Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Halcones Marinos Arrebatan La Oportunidad A Cardenales

La oportunidad de asegurar la NFC Oeste se esfumó con la derrota ante Seattle 35-6.

Halcones-Marinos-Arrebatan-La-Oportunidad-A-Cardenales.jpg


El mariscal de campo Ryan Lindley trata de lanzar un pase ante la presión de la defensa en la derrota de Cardenales el domingo por la noche 35-6 ante los Halcones Marinos.


Los Cardenales no aseguraron el título de la división Oeste de la NFC el pasado domingo por la noche, ni tampoco obtuvieron el sembrado número 1 de la NFC para la próxima postemporada.

No solo no ganaron, si no que ni siquiera jugaron bien en su gran función de "Sunday Nigth" en el Estadio University of Phoenix, siendo arrollados por los Halcones Marinos de Seattle, 35-6, con su nuevo mariscal de campo Ryan Lindley batallando durante todo el encuentro.

Pero, sobre esto Lindley comentó, "Estamos en postemporada. Este no es el final del camino."

Ahora, los Cardenales (11-4) ingresan a la postemporada como comodín. Es casi seguro que terminarán como el quinto sembrado de la NFC a menos de que logren conseguir un poco de ayuda. Los Cardenales tienen que vencer a los 49´s (7-8) y esperar un revés de los Halcones Marinos (11-4) contra Carneros en Seattle. De esa manera los Cardenales aún podrían llevarse la corona de la división Oeste de la NFC, y – dependiendo de otros resultados – Los Cardenales aún podrían ser los sembrados número 1 de toda la NFL.

"Vamos a lamer nuestras heridas," dijo el apoyador Larry Foote. "necesitamos un poco de ayuda para ganar el Oeste."

Pero eso parece estar lejos ante la actual situación de mariscal de campo que enfrentan los Cardenales. Drew Stanton fue desactivado por una lesión en su rodilla. El novato Logan Thomas entró a lanzar un pase

(incompleto) al inicio del partido. Dejando a Lindley, quien no fue capaz de producir algo más de lo que consiguió en algunas de sus actuaciones como novato en el 2012.

"La sacudida comienza y termina aquí," dijo Lindley. "por mi parte, esta no es la manera como quiero jugar."

Lindley terminó 18-44 para 216 yardas y una intercepción, 102 de las yardas mencionadas se produjeron en el último cuarto cuando el juego ya estaba fuera de alcance. Los Cardenales solamente pudieron convertir 3 de 15 terceras oportunidades.

El entrenador Arians dijo sentir que Lindley necesita más apoyo por parte de la unidad ofensiva de los Cardenales.

"Los puntos iban a ser un premio para nosotros," dijo Arians. "Pero en general, lo hizo bien como yo esperaba."

Lindley aún sigue sin poder completar un pase de anotación en su carrera después de cinco inicios como titular  en la NFL. Parecía que tenía la oportunidad de lograrlo al inicio del partido cuando los Cardenales tuvieron la sensación de tener el control del juego en el segundo periodo.

Los Cardenales convirtieron el primero de tres sorpresivos intentos fallidos de gol de campo por parte del pateador de Seattle Steven Hauschka – uno más que todos los intentos fallidos esta temporada – en una serie ofensiva que alcanzó la yarda 6 de Seattle con un primero y gol. Pero la serie fue detenida, y los Cardenales tuvieron que conformarse con tres puntos tomando así la ventaja. El lleno total en las gradas fue estalló en un frenesí.

Entonces en la segunda jugada de los Halcones Marinos durante su siguiente posesión, el mariscal de campo Rusell Wilson puso un pase perfecto al ala cerrada Luke Wilson, quien dejo atrás a la defensa para una anotación de 80 yardas. Ese fue un duro golpe del cual los Cardenales realmente nunca se recuperaron.

En un juego donde los Cardenales necesitaban dominar a la defensiva debido a sus carencias ofensivas, Los Halcones Marinos terminaron con 596 yardas ofensivas, incluyendo unas irreales 267 yardas terrestres. Wilson corrió para 88 yardas, incluyendo una escapada de 55 yardas, el corredor Marshawn Lynch, quien ni siquiera jugó el primer periodo por malestares estomacales, tuvo solamente 10 acarreos pero con 113 yardas, incluyendo un espectacular acarreo rompiendo múltiples tackleadas para escaparse 79 yardas hasta la anotación.

Wilson además tuvo 339 yardas aéreas completando 20 de 31 pases. Los Halcones Marinos terminaron golpeando con 10 jugadas de al menos 20 yardas.

"Jugando contra ese equipo, sabíamos que no debíamos dejarlos anotar simplemente considerando loe poderosa que es su defensiva y porque estábamos jugando con nuestro tercer mariscal," dijo el esquinero Patrick Peterson. "No significa que estemos buscando excusas. Pero sabemos cómo defensa que es un premio si el equipo rival no nos puede hacer anotaciones."

Ante todos estos problemas, los Cardenales tuvieron un breve destello a la mitad del camino cuando en el tercer cuarto los Halcones Marinos no fueron capaces de extender la ventaja 14-3 hasta ese momento. Con Seattle en su yarda 11, Wilson lanzó un pase que por poco era atrapado por Peterson cerca de la yarda 20 de Seattle. Que de haberse llevado a cabo, quizá el juego hubiese tomado otro rumbo. Pero Peterson no logró quedarse con ese balón.

Los Cardenales después anotaron un gol de campo para poner el juego 14-6, pero por segunda vez, los Halcones Marinos respondieron con un pase de Wilson a Wilson. Esta vez fue de 20 yardas, y eso fue todo lo que Seattle necesitaba considerando la forma tan poco eficiente en la que estaba jugando la ofensiva de Cardenales.

"Estoy tratando de dejar todo esto en el olvido tan pronto como sea posible." Dijo el receptor Larry Fitzgerald, a quien le lanzaron en 11 ocasiones pero solo logró 4 atrapadas para 33 yardas. "Solamente quiero borrar esto de mi memoria. Somos un equipo de postemporada. Pero debemos quitar este sabor de nuestras bocas."

Los Cardenales solamente corrieron para 29 yardas en 15 acarreos, y Arians dijo que los Cardenales probablemente debieron haber corrido más el balón. Pero Lindley negó esto diciendo que el juego terrestre no cree que haya impactado en su juego, señalando que había oportunidades disponibles que los Cardenales – y él – debieron  haber capitalizado.

"No sé si la sincronización estaba ausente o que fue lo que sucedió, pero obviamente no funcionó," dijo Fitzgerald.

Los Cardenales perdieron por primera vez en casa esta temporada. Arians se aseguró que el mensaje al final del partido fuera evidente – aún queda un partido ante los 49's, y otra oportunidad de quedarse con la división. Y si no es así los Cardenales tendrán que viajar para el partido en la ronda de comodines y enfrentar la postemporada de esa manera.

"No tenemos alternativa" dijo el ala defensiva Frostee Rucker. "Es parte del juego. Debemos seguir adelante. Esto debe quedar fuera de nuestras mentes. Perdimos dos (ante Seattle) este año, y espero que los podamos enfrentar en los playoffs una vez más."

Images from the Sunday Night Football game against Seattle


This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising