Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Extendiendo El Campo

FitzStretch2Main.jpg


Un intento de pase largo a Larry Fitzgerald pasa por encima de la cabeza del receptor en el tercer periodo durante la derrota del domingo contra Indianápolis.
 
 
Durante el recorrido por la postemporada de los Cardenales la temporada pasada, cada uno de los partidos de eliminatoria del equipo fueron enmarcados por un tema recurrente: Un pase largo de Kurt Warner a Larry Fitzgerald, haciendo brillar cada vez a la ofensiva. 

Una jugada de toma-y-dame (Flea-flicker) contra los Falcones. Atrapada entre doble cobertura contra las Panteras. Bombazo para touchdown contra las Águilas.

Cuando el engarce profundo de Warner-a-Fitzgerald casi se consigue el tercer periodo contra los Potros –"Eso precisamente fue lo que le dio un giro al partido," comentó Warner sobre su lanzamiento que sobrevoló al totalmente desmarcado Fitzgerald—eso acentuó  uno de los elementos que le han faltado a los Cardenales. 

Cuando los Cardenales se sincronizan, ellos saben cómo extender el campo. 

"Simplemente de la manera que yo juego, recorridos por el campo, eso emociona a los compañeros, motiva a la ofensiva y mete a los aficionados en el partido," dijo Fitzgerald. "Pero (los rivales) no son tontos. Saben cómo me gusta hacerlo, conocen cuáles son mis fortalezas y cuáles son mis debilidades. Van a jugarle a eso. Debemos aprovechar cuando tenemos oportunidad pero no de ser necios y tomar la opción menos aconsejable."

Fitzgerald no es el único elemento potencial para extender-el-campo. La lesión de rodilla que ha maniatado al receptor abierto Steve Breaston, quien también emergió como una amenaza alterna en territorio profundo el año pasado, ha limitado las opciones de Breaston  (y de la ofensiva).

Tenemos también los embates sobre el lanzador y la protección de los Cardenales, que en ocasiones no ha dado a Warner suficiente margen para permitir que las rutas profundas se desarrollen.

"Cuando no tienes oportunidad de lograr la gran jugada eso cambia el ritmo y tambalea la posición de campo, después se convierte mas en una ofensiva "dink-and-dunk" (solo rutas para pase corto) y lo tienes que hacer juagada tras jugada tras jugada—y es difícil hacer eso en este negocio," dijo Warner. "No hay duda, tú tienes presión inmediata, eso evita que puedas realmente intentar  algunos disparos a campo profundo—inclusive si es un pase de 15 o 20 yardas y no necesariamente un bombazo, solamente extendiendo el campo y poniendo presión en esos individuos en el fondo de tal manera que jueguen hacia atrás sobre sus talones y otros espacios se abrirán."

Mucho se ha hecho con las estadísticas de Fitzgerald esta temporada mientras esperan por una poco posible producción semanal como la que consiguió durante los playoffs, cuando alcanzó los dignos totales de ocho juegos en solo cuatro: 30 atrapadas, 546 yardas, siete touchdowns.
 
Inclusive Fitzgerald colocó la barra muy alta, y reconoció, "No pienso que estoy jugando a ese mismo nivel que jugué el año pasado."

Pero un juego en campo profundo no necesariamente aliviará todas las aflicciones, y extender el campo sigue siendo solo un aspecto en el que los Cardenales desean mejorar. 

"Cuando consigues grandes jugadas en campo profundo, (los problemas)  logras pasarlos por alto porque puedes lanzar un pase de 50 yardas al fondo del campo y hacer jugadas espectaculares," comentó el corredor Tim Hightower. "La gran jugada lo hace más fácil.

"Pero para ser la ofensiva que nosotros queremos ser, no vamos a poder lanzar el balón 70 yardas al fondo del emparrillado en todos y cada uno de los juegos. No es tanto la gran jugada es mas la consistencia."

Los pensamientos de Hightower son como un eco de los de Warner, ya que también hizo notar que los grandes pases de los Cardenales hace un año atrás en más de una ocasión los sacó de apuro y finalmente les permitió enmascarar algunos problemas.

Eso es lo que debió haber sucedió con el bombazo largo en el partido contra Potros. Los Cardenales habían luchado en el segundo cuarto especialmente contra la arremetida de Indianápolis sobre Warner. Al momento del pase profundo, los Potros ganaban apenas 21-10, Indianápolis recientemente había fallado un intento de gol de campo y los aficionados los abuchearon de cualquier manera. Fue después cuando el defensor de los Potros hostigó a Fitzgerald en la jugada que no cuajó.

Fitzgerald, cuyo pase atrapado más largo esta temporada es de 25 yardas, habría conseguido un touchdown de 63 yardas—solo que el balón navegó muy por encima de su cabeza.
 
"Fue desafortunado por que como usted sabe la manera en la que los equipos nos están jugando limitarán la cantidad de lanzamientos y uno trabaja todo el juego para prepararlos," dijo Whisenhunt. "Pero no es diferente de cuando estas dentro de la yarda 10 y sueltas el balón. El resultado final es el mismo."

PUNTOS EXTRA

El esquinero Dominique Rodgers-Cromertie se fracturó un dedo en el juego contra los Potros y lo tenía inmovilizado, pero Whisenhunt dijo que el titular se supone que va faltar ningún juego. El vendaje es para cerciorarnos de que no se lastime más adelante durante la semana de descanso, dijo Whisenhunt. …

El corredor Beanie Wells, quien faltó al entrenamiento del miércoles para atender una cuestión personal, regresó a trabajar ayer jueves. …

Los Cardenales ahora están de receso hasta la práctica del lunes que será similar a las dos realizadas esta semana. Los jugadores descansaran una vez más el martes antes de regresar de nuevo a los trabajos habituales el miércoles.
 

 

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising