Advertising

Deficiencias en lo colectivo frente a Raiders  

Cardenales siguen jugando con bastante determinación a pesar de todas las vicisitudes que vienen enfrentando y que hacen mucho más complicada la situación en todos los frentes. Sin embargo, la falta de inteligencia futbolística continúa siendo un problema en plena semana 11.

Cardenales sufrieron la octava derrota del año, cayeron en su propio nido 23-21 a manos de Oakland Raiders, en un partido que en papel parecía totalmente ganable, aunque al final del día, lo que sucedió en el terreno de juego poco tuvo que ver con ‘el papel.’

Siempre ha sido difícil y poco recomendable señalar a un solo culpable, y esta vez, hasta ese punto es complicado, fueron tantas las deficiencias y de toda clase que bien podemos calificar esta, por encima de muchas otras, como una derrota colectiva.

Las ausencias por lesión fueron otro factor, la ausencia del safety Buda Baker pesó enormemente mientras la secundaria de Cardenales no siempre consiguió los mejores resultados. La recepción de 32 yardas que permitió el esquinero Bené Benwikere al receptor de Raiders, Marcell Ateman, en la última serie fue el preludio de la derrota.

Si las capturas por si solas ganaran los partidos Cardenales tendrían buenas probabilidades. Uno de los rubros donde la defensiva del equipo ha mostrado consistencia es en la cacería de mariscales, frente a Raiders consiguieron 4 más, incluyendo 2 de Chandler Jones, mientras Antoine Bethea y Zach Moore se adjudicaban una cada uno.

La NFL exige memoria corta, aunque debido a la situación por la que están pasando ahora Cardenales y la forma en que se dieron las cosas durante el partido, la derrota contra Raiders podría dejar secuelas a largo plazo. Por eso será importante que el equipo consiga enfocarse en los factores de carácter positivo incluyendo la parada defensiva en gol line, las 137 yardas en 25 acarreos del corredor David Johnson y la manera como Larry Fitzgerald, que consiguió dos atrapadas para touchdown contra Raiders, ha venido contribuyendo a la ofensiva bajo el libro de jugadas del coordinador ofensivo Byron Leftwich.

El mariscal novato Josh Rosen no tuvo una salida de gran provecho, completo 9 de 20 intentos para 136, lo destacado en su boleta de resultados son sus tres pases para touchdown, aparte de los dos a Fitzgerald, Rosen se conectó también en un pase pantalla con el novato Christian Kirk que después de atrapar avanzó a máxima velocidad por 53 yardas a la zona registradora.

Arizona ahora con marca de 2-8 se prepara para visitar a los Chargers en el Estadio StubHub Center en Carson, California.

DeficienciasColectivasVsRaiders-ES

Advertising