Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Una Muy Feliz Navidad

El avance de Skelton, el gol de campo de Feely dan a Cardenales dramática victoria 27-26 sobre Vaqueros

unamuyfeliznavidad.jpg


El pateador Jay Feely (4) y el ala cerrada Ben Patrick (89) celebran el gol de campo de Feely con el cual lograron una sorprendente victoria 27-26 el sabado por la noche frente a Dallas.




Nombrarlo un milagro de Navidad no sería totalmente preciso.

Sin embargo, en la lista de deseos, ganar el sábado en la noche era la petición numero uno. Lograrlo de la manera que los Cardenales lo hicieron – con Jay Feely acertando un gol de campo de 48 yardas con cinco segundos por jugarse para una emocionante victoria 27-26 contra Dallas en el Estadio University Of Phoenix – significa que Santa decidió conceder con un poco de estilo.  

"No hay nada mejor," dijo el mariscal de campo John Skelton, "que derrotar a los Vaqueros de Dallas el día de Navidad."

Los Vaqueros (5-10) dominaron estadísticamente. Skelton completó solo 11 pases, y solo uno fue para Larry Fitzgerald (ninguno para Steve Breaston). Los Cardenales (5-10) tuvieron una ventaja de 21-3 en determinado momento, solo para ver a los Vaqueros arrebatando esa ventaja con un touchdown con solo 1:41 por jugarse.

A partir de ahí, se mostraron algunas señales milagrosas.

Primero, el pateador de los Vaqueros David Buehler golpeó un intento de punto extra en el poste de la izquierda, lo que significó que los Cardenales solo estaban debajo por dos puntos y un gol de campo representaba la victoria en lugar de solo el empate.

Atrapados en su propia yarda 19 con 1:17 por jugarse, sin tiempos fuera y enfrentando cuarta-y-quince, los Cardenales debían confiar en Skelton. El novato, que había lanzado solo en dos ocasiones en  la dirección de Fitzgerald en todo el día – los dos incompletos – encontró de alguna manera a Fitzgerald en el centro del campo para una ganancia de 26 yardas algo que  repentinamente proporcionó esperanza.

"Tenemos algunos individuos perseverantes" dijo Fitzgerald.

Tres jugadas más adelante, los Cardenales estaban en la yarda 44 de Dallas con solo 25 segundos por jugarse, y en la necesidad de conseguir otras 15 yardas más o menos  para poner a Feely en rango. Bajo una tremenda presión, Skelton se movió hacia la derecha en la bolsa y lanzó con su pie de apoyo en el aire. Consiguiendo de alguna manera la suficiente propulsión en un pase al receptor novato Max Komar para ganar 19 yardas.  

Suficiente espacio para Feely. Los Cardenales se apresuraron para golpear el balón contra el pasto y detener el reloj. Y entonces voló el pañuelo marcando castigo.

El reloj marcaba 10 segundos, y el libro de reglas indica que deben restarse 10 segundos en caso de penalidades que detengan el reloj mientras avanza. Algunos Cardenales se disponían a abandonar el campo, pensando que el partido había finalizado de una de las maneras más crueles.  

No obstante los Cardenales fueron castigados por formación ilegal – el réferi dijo que los jugadores estaban en su lugar, simplemente se habían formado de manera errónea  – de tal manera que la regla de los 10 segundos no aplica.    

"En verdad te digo casi lanzo mi casco," dijo Feely. "Pensé que iban a quitar los 10 segundos. Todos en la banca pensamos que eso sucedería."

Feely todavía tuvo que ingresar al campo y patear el gol de campo, pero esta temporada, ha sido más eficaz que errado.

"Es agradable tener un individuo que acierta esas patadas en situaciones complicadas," dijo el entrenador en jefe Ken Whisenhunt.

Fitzgerald dijo, "Realmente es uno de los mejores (triunfos) que he tenido desde que llegue a los Cardenales."

La defensa estuvo en control al inicio, con los esquineros Dominique Rodgers-Cromartie y Greg Toler ambos consiguiendo intercepciones que regresaron para touchdown – Rodgers-Cromartie de 32 yardas, Toler corrió 66 – con lo cual los Cardenales tomaban la delantera al principio.   

"Tu te enciendes y en ese momento es como si preguntaras, '¿Quien quiere hacer una jugada?'" Dijo Rodgers-Cromartie. "No es simplemente acelerarse o confiarse de mas, es que simplemente no todos estaban realmente adentrados."    

Daba la impresión de que en general los Cardenales permanecerían en control cuando el mariscal de los Vaqueros Jon Kitna, quien de hecho ya estaba reemplazando al lesionado Tony Romo, dejó el juego por una lesión en la cadera. Los Vaqueros se vieron obligados a utilizar al hombre de segundo año Stephen McGee – quien nunca antes había lanzado un pase en la NFL – en la segunda mitad.

Sin embargo fue la ofensiva de los Cardenales la que se atascó. Skelton terminó con 11-de-25 para 183 yardas mientras que Arizona no pudo generar un primero-y-diez en la segunda mitad hasta mediados del cuarto periodo. Los Vaqueros lentamente forjaban su regreso —corrieron para un total de 183 yardas – antes que McGee lanzara un pase flotado de 37 yardas a Miles Austin entre doble cobertura, incluyendo a Rashad Johnson  perfectamente-colocado como safety.    

Repentinamente, aquello parecía una tragedia en Navidad, hasta el fallido punto extra – "No fue una coincidencia que él fallara ese punto extra," dijo Johnson – y luego la inesperada trayectoria para la victoria.

"(Skelton) le pegó a Fitzgerald en los números, y fue muy emocionante," dijo el tackle defensivo Darnell Dockett. "Una vez que vi eso, pensé, 'Posiblemente tengamos la oportunidad de terminar este juego arriba.' "

Con Fitzgerald y Breaston sin ser factores, el novato Andre Roberts tuvo un juego muy sobresaliente, con cinco atrapadas para 110 yardas. Incluyendo el touchdown de 74 yardas, el primer touchdown por pase de los Cardenales desde la jugada final el 21 de Noviembre en Kansas City.

Y mientras que los números de Skelton no fueron espectaculares, su trayectoria final les dio a los Cardenales exactamente lo que esperaban.

"Este día resultó ser un regalo de Navidad bastante bueno," dijo Whisenhunt.

Eso es lo que exactamente Skelton le mencionó a Whisenhunt durante el apretón de manos previo al partido.

"Le dije tenemos un último regalo por desenvolver," comentó Skelton. "Y así sucedió, fue hasta el último minuto pero sucedió."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising