Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Estableciendo Un Estándar En La Corrida

Wells y Cardenales adquieren empuje con el juego por tierra

estableciendounestandar.jpg


El corredor Beanie Wells cierra el acarreo arrollando a Corey Webster (23) y Greg jones de los Gigantes para entrar en la zona de anotación la semana pasada en el Estadio University Of Phoenix.



El casco del defensor profundo de los Gigantes Corey Webter salió volando y el linebacker Greg Jones cayó de espalda mientras Beanie Wells bajaba su hombro y se impulsaba por pie propio a la zona de anotación.    

Una yarda fue todo lo que consiguió, aunque también fue merecedor de seis puntos. No obstante su valor va mucho más allá, con la imagen de Webster y Jones siendo arrasados por el corredor de los Cardenales permanente en la memoria de todos los presentes en el Estadio University Of Phoenix.   

"Es el establecer un estándar," dijo Wells. "Es como vas a presentarte y cómo vas a jugar el partido."

La piernas de Wells produjeron 138 yardas acarreando y tres touchdowns en 27 intentos contra los Gigantes, lo que significa sus cifras más altas en cada categoría en lo que va de su carrera. Pero fue la manera como Wells consiguió la mayoría de éstas yardas lo que podría representar algo mucho más importante tanto para él como para los Cardenales.   

Los siete de enfrente en la defensiva de los Gigantes siempre han sido muy fuertes, Aún así Wells pasó sobre ellos – y entre ellos – en repetidas ocasiones. Los superó varias veces con su brazo de contención. Ganó yardas muy difíciles,  consiguió correr externamente y ganar algunas yardas en el perímetro mientras los Gigantes buscaban colapsar el interior.      

Eso no fue suficiente para lograr la victoria – lo que todavía el miércoles tenia de mal humor a Wells – pero "eso mostró nuestro potencial," dijo el mariscal de campo Kevin Kolb.   

Además, Wells estaba trabajando por debajo del 100 por ciento, con su constante problema en el tendón de la  corva (Wells estuvo limitado en el entrenamiento del miércoles una vez más). A pesar de que se perdió un juego debido a ese mismo tendón, Wells ya tiene 331 yardas en 59 acarreos y líder de la NFL con cinco touchdowns por tierra.    

Lo más importante, es la manera en la que Wells está consiguiendo sus yardas, en la lucha cuerpo-a-cuerpo, con un estilo corriendo-entre-rivales que parece ser una respuesta para los críticos que no lo han considerado lo suficientemente enérgico.     

"Eso desmoraliza a la defensa," dijo el tackle Jeremy Bridges, quien cubrió en la mayor parte del juego contra Gigantes ya que Brandon Keith sufrió una lesión en la rodilla. "Cuando consigues seis, siete (yardas) por intento, y estas corriendo el balón y ellos saben que vas a correr, y no pueden detenerte, eso simplemente los descorazona. Es lo divertido de esto."  

La capacidad de los Cardenales de llevar eso con ellos a Minnesota significará mucho el domingo. Los Vikingos no han ganado, pero una cosa que ellos han hecho bien es frenar la corrida. En cuatro partidos, han permitido solamente 305 yardas por acarreo. El ala defensivo Jared Allen dijo que "ni siquiera los Leones pudieron correr el balón contra nosotros" y la defensa de los Vikingos contra la corrida ha sido uno de sus puntos sobresalientes.  

"Contra el ataque terrestre," dijo Allen, "creo que lo estamos haciéndolo bien."  

El entrenador en jefe Ken Whisenhunt reconoció que la confianza crece con ese tipo de actuaciones, pero que los Cardenales necesitan aprender como lanzar con mayor consistencia para darse a ellos mismos una ayuda cuando Wells no es tan efectivo.   

"Los entrenadores defensivos no te van a permitir correr el balón a tu antojo, semana a semana," dijo el guardia Rex Hadnot. "No importa que jugada se ordene, como liniero ofensivo, debemos ser capaces de hacer nuestro trabajo y hacerlo a un alto nivel."  

Cuando Wells ha tenido la oportunidad de correr esta temporada, la unidad ofensiva se ha visto ejecutando bien. Es una consistencia que ha estado ausente en parte de la ofensiva por algunos años.

Correr sobre Webster no fue suficiente para Beanie, quien se aseguró de mirar fijamente a su oponente derribado cuando la jugada terminó y hacerle sentir – cortésmente, ¿correcto? –su dominio.

"Es parte de mi estilo de correr," dijo Wells. "Siempre ha sido parte de lo que me gusta hacer."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising