Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Águilas, y Tyrann Mathieu, conclusiones

El domingo por la noche fue una buena noche para Cardenales. Dominaron. Ganaron la NFC Oeste. Tuvieron a un corredor novato acarreando para 187 yardas y lucia tremendamente mientras lo hacía. Estaban felices por ganar la división, pero saben que aún no han logrado lo que quieren, y esa es la manera correcta de pensar.

"Queremos colgar banderines," dijo el tackle defensivo Frostee Rucker. "Queremos mantener esto progresando, y estamos en el camino correcto."

Sin embargo, era difícil no ver los rostros acongojados tanto de Larry Fitzgerald como de Carson Palmer después que Tyrann Mathieu cayó en una jugada sin contacto en la parte final del partido, doliéndose de su rodilla. Jugadas donde no existe contacto como esa son situaciones temibles en esta liga, y cuando Palmer dijo que ya estaba orando por Mathieu, demostró donde estaba su pensamiento.

No, los Cardenales aún no han alcanzado sus metas. Existen un gran número de faces que requieren ser completadas antes de/si es que los Cardenales pueden empezar a pensar en un Súper Bowl. Realmente ayudaría si Mathieu pudiera estar ahí para arrimar el hombro. Esa respuesta no surgió mientras los Cardenales volaban de regreso a casa de Filadelfia en el medio de la noche.

— David Johnson estuvo tremendo. Sufrió una lesión que lo asustó al final de la primera mitad – después que ya había superado las 100 yardas por primera vez en su carrera – pero consiguió regresar al partido. Dijo que sabía que estaba bien y en efecto, si lo estaba. Johnson sumó 187 yardas por tierra y 229 yardas totales y está firmemente establecido como el corredor No. 1 de este equipo.

— Destacado comentario del reportero de cabecera de Águilas por largo tiempo Reuben Frank: Nuca dos jugadores habían corrido para al menos 185 yardas y tres touchdowns en un partido contra Águilas. David Johnson domingo por la noche ... y Jim Brown.

— ¿Qué sucedió con los pases no atrapados? De inicio, Smokey Brown dejó caer el que debería haber sido un touchdown de 78 yardas en la primera jugada del partido, es algo que el grupo de receptores nunca había hecho. Brown terminó dejando caer tres pases – incluyendo uno en la zona de anotación – y Michael Floyd tuvo un par por su parte. Bruce Arians dijo que debería haber sido un gran partido para Brown. (Hubo al menos otros tres pases profundos para Brown en los que simplemente no se dio la conexión.)

— Cardenales querían mejorar en situaciones de pocas yardas por avanzar y se auto-disciplinaron para conseguirlo. El domingo por la noche, Cardenales enfrentaron tercera oportunidad y gol e incluso una o dos yardas por conseguir en nueve ocasiones. Lanzaron pase en cuatro y corrieron en cinco – convirtieron en los nueve intentos.

— A.Q. Shipley hizo un buen trabajo como centro sustituyendo al lesionado Lyle Sendlein.

— Los dos golpes más duros de la noche: El recién llegado profundo D.J. Swearinger martillando al ala cerrada Zack Ertz en el primer periodo para evitar la conversión y obligar a un gol de campo, y el ala cerrada Troy Niklas, quien accidentalmente se entre-llevó en un intento de regreso de patada a Patrick Peterson con tal fuerza que Peterson perdió el balón. Niklas saltó sobre el balón para salvar la jugada.

— Los Cardenales puede estar 12-2, sin embargo, no han asegurado todavía una semana de descanso en postemporada, y el equipo que los persigue muy de cerca llega a la ciudad esta semana. Empacadores-Cardenales un partido bastante bueno, ¿no?

arianslockerblog.jpg
This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising