Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Beanie Finalmente Cómodo

El “odio” por el nuevo entorno se transformó en amor para el corredor

beaniefinalmentecomodo080510.jpg


El corredor Beanie Wells dominando el campo durante un entrenamiento de corredores en Flagstaff.




FLAGSTAFF – Odio es una palabra demasiado fuerte, pues…

Nones. véala bien. Es odio.

Beanie Wells odiaba Arizona.

No fue por el hecho de unirse los Cardenales. El corredor no conoció a los Cardenales del Emmitt que estaba al final de su carrera y del Josh McCown que lanzaba pases al revés y aquellos estadios llenos a la mitad.  El solo sabe de los Cardenales de Kurt Warner, Larry Fitzgerald y lo cerca que estuvieron de ganar el Súper Tazón.

Pero Wells solo tenía 20 años cuando le dijeron que debía instalarse en el oeste por motivos de su carrera profesional, lejos de sus 11 hermanos y hermanas y de su casa en Ohio donde creció. No conocía a nadie. Nunca se relacionó con los compañeros de equipo porque no pudo presentarse hasta que el periodo escolar en la Estatal de Ohio finalizó después de concluidas las Actividades Organizadas por el Equipo (OTA's). Su tiempo de juego se vio afectado cuando se lesionó luego de unos pocos minutos de haber ingresado a su primera práctica.

"Todo era extraño para mi," dijo Wells, reconociendo que el odio habría sido para "básicamente cualquier lugar al que le hubiera tocado ir."

Beanie no estaba cómodo. Y lo demostró. Estaba abrumado por todo lo que tuvo que aprender y todo lo que tuvo que dejar. No era solamente el futbol. Wells empezó a mostrar futbol-inteligente para el tiempo en que el equipo ganó en Chicago el 8 de Noviembre, pero el entrenador en jefe Ken Whisenhunt lo envió a casa desde aquel lugar por un par de días de cualquier manera. Coincidió con la oportunidad de que Wells conociera a Christian su hijo recién nacido, pero Whisenhunt lo hizo por que notó que Beanie estaba muy nostálgico      

"Sabía que su mente estaba desconcertada," dijo su compañero corredor LaRod Stephens-Howling. "Podría decir que fue realmente difícil para él aclimatarse."

Era de esperarse. Dos de los hermanos de Wells incluso se fueron a Columbus a vivir con Beanie durante sus días de Universidad. Se encontraba a solo 90 minutos de su casa. Él nunca había estado fuera de su terruño.

Sus colegas corredores realmente no están en la misma situación. Stephens-Howling fue un novato también, pero él no estaba como fuera de sus casillas. Jason Wright ya era un veterano en la NFL. Tim Hightower estaba apenas en su segundo año, pero puesto que él había asistido a un colegio de internos por sus dos años finales de escuela secundaria  antes de la Universidad, estar alejado de casa no le afectó tanto.

Había una pequeña situación que afectó a Wells. "Uno se cuestiona a sí mismo por segunda vez como jugador, y se cuestiona uno mismo por segunda vez como persona," dijo.  

"No puedo imaginarme la presión sobre él el año pasado, ser el seleccionado No. 1 en el draft, no poder estar aquí para los Actividades organizadas por el Equipo (OTA'S), sintiendo como que todo se viene encima de ti," dijo Hightower. "Ahora podemos decir que se siente más cómodo, contando bromas, divirtiéndose. No pienso que el año pasado, él se divertía a estas alturas."   

Estaba de manifiesto el asunto de la gallina-o-el-huevo en todo. ¿Fue el inicio lento de Wells en el terreno de juego consecuencia de su nivel de comodidad fuera del campo? O ¿Podría haber estado bien fuera del terreno de juego es simplemente que jugó mejor al inicio de la temporada?

Nada de eso importa.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising