Sacando máximo provecho de la adversidad 

Con la victoria de Patriots 13-3 sobre Rams durante el Súper Bowl LIII, la temporada 2018 pasa a formar parte de los anales de la NFL y al mismo tiempo comienza la temporada 2019.

Aunque, es el 13 de marzo cuando oficialmente inicia el nuevo año fiscal de la liga, Cardenales están desde ya a toda marcha trabajando en lo relacionado a los reclamos de los “waivers” (jugadores con menos de 4 años de veteranía en la liga recortados por otros equipos) proceso que inició el lunes después del Súper Bowl.

Luego de terminar con marca de 3-13, Cardenales no solo poseen la primera selección global, sino todas las primeras selecciones de la ronda 1 a la 6 en el draft NFL 2019, además serán los primeros en reclamar jugadores recortados por otros equipos (waivers) desde ahora y hasta la Semana 4 de la temporada regular 2019, cuando, de acuerdo a la marca de los equipos, eso podría cambiar.

Si a eso le sumamos el hecho de contar con poco más de $50 millones (por ahora) en espacio salarial y 10 selecciones en el draft de este año, Cardenales están en una posición única para revitalizar el plantel.

Por supuesto que se va a ocupar algo más que solo una renovada plantilla para tener éxito en la temporada por venir. El gerente general Steve Keim deberá ser más sagaz que nunca con las adquisiciones durante la agencia libre y con la manera en la que manejará las selecciones del draft incluyendo lo que decida hacer con la primera selección global.

El entrenador Kliff Kingsbury deberá convertirse en un estratega fuera de serie administrando el potencial de su plantel con el apoyo de su cuerpo técnico.

Vance Joseph nuevo coordinador defensivo de Cardenales implementará su versión del esquema 3-4, y por lo que vimos en su reciente paso por Denver, se trata de un estilo de juego altamente agresivo y con eso la posibilidad de ver a Cardenales regresando a la cobertura hombre-a-hombre y arremetiendo contra los mariscales rivales.

Poco a poco durante los primeros meses del año se irán sumando nombres nuevos a la plantilla de Cardenales vía reclamo de jugadores recortados (waivers) por otros equipos. Aquí el primer movimiento de tal naturaleza.

Texas Tech head coach Kliff Kingsbury watches from the sideline during the first half of an NCAA college football game against Iowa State, Saturday, Nov. 19, 2016, in Ames, Iowa. (AP Photo/Charlie Neibergall)

Advertising