Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Creyendo Desde El Principio

El receptor abierto, luego de un largo recorrido, evoluciona como un blanco principal

creyendodesdeunprincipio.jpg


El receptor Early Doucet consigue una de sus ocho atrapadas contra Vikingos para una marca personal en su carrera.



Cuando Early Doucet fue reclutado por los Cardenales en el 2008, todo lo que quería era competir por un puesto.  

"No ingresas a la liga pensando que vas a ser un Salón de la Fama,"  dijo el receptor de cuarto año, y en aquel entonces, con Larry Fitzgerald y Anquan Boldin afianzados y un joven jugador de nombre Steve Breaston emergiendo, Doucet no era tan necesario de cualquier manera.  

Desde entonces, el viaje de Doucet ha sido menos sobre pasos al Salón de la Fama y más sobre como permanecer en la liga. Sus primeros tres años han sido de arranques y frenadas  debido a las lesiones, su potencial se ha visto reprimido.

No pudo haber un jugador mejor equipado para manejar esto que Doucet. Se acumula la frustración, por supuesto. Sin embargo alentado por el apoyo de la familia – y su notable vocación por su religión  – Doucet nunca se ha visto amedrantado ante los múltiples contratiempos, incluyendo una hernia deportiva (y su operación) la temporada pasada.      

Con Breaston y Boldin fuera, los Cardenales se enfocaron en Doucet. Consiguió una marca-personal de ocho recepciones en Minnesota, para 92 yardas. Logró arriba de 100 yardas por recepción en el juego inaugural (y habría tenido una segunda recepción para touchdown de no haber sido anulada por un castigo), mientras que ya estableció la mejor marca en lo que va de su carrera en yardas por recepción con 309.

"No se puede predecir el futuro," dijo Doucet. "Solo tienes que tomarlo con calma. Ese ha sido mi enfoque. Siempre he creído que las cosas suceden por una razón así que he mantenido mi fe en Dios y sé que Él tiene un plan para mí. Buenos tiempos o malos tiempos, deseo mantener la misma actitud. Los altibajos son parte de la vida."    

Ha habido más bajas que altas para Doucet. Nunca ha jugado más de 10 juegos en una temporada, se ha perdido 22 de sus 48 posibles juegos en sus primeros tres años por diversas dolencias.

Sin embargo, siempre se ha creído en él, eso le ha permitido ingresar en la alineación cuando ha regresado de sus lesiones. A pesar de sus contratiempos, los Cardenales nunca han considerado dejarlo ir.

"Ha sido lo suficientemente consistente de manera que, cuando está dentro, sabes que puedes contar con él," dijo el entrenador de los receptores John McNulty. "Él fue de alguna manera ahorrando todo eso (plusvalía)  en las diferentes presiones que se le presentaron. Fue algo bueno que haya hecho eso.    

"Algunos jugadores no se dan cuenta que pueden salir y tener algunos entrenamientos malos y luego te lesionas y te pierdes dos semanas, toda mundo sabe acerca de ese mal entrenamiento o esos dos malos entrenamientos que tendrás en el campamento. Con él, cuando iba a estar ausente, no tenía malos recuerdos. Te acuerdas del buen jugador en el que se puede confiar y estas esperando que regrese."     

El ideal de Doucet es trabajar arduamente y dejar que los resultados lleguen, ya que solo puede trabajar hasta cierto punto. Se cambió el número antes de la temporada, del 80 que usó sus tres primeros años al 85 una manera de representar un nuevo inicio y distanciarse de su pasado plagado de lesiones.  

"Está jugado con mucha confianza," dijo el receptor abierto Larry Fitzgerald. "A pasado por una experiencia muy difícil."  

"Eso incluye el peso de ser el primer jugador en la NFL de su pueblo natal San Martinville en Luisiana o crecer con su padre ausente la mayor parte del tiempo. Para la época en que llegó a la NFL y con lesiones a las que tenía que hacer frente, él estaba acostumbrado a apoyarse en su Mamá, en su hermana y en miembros de la familia.    

Nunca, comentó, ha dejado que su fe sea alterada.

"Siempre tengo una sonrisa en la cara a pesar de que exista algo que no esté marchando de la manera como yo quiero que vaya," dijo Doucet. "Siempre estoy tratando de encontrar algo positivo de toda situación."   

Mientras que el mariscal de campo Kevin Kolb desarrolla mayor química con Doucet – fue blanco en 16 ocasiones contra Minnesota – el receptor abierto podría acabar obteniendo un papel aún más grande. Si Doucet ha considerado una cosa, sin embargo, es no dejarlo pasar.

Él solo trabajará para estar listo esta semana. El resto sucederá conforme se vayan dando las cosas.

"He pasado por muchas cosas en mi vida," comentó Doucet, "así que estoy agradecido por estar ahora en la etapa de la NFL."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising