Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Cardenales Derrotados En Denver

Campbell y Stanton podrían quedar fuera, mientras Manning lanzó para 479 yardas en la victoria de Broncos 41 a 20

Cardenales-Derrotados-En-Denver2.jpg


El receptor de Broncos Demaryius Thomas vence al esquinero Antonio Cromartie para conseguir una de sus 8 recepciones en la derrota de Cardenales el domingo 41-20.


DENVER – El resultado del domingo no fue nada agradable, pero no por la derrota que sufrieron los Cardenales. Ya que esa fue inevitable.

Pero por más significativo que haya sido que los Cardenales fallaran una y otra vez, Incluso el entrenador Arians reconoció después de la derrota, 41-20 ante los Broncos en el Estadio Sports Authority "Estoy más preocupado por las lesiones que por el resultado."

El ala defensiva Calais Campbell salió lesionado – Arians calcula que estará fuera alrededor de tres a cuatro semanas – esto después de que se lastimara el ligamento colateral medio (MCL) de su rodilla derecha en un bloqueo debajo de la cintura que Arians describió como "la jugada más sucia que jamás ha visto." El mariscal de campo Drew Stanton abandonó el juego con una conmoción cerebral obligando al novato y tercer mariscal de campo Logan Thomas a ingresar al que sería su debut en la NFL, y algo que podría obligar a Thomas a iniciar el próximo partido ante Pieles Rojas.

Es posible que Carson Palmer, que lanzó algunos pases antes del partido, pueda regresar de la lesión en su hombro para el partido contra Washington, por ahora, los Cardenales (3-1) solo tienen un mariscal de campo saludable en su plantel.

El esquinero Patrick Peterson abandonó el juego con una lesión de tobillo pero insistió en que estaría bien, de igual manera los Cardenales están a la espera de noticias acerca de la lesión del ala cerrada Troy Niklas, quien salió del juego con un tobillo lastimado.

"Todo se trata de como enfrentas la adversidad," dijo Peterson. "como respondes cuando los ánimos están por debajo, de eso se trata. Tenemos que aprender de ello y reagruparnos."

Arians se molestó cuando se habló del bloqueo debajo de la cintura que recibió Campbell por parte de Thomas, y dijo "alguien tiene que dar respuestas por eso. Una multa no va a arreglar las cosas mientras (Campbell) esté fuera de tres a cuatro semanas."

Pero Arians insistió en que eso no debe afectar a su equipo.

"Si tienes liderazgo en tu equipo, nunca vas a perder dos al hilo," comentó.

Ayudará el hecho de que los Cardenales no enfrentarán a Peyton Manning otra vez. Los Broncos (3-1) estuvieron electrizantes a la ofensiva y eso gracias a Manning. Su primer pase para anotación fue el número 500 en su carrera, y para cuando el partido había terminado, había tirado para cuatro anotaciones y 479 yardas el mejor número en su carrera.

A menudo el blanco fue el receptor Demaryius Thomas, a quien los Cardenales confiaron al esquinero veterano Antonio Cromartie. Las cosas no funcionaron del todo bien. Thomas sobrepaso su número de yardas totales de esta temporada tan solo en la primera mitad, y terminó con ocho recepciones para una marca de la franquicia de 226 yardas y 2 anotaciones.

Cromartie aceptó su culpa después de esto.

"Todo lo que estudiamos en las video grabaciones lo hicieron," dijo Cromartie. "Para mí, este fue por mucho el peor juego de mi carrera."

Sin embargo, los errores a la ofensiva, fue lo que colocó a los Cardenales en un mal lugar. La defensa en general, estuvo sólida. Pero en lo que más consterno a Arians fue la ineficiencia que se mostró en la franja roja, y esto fue lo que afecto a los Cardenales temprano en el partido.

Los pases que dejaron caer fueron un problema. Los Cardenales terminaron extraoficialmente con seis pases que dejaron caer, repartidos por todos lados: dos para Ted Ginn, y uno de Michael Floyd, Larry Fitzgerald, Andre Ellington y John Brown. Esto no incluye un pase ligeramente errado de Stanton para el ala cerrada Rob Housler en la zona de anotación con el cual Housler pudo haber posicionado a los Cardenales en zona de gol de campo y también un cerrado pase fallido de 49 yardas de Stanton a Brown para anotación que golpeó los dedos de Brown. Stanton terminó con solamente 11 completos de 26 intentos antes de abandonar el partido por lesión.

Algunos pases completos vinieron en tercera oportunidad eso hizo que se mantuvieran vivas las series. El pase fallido de Brown en tercera oportunidad vino justamente antes de que Manning conectara con Thomas para un pase de anotación de 86 yardas que le diera la ventaja a los Broncos 21-13.

"(Los pases que dejamos caer) fueron muy inoportunos también," dijo Fitzgerald, quien tuvo tres atrapadas para 57 yardas. "Las terceras oportunidades, pudieron haber extendido las series. Eso nos mató."

Dos veces, la defensiva intercepto a Manning – la primera por el esquinero Jerraud Powers, y la otra por Campbell. Campbell, el nativo de Denver. Debió haber tenido una anotación pero permitió ser detenido por Manning. Después Ellington corrió para cinco yardas hasta la anotación, hasta ese punto los Cardenales estaban abajo solo 14-13.

Sin embargo cuando Stanton fue golpeado, todo cambió. La ausencia de Campbell claramente se resintió en la defensa – la defensa de Broncos corrió para cinco yardas en la primera mitad, pero 87 en la en la segunda  – pero sin Stanton no había ofensiva.

Thomas batalló como era de esperarse. Fue capturado más (dos veces) que las veces que logro completar (una, en ocho intentos). Su única conexión fue un espectacular pase a Ellington quien después de atraparlo corrió para 81 yardas hasta la anotación.

Fue una memorable primera conexión para Thomas. Pero esto no fue suficiente.

Ahora probablemente tendrá que jugar.

"Gracias a Dios aprendo muy rápido," dijo Thomas. "estoy esperando que se dé la oportunidad. Pero si Carson o Drew pueden volver, estará muy emocionado por tener a cualquiera de ellos de regreso. Sin embargo, si es mi turno, tendré que ser el hombre."

Eso fue lo que Arians buscaba que su equipo comprendiera. Una victoria en Denver no le hubiera dado a los Cardenales un campeonato, y de la manera en la que salieron las cosas  – las lesiones y todo lo demás  – no le ponen fin a la temporada.

"Es por eso que entrenamos," dijo el centro Lyle Sendlein. "no es como si saliéramos al campo a enfrentarnos todos los días en un 11 contra 11. Se trata de confiar en el individuo que tienes a un lado. Rara vez hay un partido donde nadie sale lesionado. Siempre habrá alguien que deba decir presente y entrar al partido."




 

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising