Cardenales se quedaron cortos en Baltimore frente a Ravens 

CardsCortosEnBaltimore

Cardenales no consiguieron la victoria el domingo, sin embargo, superaron la mayoría de las expectativas en la derrota 23-17 frente a Ravens en el Estadio M&T Bank en la ciudad de Baltimore.

Cardenales tuvieron a varios jugadores con destacadas actuaciones, y aunque no ha sido la manera más efectiva de iniciar la temporada, podemos afirmar también que ha sido mucho mejor de lo que varios expertos y analistas habían vaticinado.

Cardenales cayeron en Baltimore 23-17 en otro partido bastante cerrado y nuevamente el equipo del entrenador Kliff Kingsbury tuvo oportunidad al final, aunque por alguna razón lucieron fuera de sincronía después de haber tenido un inicio mucho más contundente que el que tuvieron en la Semana 1 en casa contra Detroit.  Además de una serie de errores mentales que terminaron por pasar factura.  

Cardenales ahora ostentan marca de 0-1-1 y este inicio podría tener ciertos tintes de frustración considerando que en los dos partidos jugados hasta ahora el equipo estuvo en posición de ganar.

Kyler Murray continúa demostrando que fue la decisión correcta para Cardenales, el seleccionado en la primera ronda global del draft NFL 2019 terminó con 25 completos de 40 intentos para 349 yardas. El problema para la ofensiva de Cardenales ha sido su consistente estancamiento al llegar a franja roja.

La ausencia del juego terrestre en la ofensiva de Cardenales ha sido un factor notable en los dos primeros juegos de la temporada regular en Baltimore David Johnson solo tuvo 7 acarreos.

Es obvio que por el otro lado el juego aéreo este a la orden del día y eso es algo enormemente positivo, sin embargo, en la NFL es importante ser efectivos también por tierra, especialmente en franja roja.

El receptor de segundo año Christian Kirk consiguió su primer juego de más de 100 yardas por recepción, mientras que el legendario receptor Larry Fitzgerald aportó 104 yardas por recepción logrando por primera vez en los últimos 4 años dos juegos consecutivos superando las 100 yardas por recepción. Aunque, cuando la ofensiva de Cardenales ingresa en franja roja el juego aéreo no ha sido hasta ahora el más efectivo.

Durante los dos partidos de la temporada regular jugados hasta ahora, Cardenales han alcanzado la franja roja en 8 ocasiones y solo en dos han anotado touchdown.  Eso podría deberse en gran medida a la clase de jugadas que se han venido ejecutando cuando el equipo llega debajo de la yarda 20, el domingo en Baltimore fue evidente la ausencia del juego terrestre en esta clase de situaciones lo que facilita el trabajo de las defensivas rivales.  

Y ya que tocamos el tema de la defensiva, la de los Cardenales se fue superada en la segunda mitad por una combinación de elementos que incluyó primero las piernas del mariscal de Ravens, Lamar Jackson, situación prácticamente imposible de evitar, y segundo la cobertura de las alas cerradas, algo que deberá ser atendido de inmediato.

Jackson corrió para 120 yardas y lanzó para 272 de las cuales 112 fueron al ala cerrada Mark Andrews, esto después de que en la Semana 1 frente a Detroit el ala cerrada novato T. J. Hockenson superara también las 100 yardas por recepción contra la defensiva de Cardenales.

A pesar de la derrota en Baltimore, el crecimiento de Cardenales versión 2019 es evidente, los pronósticos tenían a Cardenales siendo superados con gran facilidad por Ravens, en un partido que incluso en algún momento en la recta final le brindó a los de Arizona la oportunidad de conseguir la victoria.  

Si la tendencia de Cardenales mantiene su actual dirección, el próximo partido que será en casa domingo 22 de septiembre con la visita de Carolina Panthers al estadio State Farm podría arrojar resultados mucho más positivos.

Related Content

Advertising