Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Con 5-1, Cardenales Se Enfocan En Sí Mismos

El equipo está en la cima de la NFC Oeste, pero el calendario entra en un tramo difícil

Con-5-1-Cardenales-Se-Enfocan-En-S-Mismos.jpg


El apoyador Larry Foote celebra su primera captura de la temporada el domingo durante la victoria de los Cardenales.


OAKLAND, Calif. – Antes de la patada inicial del partido entre Cardenales y Raiders el domingo, Seattle el tan mencionado rival de la NFC Oeste perdía su segundo partido consecutivo para colocarse con marca de 3-3 en lo que va del año.

Para cuando el equipo aterrizó en Phoenix, los 49's estaban también en camino a su tercera derrota.

Entre medio, los Cardenales lograban exactamente lo que se requería en una racha de dos semanas contra equipos que están batallando: Emerger triunfantes.

Estos dos últimos partidos no han sido una exhibición abrumadora de dominio de parte de los Cardenales – sin embargo tanto contra Pieles Rojas así como contra Raiders se han visto más sólidos alrededor del cuarto periodo – pero

en la NFL, a qué hora consigues los puntos importa muy poco. Es complicado atravesar una semana alrededor de la liga sin un resultado que lo obligue a uno a rascarse la cabeza, y en juegos consecutivos los Cardenales evitaron esa trampa.

Y a pesar de que el entrenador Bruce Arians continúa moderando las expectativas, la tabla de posiciones ahora muestra a los Cardenales solos cima de la división, dos juegos de ventaja sobre cualquier rival en la columna de las derrotas.

"No somos especiales, pero tenemos un gran numero de individuos que jugarán duro durante 60 minutos," dijo Arians. "Sabemos que no somos especiales. La única cosa sobre la que hablamos durante toda la semana fue, nunca subestimes a tu oponente y asegurarte con un carajo de no sobrestimarte a ti mismo. No hemos hecho nada todavía, excepto llegar a 5-1. Queda muchísimo futbol por jugarse todavía."

Los Cardenales necesitaban la victoria en Oakland, porque el próximo domingo comienza la parte complicada del calendario rumbo a la recta final de la temporada regular. Diez partidos, comenzando con Águilas en casa, que pondrán a prueba el temple del equipo.

"Todos los domingos se hace más grande y más grande," dijo el tackle izquierdo Jared Veldheer. "No es más que un buen inicio. Tenemos que mantener la mentalidad de 'Tenemos que ganar cada semana y ver dónde caen las fichas.' "

El domingo, los Raiders estaban debajo por un punto en el tercer periodo, hasta que los Cardenales montaron una de sus más impresionantes trayectorias de la temporada – ocho jugadas para 80 yardas en cuatro minutos, 22 segundos –

coronada por un touchdown producto de un acarreo de 4 yardas de Stepfan Taylor.

Eso comenzó a dejar sin aire las velas de Oakland, y los Cardenales no dieron tregua, utilizando una larga trayectoria en el cuarto periodo para conseguir un gol de campo y poner el partido fuera de alcance.

"Esa es la cosa," dijo Taylor. "Uno no puede subestimar a ningún equipo de la NFL. Especialmente en ese estadio, cualquier cosa puede suceder."

Los Cardenales son por ahora uno de sólo un puñado de equipos con una sola derrota en el 2014 ¿Y qué hay de lo que sucedió al inicio de la jornada 7?  – logrando mantenerse a flote San Luis le propinó una absolutamente sorprendente derrota a los Halcones Marinos.

"¿Seattle perdió?" preguntó el receptor Larry Fitzgerald. "No tenía ni idea."

Si Arians sabía, no iba a compartir la noticia con sus jugadores antes del partido. Ganar era motivación suficiente.

"No me importa," dijo. "No afecta nuestro juego de ninguna manera. Cuando empiezas a ver las pizarras electrónicas buscando resultados te pueden petar el trasero. Es mejor estar preocupado sobre la tarea en cuestión. Ninguno de esos otros asuntos importa."

A Fitzgerald no le gustó la sensación que dejó el año pasado, mientras buscaba actualizaciones de otros resultados en la semana 17, cuando los Cardenales necesitaban una derrota de Nueva Orleans para tener una oportunidad en postemporada. Los Santos ganaron ese día, lo que dejó fuera al equipo de la postemporada antes de su partido contra 49's.

Ahora los Cardenales están en el asiento del conductor en la división. Los jugadores en los vestidores saben cuántos partidos quedan todavía por jugarse en la temporada, y cómo es que les corresponde seguir empujando.

"Uno no puede controlar lo que alguien más está haciendo alrededor de la liga," dijo Fitzgerald. "Sólo debemos atender debidamente nuestro negocio."

Los Cardenales han hecho eso las últimas dos semanas, consolidándolos de cara al futuro.

OAKLAND, Calif. – Antes de la patada inicial del partido entre Cardenales y Raiders el domingo, Seattle el tan mencionado rival de la NFC Oeste perdía su segundo partido consecutivo para colocarse con marca de 3-3 en lo que va del año.

Para cuando el equipo aterrizó en Phoenix, los 49's estaban también en camino a su tercera derrota.

Entre medio, los Cardenales lograban exactamente lo que se requería en una racha de dos semanas contra equipos que están batallando: Emerger triunfantes.

Estos dos últimos partidos no han sido una exhibición abrumadora de dominio de parte de los Cardenales – sin embargo tanto contra Pieles Rojas así como contra Raiders se han visto más sólidos alrededor del cuarto periodo – pero en la NFL, a qué hora consigues los puntos importa muy poco. Es complicado atravesar una semana alrededor de la liga sin un resultado que lo obligue a uno a rascarse la cabeza, y en juegos consecutivos los Cardenales evitaron esa trampa.

Y a pesar de que el entrenador Bruce Arians continúa moderando las expectativas, la tabla de posiciones ahora muestra a los Cardenales solos cima de la división, dos juegos de ventaja sobre cualquier rival en la columna de las derrotas.

"No somos especiales, pero tenemos un gran numero de individuos que jugarán duro durante 60 minutos," dijo Arians. "Sabemos que no somos especiales. La única cosa sobre la que hablamos durante toda la semana fue, nunca subestimes a tu oponente y asegurarte con un carajo de no sobrestimarte a ti mismo. No hemos hecho nada todavía, excepto llegar a 5-1. Queda muchísimo futbol por jugarse todavía."

Los Cardenales necesitaban la victoria en Oakland, porque el próximo domingo comienza la parte complicada del calendario rumbo a la recta final de la temporada regular. Diez partidos, comenzando con Águilas en casa, que pondrán a prueba el temple del equipo.

"Todos los domingos se hace más grande y más grande," dijo el tackle izquierdo Jared Veldheer. "No es más que un buen inicio. Tenemos que mantener la mentalidad de 'Tenemos que ganar cada semana y ver dónde caen las fichas.' "

El domingo, los Raiders estaban debajo por un punto en el tercer periodo, hasta que los Cardenales montaron una de sus más impresionantes trayectorias de la temporada – ocho jugadas para 80 yardas en cuatro minutos, 22 segundos – coronada por un touchdown producto de un acarreo de 4 yardas de Stepfan Taylor.

Eso comenzó a dejar sin aire las velas de Oakland, y los Cardenales no dieron tregua, utilizando una larga trayectoria en el cuarto periodo para conseguir un gol de campo y poner el partido fuera de alcance.

"Esa es la cosa," dijo Taylor. "Uno no puede subestimar a ningún equipo de la NFL. Especialmente en ese estadio, cualquier cosa puede suceder."

Los Cardenales son por ahora uno de sólo un puñado de equipos con una sola derrota en el 2014 ¿Y qué hay de lo que sucedió al inicio de la jornada 7?  – logrando mantenerse a flote San Luis le propinó una absolutamente sorprendente derrota a los Halcones Marinos.

"¿Seattle perdió?" preguntó el receptor Larry Fitzgerald. "No tenía ni idea."

Si Arians sabía, no iba a compartir la noticia con sus jugadores antes del partido. Ganar era motivación suficiente.

"No me importa," dijo. "No afecta nuestro juego de ninguna manera. Cuando empiezas a ver las pizarras electrónicas buscando resultados te pueden petar el trasero. Es mejor estar preocupado sobre la tarea en cuestión. Ninguno de esos otros asuntos importa."

A Fitzgerald no le gustó la sensación que dejó el año pasado, mientras buscaba actualizaciones de otros resultados en la semana 17, cuando los Cardenales necesitaban una derrota de Nueva Orleans para tener una oportunidad en postemporada. Los Santos ganaron ese día, lo que dejó fuera al equipo de la postemporada antes de su partido contra 49's.

Ahora los Cardenales están en el asiento del conductor en la división. Los jugadores en los vestidores saben cuántos partidos quedan todavía por jugarse en la temporada, y cómo es que les corresponde seguir empujando.

"Uno no puede controlar lo que alguien más está haciendo alrededor de la liga," dijo Fitzgerald. "Sólo debemos atender debidamente nuestro negocio."

Los Cardenales han hecho eso las últimas dos semanas, consolidándolos de cara al futuro.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising