Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Deducciones después de Delfines

Una semana corta se inicia de la mejor manera posible. Vamos a ponerlo de esa forma.

¿Usted que dice? Incluso el entrenador en jefe Ken Whisenhunt en su declaración inicial reconoció que había muchas áreas por corregir que no iba a abordar ni hacer referencia de todas ellas. No obstante, los Cardenales ganaron. No estoy seguro cómo – es difícil creer que la anotación de 80 yardas de Hartline no haya sido una estocada final, y los Delfines desde luego pensaron que podía serlo – pero no fue así.

Kevin Kolb tuvo un par de momentos inestables. Pero estar campo adentro, y ver el dardo que le lanzó a Andre Roberts para el touchdown del empate, se vio aún más impresionante de cerca. En cuarta oportunidad, nada menos ... sólo otro paso hacia adelante. No, no debió haber lanzado esa intercepción en la zona de anotación. Él lo sabe, Whisenhunt lo sabe, todos lo sabemos. Pero lo superó. Lo mismo hicieron todos los Cardenales. Inconcebible.

4-0.

– Los Cardenales no contaron con Darnell Dockett, sentado con el tendón de la corva lesionado, pero el safety Adrian Wilson regresó por la venganza después de perderse un partido. Wilson fue el mejor del equipo con 10 tackleadas, una captura, dos tackleadas para pérdida, dos golpes al mariscal de campo, un balón suelto forzado, tres pases desviados y casi consigue una intercepción lanzándose en increíble clavado hasta que la repetición se la despojó. Con todo lo que ha pasado durante el partido, sería fácil perder de vista tal rendimiento. Pero no es posible.

– Patrick Peterson tuvo una noche para el olvido regresando patadas de despeje. Promedió sólo 4.5 yardas por devolución. Fue censurado con tres balones sueltos, dos en un solo regreso (aunque afortunadamente todos ellos recuperados). Solicitó inexplicablemente recepción libre de un despeje en su propia yarda tres, y gracias a Dios por Dave Zastudil eso no afectó a los Cardenales.

"Estuve un poco presionando hoy, la pelota estuvo cayendo un poco más rápido," dijo Peterson. "Estaba tratando de apresurarme y tratar de quedarme con el balón en mis manos para intentar el despegue. No fui paciente hoy. Definitivamente no era yo el de los regresos de patada, pero eso no volverá a suceder. Le dije al equipo de regreso, que era mi culpa. Tenemos 12 juegos más para llegar a la zona de anotación y hacer lo correcto."

– Los Cardenales involucraron a todo mundo el domingo en el juego aéreo. Fitzgerald fue blanco en 15 ocasiones – 8 recepciones para 64 yardas, y un touchdown – incluso Michael Floyd tuvo cuatro recepciones. Roberts jugó un futbol excelente, con 118 yardas. Ahora, Kolb no debe ser capturado ocho veces. Algunos fueron por quedarse demasiado tiempo con el balón y otros por la línea ofensiva. El tackle novato derecho Bobby Massie fue hostigado por Cam Wake en la primera mitad, aunque estuvo un poco mejor en la segunda mitad (Wake aun así tuvo 4 ½ capturas.) Mayormente, sin embargo, cuando era el momento preciso, Kolb se veía muy bien en la bolsa de protección.

– Sin embargo, esa intercepción en la zona de anotación. No debió suceder. "Una decisión terrible, un tiro terrible," dijo Kolb. Él lo comprende.

– William Gay fue acosado en varias ocasiones como esquinero. Continuó desempeñándose como níquel, pero Greg Toler estuvo en varios saques de balón como el hombre en el lado opuesto de Peterson tanto en la formación base como el paquete níquel. Jamell Fleming fue la figura poco común en el paquete níquel.

– La otra cara del juego por pase: Ryan Williams no parece ser parte del paquete "sin reunión," (no-huddle) que los Cardenales utilizaron muchas veces el domingo. Los Cardenales tuvieron 15 intentos de acarreo y, sumando las capturas, 56 jugadas por pase. Williams terminó con solo 26 yardas en 13 acarreos. Si usted me hubiera dicho que eso equivaldría a una victoria, no lo habría creído.

– El pateador Jay Feely consiguió un castigo por conducta antideportiva en una patada de entrega que ingresó en la zona de anotación al inicio del segundo tiempo. Pudo haber sido malo, pero los Cardenales obligaron a patada de despeje. Feely dijo que los Cardenales planeaban utilizarlo para ayudar a defender contra un bloqueador de los Delfines. En una patada de entrega, Feely tuvo la oportunidad de golpear al jugador por detrás. Feely lo hizo y fue penalizado.

"El árbitro dijo," Bueno, fue un "touchback" (no habría intento de regreso) no deberías haber hecho eso,' " dijo Feely. "Yo respondí 'no sabía que era un "touchback," yo estaba corriendo para hacer el bloqueo.' Me alegro de que no obtuvieran puntos.

– Fue la victoria 500 en la historia de la franquicia.

– Hubo errores, obviamente, pero el mariscal de campo de los Delfines Ryan Tannehill luce como una verdadera promesa.

– Los Cardenales, según "Elias Sports Bureau," tienen ahora una marca durante su historia de 10-214-1 cuando han estado perdiendo al menos por 13 puntos al medio tiempo. Esto pone de relieve la ocasión.

– La última vez que los Cardenales superaron un déficit de por lo menos 13 puntos al medio tiempo fue el 12 de septiembre 1999 en Filadelfia. Caramba, eso fue antes de que yo me encargará de cubrir a este equipo. (Odas para Mark Dalton y Liu Randall por estas dos últimas estadísticas.)

– Las 253 yardas por recepción de Brian Hartline no es la máxima cantidad en la historia para un oponente de los Cardenales. Anthony Allen tuvo 255 contra los Cardenales en 1987. ¿Quién es Anthony Allen? Bueno, fue un jugador de remplazo durante la huelga de 1987, en un partido contra los Cardenales de San Luis en aquel entonces. Él quedó fuera cuando los jugadores regulares regresaron, sin embargo consiguió un lugar con Pieles Rojas al siguiente año.

– Es importante hacer resaltar el trabajo del pateador de despeje Dave Zastudil. Nueve despejes para un promedio neto de 47.3 ¿En serio? Muy, muy fabuloso.

Un partido intenso. Ahora viene un viaje para jugar contra Carneros donde los Cardenales han dominado en los últimos tiempos, pero tiempos donde los Cardenales por lo general han tenido una semana para prepararse. No tienen todo ese tiempo ahora – pero es mucho más fácil después de una victoria.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising