Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

De hecho, 120 son suficientes para el draft

Los números se presentaron de la siguiente manera: Primero, hubo 13,000 posibles reclutas entre estudiantes de último año y prospectos estudiantes de penúltimo año. Esa cifra fue recortada con bastante facilidad a 2,000. Ese grupo se esculpió a 591 prospectos de dignos reclutas. Los Cardenales, encabezados por el gerente general Steve Keim, aplicaron entonces lo que Keim llama "el filtro Cardenal," que cuela a algunos jugadores basándose en problemas de personalidad, problemas médicos o jugadores que no se ajustan a los Cardenales esquemáticamente.

A partir de ahí, el equipo construye su ahora famosa pizarra de los "120," que clasifica a los jugadores del 1 al 120 en orden basado en quiénes creen los Cardenales que son los mejores. En teoría, si su selección se presenta en la posición global número 20, escogerán de entre los jóvenes que permanecen en la pizarra al que se encuentre en la posición más alta (que no será el joven número 20 independientemente de lo que suceda, porque todos los equipos ven las cosas de diferente manera.) Cuando su selección de segunda ronda se presente en la posición global número 52, de nuevo, ¿Quién es el joven que permanece en la pizarra y que se encuentra en la posición más alta?

El mejor ejemplo de esto sucedió en el impresionante draft de los Cardenales en el 2004, durante el cual se armaron con Larry Fitzgerald, Karlos Dansby y Darnell Dockett en las primeras tres rondas.

"Las tres primeras selecciones se encontraban dentro de los 17 mejores jugadores en nuestra pizarra," dijo Keim. "Eso fue inaudito, conseguir jugadores de entre más de 60 selecciones que se encuentran entre los primeros 17 en nuestra propia pizarra. Parte de esto es la capacidad de identificar como parte del personal quién puede jugar, quién no puede y quién se ajusta bien. Algunas veces, se correr el riesgo con algún individuo que pudo haber tenido algunos problemas, ya sea Darnell surgiendo, Tyrann (Mathieu) surgiendo, lo que sea que venía agregado a ellos en asuntos fuera del terreno de juego nos convencimos de que sabíamos quiénes eran como personas de futbol. Apasionados, amantes del deporte. Lo he dicho muchas veces, si lo aman lo suficiente, uno siente que tiene oportunidad de redirigirlos por el camino correcto."

Aquí viene lo bueno: ¿Esos 120 nombres? Se mantienen con los Cardenales a lo largo de todo el proceso del draft. No parece como si lo hicieran. Con 254 selecciones en el draft, las matemáticas dicen que 120 nombres no cubrirían a un equipo. Pero sucede cada año, algunas veces para los sorprendidos miembros de la oficina administrativa que recién se ha integrado y que pasan por el proceso por primera vez. Eso habla de las diferencias que los equipos tienen en la forma como ven a los jugadores y la forma como las necesidades y el esquema se ajustan al proceso del draft. A medida que el draft avanza, las necesidades podrían impactar la elección entre dos jugadores estrechamente considerados, pero como los Cardenales lo demostraron el año pasado con Andre Ellington — mencionando que su calificación sobresalía como un pulgar adolorido en la sexta ronda luego que los Cardenales recientemente habían reclutado a Stepfan Taylor — ellos se mantienen fieles a la cuestión de la pizarra.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising