Cardenales estupendos en las rondas 2 y 3 del draft 

El pasado viernes durante el segundo día del draft NFL 2019, Cardenales consiguieron tres interesantes selecciones, primero se adjudicaron al esquinero de la Universidad de Washington Byron Murphy con su selección original de segunda ronda.

Más adelante Cardenales consiguieron lo que bien podríamos considerar “un estupendo robo” con el reclutamiento del receptor Andy Isabella producto de la Universidad de Massachusetts (UMass) con la selección de segunda ronda adicional que adquirieron en el intercambio de Josh Rosen con Miami.

Creo que Isabella deberá aportar de inmediato en la ofensiva ‘air raid’ que se pretende establecerá el nuevo entrenador en jefe de Cardenales Kliff Kingsbury y que deberá incluir bastantes pases estilo 'quick hitting.’

Ya había comentado en un blog anterior al draft que sería importante sumar al cuadro de receptores de Cardenales a un receptor veloz y escurridizo, capaz de generar espacio desde el momento mismo del saque de balón arrancando desde la ranura y por lo visto hasta ahora, Isabella cuenta con todos los atributos para desempeñarse en esa posición.

En el 2018, el receptor con estatura de 5 pies 9 pulgada y 188 libras de peso, lideró a nivel nacional en yardas por recepción por partido con promedio de 141.5. En el combine, Isabella corrió las 40 yardas en 4.31 segundos, fue el tercer mejor tiempo en el combine, dejando ver con esto por que fue miembro estelar del equipo de atletismo de los Minutemen.

Durante la tercera ronda que también tuvo lugar el viernes, Cardenales atendieron las filas defensivas, con la primera posición de la tercera ronda, No. 65 global, seleccionando al ala defensiva Zach Allen producto de Boston College.

Allen también puede ser considerado como una estupenda adquisición. De acuerdo con el sitio especializado Pro Football Focus, Allen fue clasificado como el sexto mejor caza-mariscales externo en el draft, incluso por encima de otros destacados prospectos que fueron reclutados en la primera ronda, como Rashan Gary y Montez Sweat.

Entre sus más destacados atributos encontramos su durabilidad. Jugó en los 12 partidos de la temporada regular 2018, es un joven que juega cada partido arduamente, es ‘entrón,’ tenaz y bastante intenso contra el juego terrestre, además podría contribuir en equipos especiales.

Allen nació en New Canaan estado de Connecticut, cumplirá 22 años de edad el 20 de agosto, registró un peso de 285 libras y su estatura alcanza 6 pies 5 pulgadas.

Advertising