Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Calladamente, Leach pilar en equipos especiales

El balón cayó básicamente de forma directa sobre la cabeza de Mike Leach, y muy parecido a lo que Smokey Brown lo hizo contra las Águilas, Leach jugó a la perfección. Por supuesto, Brown atrapó el pase largo, mientras que Leach — el centro largo de Cardenales — lo tuvo que hacer fue sofocar el despeje de Drew Butler, algo que hizo a la perfección. Los Cardenales ganaron la batalla de posición de campo en San Luis, y el equipo de patadas de despeje fue una gran razón.

En cuanto a Leach, veterano de 38 años de edad, quien nunca comete un error al centrar el balón y que además cubre en despejes como si tuviera 28 años, realizó una magnífica jugada. Es una de las razones por la que los Cardenales lo mantienen como parte del equipo. Claro, cuesta un poco más de lo que costaría un joven centro largo, pero no se le puede poner precio a algo tan cercano a la perfección en ese puesto. Leach está siempre disponible. Hace su trabajo y lo hace bien. Y uno puede olvidarse de él y ocuparse en otras cosas, como quien va a jugar en la posición de mariscal o quien contendrá a Russell Wilson.

"Quiero pasar desapercibido, para ser honesto," dijo Leach. "Esa es la naturaleza de nuestra posición. Hacer el trabajo, mantener la cabeza agachada y esperar que nadie te vea , mientras el Gato (Chandler Catanzaro) sigue haciendo sus patadas y ganando sus premios y Drew continúa haciendo las cosas muy bien y Justin (Bethel) sigue haciendo todas las jugadas y estas personas son el centro de atención. Entonces puedo de alguna manera permanecer tras los ladrillos y no ser notado, eso está bien. Si algo sucede, y si los compañeros de vez en cuando me dan una palmadita en la espalda, eso también está bien."

Leach, que ha jugado en 198 partidos consecutivos, es capaz de servir como mentor experimentado para los dos jóvenes pateadores de los Cardenales — algo diferente a la temporada pasada, cuando el pateador Jay Feely y el pateador de despeje de Dave Zastudil ofrecían a los Cardenales mucha más experiencia haciendo trio en equipos especiales. Los años de Leach jugando como ala cerrada o receptor (él ingresó a la liga como ala cerrada) le ha dado el trasfondo para rastrear el balón en el aire, como lo hizo en esa patada de despeje en San Luis.

(Leach sirve mucho a la comunidad también, aunque también generalmente huye de la atención que pueda generar al realizar ese tipo de labor.)

Son esas pequeñas cosas en las que Leach se mantiene al frente, al igual que al final de la patada de despeje. Leach hizo un gran trabajo asegurando el balón, sin embargo, el balón siguió suelto cerca de la línea de gol cuando llegaron los refuerzos. El receptor Jaron Brown fue quien saltó sobre el balón para matarlo oficialmente — y mientras que Brown estaba todavía a un par de yardas de la zona de anotación, Leach se aseguró de empujar a su compañero por la espalda, lejos de la línea de gol. La ausencia de esas acciones posiblemente puedan arruinar una gran jugada. Eso, Leach lo sabe.

"He estado aquí por un buen tiempo," dijo Leach.

Ha funcionado muy bien para los Cardenales, también.

Calladamente-Leach-pilar-en-equipos-especiales.jpg
This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising