Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Cardenales Apalean A Águilas, Ganan La NFC Oeste

Dominante 40-17 en Filadelfia opacado luego que Mathieu se lesionó al final del partido

ClinchCardinalsMAIN.jpg


El liniero defensivo Frostee Rucker (92) y Ed Stinson (91), con Calais Campbell (al centro) se preparan para tomarse fotografías con su gorra y camiseta de campeones NFC Oeste luego de la victoria 40-17 el domingo por la noche en Filadelfia.


FILADELFIA – Seis años pasaron desde su último campeonato divisional de la NFC Oeste, Cardenales obtuvieron una vez más su gorra y su camiseta.

La victoria 40-17 sobre Águilas en el Estadio Lincoln Financial Field fue una paliza, la clase de partido que debe tener un equipo que compite para conseguir descansar en la primera ronda de postemporada. Fue la victoria número 12 de la temporada – primer equipo en la historia de la franquicia en lograr dicho número. Y mientras terminaba el reinando de los Halcones Marinos en la división, "no hubo muchos gritos ni algarabía en los vestidores," dijo el entrenador Bruce Arians.

"Asegurar la división Oeste no es la meta," agregó Arians.

La meta es alcanzar el Súper Tazón 50. Aunque ganar la división en la función de "Sunday Night," frente a la audiencia nacional, fue simplemente el primer paso.

Había una razón para que cualquier celebración se suavizara. El profundo Tyrann Mathieu, en medio de una temporada calibre Pro Bowl, tuvo que salir del partido lesionado sin contacto cuando trataba de regresar una intercepción al finalizar el partido. Arians dijo no tener "idea" del diagnóstico de Mathieu, pero el esquinero Patrick

Peterson dijo que estaba esperanzado en que Mathieu su amigo y compañero en la defensa secundaria estará bien.

El mariscal de campo Carson Palmer la llamo una victoria "agridulce" debido a la lesión de Mathieu.

Los Cardenales (12-2) necesitan a Mathieu. Ya que aún no aseguran ese descanso en postemporada  – no después de que Empacadores (10-4) se mantienen con vida en esa persecución con la victoria del domingo – pero están muy cerca.

Y esos empacadores vienen al Estadio University of Phoenix la siguiente semana, jugando ante un equipo que ha ganado 8 juegos seguidos por primera vez desde 1948.

Lo lograron escudados en el corredor novato David Johnson que corrió 187 yardas – la mayor cantidad para un Cardenal desde que Beanie Wells le propinara a los Carneros en San Luis 228 el 27 de Noviembre del 2011 – y en una defensiva que obligó cuatro volteretas, incluida la del apoyador Deone Bucannon siendo su primera intercepción regresada para touchdown en su vida (y su primera intercepción en la NFL.)

"Tenemos grandes aspiraciones," dijo Bucannon. "Como todos los demás en la NFL, queremos ganar el Súper Tazón. Ese no es un secreto. Este es el primer paso."

Los Cardenales parecían que estaban en camino de tomar la ventaja con gran estilo desde la primera jugada. El mariscal de campo Carson Palmer tenia a John "Smokey" Brown completamente desmarcado para lo que iba a ser un bombazo de 78 yardas en la primer jugada.

Excepto que Brown dejó caer el balón.

En lugar de eso, Palmer – 20 de 32 para 274 yardas y un pase a Brown para touchdown más tarde en el partido – logró comandar a su equipo en una metódica marcha que terminó con el primero de los tres touchdowns por tierra

de Johnson. Los Cardenales estuvieron excelentes en  distancias cortas, en parte gracias a Johnson. Johnson además tuvo un acarreo estilo Marshawn Lynch de 47 yardas para touchdown, corriendo entre una mole humana antes de lograr salir de alguna forma por la lateral y escapar hasta la zona de anotación.

"Estaba hablando con los veteranos, esto no pasa seguido en tu año de novato," dijo Johnson. "Ayudar al equipo, y hacerlo las cosas bien en general como equipo. No puedo bajar la guardia."

Cardenales corrieron 230 yardas. También han anotado 445 puntos esta temporada, rompiendo la marca de la franquicia impuesta en la temporada que terminó en el Súper Tazón del 2008 (427) y todavía restan dos partidos. Cardenales además han ganado siete juegos de visita por primera vez.

"Hay muchas estadísticas, pero al final del día, todos recuerdan quien ganó el Súper Tazón," dijo Bucannon.

Los Cardenales salieron sin el centro titular Lyle Sendlein (rodilla) y el profundo titular Rashad Johnson (tobillo). Águilas (6-8), quienes recibieron un duro golpe en sus aspiraciones en la NFC Este, movieron el balón en ocasiones con su estilo de ofensiva alto-tempo pero no pudieron sobreponerse a las múltiples volteretas.

"Fue bueno lograr que algunas cosas encajaran hoy," dijo el tackle defensivo Frostee Rucker. "Usualmente tenemos juegos apretados, y esos juegos muestran el carácter de nuestro equipo porque peleamos hasta el final, pero esta noche, lo concretamos. Controlamos el balón. Ellos tenían algo porque pelear al igual que nosotros."

La celebración no fue exagerada pero eso no significa que los Cardenales no gozarán las camisetas y las gorras a las cuales Arians hizo referencia toda la semana. Rucker y sus compañeros de la línea defensiva sacaron fotografías con sus teléfonos celulares – las camisetas dicen "El Oeste Está Asegurado" – y había algunas sonrisas, a pesar de que la situación de Mathieu impregnaba al equipo.

Se le preguntó a Arians si estaba feliz de vestir la gorra de campeones divisionales. No es sorpresa, Arians le restó importancia.

"Tengo un armario lleno de estas," dijo Arians. "Esto es genial. Pero quiero una que diga mucho más que esta."

Images from the Cardinals' Week 15 matchup with the Eagles


This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising