Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Cardenales Logran Trascendental Victoria En Seattle

Dos touchdowns al final dieron la victoria 39-32 y una ventaja de tres juegos en la NFC Oeste

EllingtonseaMAIN.jpg


El corredor de Cardenales Andre Ellington deja atrás al profundo Kam Chancellor en un acarreo de 48 yardas para el touchdown que selló la victoria 39-32 el domingo en la noche en Seattle.


SEATTLE – Andre Ellington corrió pegando a la banda lateral frente a su propia banca, sus compañeros de equipo explotaron en señal de júbilo incluso después de que lograra la anotación que aseguró el partido, porque sabían lo que eso significaba.

Los Cardenales fueron a ganarle a los Halcones Marinos en el estadio CenturyLink – 39-32 fue el marcador final – para superar así a su principal rival en la NFC OEste. Consiguiendo de esta manera una ventaja de tres partidos en la división sobre Halcones Marinos y Carneros con siete partidos aún por jugarse. Además coronaron de esa manera una noche que fue emocional por múltiples razones obteniendo el mejor de los finales.

"No puedo estar más orgulloso de este equipo," dijo el entrenador Bruce Arians. "Por la forma en que lo ganamos, y como lo ganamos."

En dos ocasiones, el mariscal de Campo Carson Palmer comando series de touchdown para lograr la victoria, mientras la defensiva hacia todo lo posible por detener al siempre escurridizo Russell Wilson quitándole la posibilidad de armar una remontada por sí mismo. Los Cardenales (7-2) en cierto momento tuvieron ventaja de hasta 19-0, antes de caer abajo en el marcador, 29-25, al iniciar el último periodo.

En una noche donde el guardia izquierdo titular Mike Iupati sufrió una escalofriante lesión en el cuello y tuvo que salir transportado

fuera del campo en ambulancia – Iupati resultó estar bien, y estaba en los vestidores con sus compañeros al final del partido – desmoronándose en la recta algo que no era lo que los Cardenales necesitaban.

El dominio Ofensivo de la primera mitad se desvaneció precipitadamente. Palmer tuvo dos balones sueltos provocados por capturas siendo estos regresados a lo profundo de su propio territorio, con un balón regresado hasta la zona de anotación y el otro ubicó a los Halcones Marinos (4-5) a tres yardas de otro touchdown.

Los Cardenales estaban abajo en la pizarra. Sin embargo, "nuestro nivel de confianza nunca bajó," dijo el receptor Larry Fitzgerald.

Primero vino una marcha de 10 jugadas y 83 yardas que terminó con un pase de 14 yardas de Palmer al ala cerrada Jermaine Gresham. Entonces la defensiva de Cardenales – la cual permitió 16 puntos en la segunda mitad – fue determinante y le brindó a Palmer y compañía la oportunidad de sellar el encuentro.

"Las últimas semanas, nuestro entrenador estuvo hablando acerca de jugar un partido de 60 minutos," dijo el profundo Tyrann Mathieu. "En un lugar como Seattle, tienes que confiar en la persona que este a tu lado."

Palmer hizo valida esa creencia.

"Somos un grupo muy resistente," dijo Palmer. "Esto gracias a nuestro entrenador. Creo que los bueno equipos y los equipos realmente buenos  – esperemos buenos equipos – adquieren la mentalidad de su entrenador. Creo que es lo que Bruce Arians nos aporta y hemos dejado que eso se vierta en nuestras mentes por la manera en la que trabajamos, por la manera en la que nos preparamos para jugar y últimamente, por la manera en la que jugamos."

Los Cardenales no contaron en el último periodo con Michael Floyd quien tuvo dos anotaciones en el primer tiempo debido a un tirón en el tendón de la corva. Pero si tenían a Jaron Brown, quien logró múltiples atrapadas cruciales, destacando una en la que

consiguió 10 yardas de ganancia en un pase que fue rosado en el aire y parecía que iba a ser interceptado durante la trayectoria en la que se consiguió la anotación de Gresham.

Los Cardenales tenían ventaja de tres puntos y tenían el balón con 6:02 por jugarse. La atrapada de Brown de 8 yardas convirtió un tercero y tres en primera oportunidad para seguir con la trayectoria. Y entonces, justamente en la pausa de los dos minutos y con los Cardenales en tercera y cuatro, Arians mandó una jugada de pizarrón para Ellington ante la inminente carga de Seattle.

La jugada ya se había presentado al inicio del partido, sin embargo los Cardenales optaron por lanzar un pase pantalla flotado en esa ocasión. Esta vez, Ellington tomó el balón y se desplazó por el exterior del tackle izquierdo Jared Veldheer, y arrancó de esta manera pegado a la banda lateral.

Luego de haberse salido del terreno de juego en una jugada crucial en el partido ante Baltimore unas semanas atrás, ese error no volvió a repetirse esta vez.

"Todo lo que pensaba era 'tengo una primera oportunidad,' " dijo Ellington. "Una vez que dejé al esquinero y miré la zona de anotación – vi al (receptor) Brittan (Golden) con el bloqueo, fue cuando me die cuenta que podía anotar."

"Mucha gente estaba diciendo, 'no vayas a pisar fuera,' " dijo Arians con una sonrisa. "Yo dije, 'Vete hasta la zona de anotación. (Improperio)."

Y lo consiguió, 48 yardas más adelante. Los Cardenales lograron su victoria más importante de la temporada.

"Sabíamos que sería una batalla durante los 4 periodos," dijo Floyd. "No fue como lo habíamos planeado, pero nos mantuvimos unidos."

Los Cardenales aporrearon con 451 yardas a los Halcones Marinos. Y sus 39 puntos fueron la mayor cantidad de puntos permitidos desde el inicio de la era de la "Legión del Boom" Los Halcones Marinos tenían marca de 15-2 en partidos en horario estelar bajo la batuta del entrenador Pere Carroll, incluyendo 9-0 en casa.

Esas estadísticas hacen la noche del domingo aún mucho más especial.

Palmer completó 29 de 48 pases para 363 yardas y tres anotaciones, con una intercepción Fitzgerald (10 atrapadas para 130 yardas) y Floyd (7 para 113) ambos sobrepasaron las 100 yardas. A pesar de que el juego del corredor Chris Johnson realmente nunca fue el mejor, los Cardenales nunca abandonaron el juego terrestre (tuvo 25 intentos para solo 58 yardas) pero la juagada final de Ellington impulsó el juego de Cardenales a 117 yardas terrestres.

Los Halcones Marinos eventualmente lograron mover el balón un poco – el mariscal de campo Russell Wilson tuvo 240 yardas aéreas y otras 52 terrestres – pero los Cardenales, debido a las volteretas, se pusieron a sí mismos en una situación en la que tuvieron que remontar.

"No puedo decir más sobre la resistencia de nuestro equipo," dijo Arians. "Un gran número de cosas nos salieron mal durante siete u ocho minutos."

De nueva cuenta, eso también significa algo en el análisis final.

"Es un constructor de la confianza," dijo Mathieu. "Fue una gran victoria divisional. Sin embargo debemos mantenernos siempre firmes."

Images from the Cardinals' Week 10 game against the Seahawks


This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising