Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Buscando lo que funciona

Luego de cuatro derrotas consecutivas, los Cardenales creen que aún pueden encontrar una fórmula para ganar

buscandoloquefunciona.jpg


El mariscal de campo Derek Anderson (izq.) y el receptor Larry Fitzgerald conversan durante la derrota de los Cardenales 36-18 contra Seattle el domingo.




Hacia largo tiempo desde que Larry Fitzgerald había tolerado atravesar una racha de cuatro derrotas consecutivas.   

Eso sucedió el pasado 2006, durante el último año como entrenador de Dennis Green. Las cuatro derrotas fueron un juego en casa contra Kansas City – una semana antes del cataclismo del lunes por la noche – y en el, Fitzgerald se lastimó el tendón de la corva, lo que lo envió a la banca por tres juegos la ausencia más larga en su carrera.   

No en vano él esperaba que tales cosas se vieran venir.

"Perder cuatro juegos en fila no es algo que quería experimentar nunca más de nuevo,"  dijo el receptor Todo Estrella después que los Cardenales cayeran ante Seattle el domingo, 36-18, para la cuarta derrota consecutiva. "Lo he experimentado en el pasado y conozco el amargo sabor que deja en tu boca.

"Pero sé que tenemos algunos hombres tenaces en estos vestidores. No vamos a permanecer en la derrota. Vamos a luchar para salir de esto.

Los Cardenales no están en la misma situación en la que se encontraban cinco temporadas atrás. Green estaba en ese entonces rumbo a su inminente salida (el desplome de los Cardenales terminó después de ocho derrotas al hilo); el entrenador en jefe Ken Whisenhunt no se va a ningún lado.  

Los Cardenales, sin embargo, están tratando de figurar hacia donde se dirigen.

La manera como los Cardenales habían jugado los dos partidos anteriores –incluso en las derrotas – parecían proporcionar razones para un cierto optimismo. Especialmente recibiendo a Seattle equipo que se había descarrilado durante ese mismo período de tiempo. Luego los Cardenales avanzaron para su primer touchdown en su posesión inicial, y parecían estamparle una tangible evidencia de buena vibra.

Quizá fue esa primera jugada en tercera oportunidad para los Halcones Marinos. Enfrentaban tercera oportunidad y ocho, los Halcones Marinos fueron una vez más con el receptor abierto Mike Williams, quien superó al esquinero Greg Toler para una ganancia de 32 yardas. Fue el inicio de un vertiginoso avance para responder a la anotación de los Cardenales, y el principio de un mal juego para la defensa.

"No pienso que hicimos ni por un momento las cosas bien defensivamente durante todo el día, para ser honesto contigo,"  dijo Whisenhunt.

Sin embargo, fue mucho más allá de la defensa. Whisenhunt mencionó que los Cardenales están atravesando por "momentos difíciles" y eso es irrefutable. Para la semana de descanso los Cardenales estaban 3-2 y se sentían bien con relación a la dirección que llevaba la temporada. Un mes más tarde, increíblemente se encuentran empatados los 49's, quienes han ganado tres de manera consecutiva para darle un levantón a su marca de 3-6. Tomando ventaja de lo que parece ser un calendario favorable este solo podría beneficiar a los Cardenales si ellos, digo, aprovechan ese calendario favorable.

Eso estaba supuesto a empezar el domingo.

"No es la preparación," dijo el tackle nariz Gabe Watson. "Estamos haciendo los mismo ahora que lo que hicimos el año que fuimos al Súper Tazón, o lo mismo del año pasado cuando fuimos a la postemporada. Sencillamente no está trascendiendo."

Eso era lo que básicamente decían los Cardenales después de todo. Trabajó anteriormente. ¿Por qué no puede funcionar una vez más?

El problema es que los Cardenales se están quedando sin tiempo para probar que es verdad. El juego de la próxima semana en Kansas City era ya de hecho importante para este equipo y especialmente para este entrenador, enfrentando al ex coordinador ofensivo de los Cardenales Todd Haley. Ahora una victoria es probablemente necesaria para inyectarle vida a la restante esperanza de la postemporada.

El único modo para que pueda suceder es si los Cardenales encuentran una mejor forma de tacklear. Y de generar más primeras oportunidades. Y otra cantidad de cosas que no salieron bien contra Seattle.  

"Francamente fue malo," dijo Watson. "Por donde lo veas."

Fitzgerald no se veía particularmente contento después del juego, sino que estaba, como de costumbre, tranquilo y refugiado en sus pensamientos. Esto puede suceder, insistió. Las derrotas no deben continuar.

"La respuesta está aquí en estos vestidores,"  dijo Fitzgerald. "Sabemos que este asunto funciona." Ha funcionado para nosotros las tres temporadas pasadas. Como jugadores tenemos que levantarnos y desempeñar las tareas que nos entrenar para hacer.

"Debemos mantenernos unidos. No nos vamos a derrumbar. …Todavía estamos en esto."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising