener esas fallas.