Advertising

Brice Butler Manos A La Obra

Receptor Brice Butler durante uno de los trabajos de temporada baja
Receptor Brice Butler durante uno de los trabajos de temporada baja

A muchos jugadores de la NFL no les gusta el aspecto negocio de la profesión, optando por enfocarse en la parte del juego mientras su agente maneja los contratos.

Brice Butler disfruta de ambos.

El receptor se convirtió oficialmente en agente libre en Marzo después de tres temporadas con Cowboys, aunque los engranes en su cabeza comenzaron a girar mucho antes. Mientras escaneaba posibles acoples alrededor de toda la liga, Cardenales destacaron.

“Cuando los hermanos Brown se fueron – no son hermanos, aunque así me refiero a ellos (John y Jaron) los hermanos Brown – Le dije a mi agente, ‘Oye, Arizona debería ser uno de los equipos que estamos buscando,’” expuso Butler. “Durante la temporada sentí que podría ser una buena opción si alguno de esos dos jóvenes se marchaba, sabía que estaban en su año de contrato. No conocía a los otros jugadores que estaban aquí, así que pensé, ‘Si esos individuos no destacan y adquieren renombre para la agencia, ese es un grandioso lugar para ir.’”

El gerente general, Steve Keim pasó por alto nombres importantes, de hecho, Butler firmó contrato de dos años y $2.6 millones desde Abril, convirtiéndose en otra opción para el puesto de segundo receptor detrás del estelar Larry Fitzgerald. Butler tiene uno de los currículums más extenso entre los candidatos, con 73 recepciones para 1,177 yardas y ocho touchdowns en cinco temporadas en la NFL.

Sumó 15 recepciones para 317 yardas y tres touchdowns hace un año para Cowboys, promedió un sólido 21.1 yardas por recepción. Aunque un promedio tan elevado generalmente significa que un jugador no está siendo blanco la mayor parte del tiempo, y ese fue el caso cuando Butler se formó detrás de Dez Bryant, Terrence Williams y Cole Beasley en la tabla de respaldos de Dallas.

El orden jerárquico en Arizona no está aún definido, con Butler compitiendo por tiempo de juego contra gente como J.J. Nelson, Chad Williams y el novato Christian Kirk.

“Es difícil decir ahora quién será el receptor No. 2,” indicó el entrenador Steve Wilks durante los trabajos de temporada baja.

Butler espera que el éxito logrado anteriormente contra Cardenales se transfiera ahora que se une a ellos. En 2014, Butler atrapó y acarreó un pase de 55 yardas contra Cardenales mientras jugaba para Raiders. La temporada pasada desempeñó un papel fundamental en la victoria de Cowboys 28-17 en el Estadio University of Phoenix en la Semana 3, atrapando dos pases para 90 yardas, incluyendo un touchdown de 37 yardas para romper el empate en el último periodo.

Mientras se vislumbraba la agencia libre, Butler se acercó al entonces profundo de Cardenales Tyvon Branch para recordarle sobre ese dominio, y solicitando un empujón para que el equipo que lo firmara.

“He estado contendiendo contra ti cada año,” le comentó Butler a Branch. “Diles que me echen un grito.”

Butler fue frenado por una lesión cuando recién llegó, aunque regresó al terreno de juego cerca del final de los trabajos de temporada baja. Eso reflejó lo que ha sido su carrera hasta este punto – en la periferia durante algunos partidos y en medio de la acción en otros.

Butler, que mide 6 pies 3 pulgadas y pesa 220 libras, tiene buena combinación de tamaño y velocidad, aunque Wilks dijo que la consistencia es la característica que lo ayudará a dar el siguiente paso como titular en la NFL.

La oportunidad será justa durante el campamento de entrenamiento, ya que no hay una jerarquía establecida detrás de Fitzgerald en la tabla de respaldos. El nuevo cuerpo técnico ha dejado el puesto sin definir, y Butler espera aprovechar su oportunidad después de jugar como segundo de a bordo en Dallas.

“Nadie quiere ser respaldo,” señaló Butler. “Algunos individuos piensan, ‘Bien, no soy mejor que los tipos que tengo enfrente,’ y eso es lo que debes aceptar, aunque siempre he sido un jugador que piensa que podría estar más tiempo en el terreno de juego. Especialmente después que me dieron oportunidades, hice mis jugadas. Fue difícil. Había muchos jugadores en Dallas, y no había suficientes balones para todos. Esa era la situación allá. Soy un adulto Tenemos agencia libre. Surgió en 1992, creo, así que ahora tuve oportunidad de elegir lo mejor para mi familia y para mí, y eso fue lo que hice.”

Related Content

Advertising