Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Después Del Final

Mientras Cardenales tratan de construir sobre su buena racha, un vistazo a equipos que lo han hecho antes

despuesdelfinal.jpg


El ala cerrada Todd Heap se estira para un touchdown en la victoria con la que los Cardenales cerraron la temporada.



El objetivo en la recta final, con el título de la división ya no siendo una opción y la postemporada algo muy remoto, era alcanzar la marca de los .500, y ganar algo de impulso.  

Después que los Cardenales cerraron la temporada con una victoria en tiempo extra – y una marca de 8-8 – el entrenador en jefe Ken Whisenhunt dijo "eso prepara la mesa para nosotros."

"Estamos 1-0 en el 2012," dijo Whisenhunt.

Con esta aseveración, por supuesto, los Cardenales no tienen ya una victoria extra para la próxima temporada, se sentía la buena vibra. El safety veterano Hamza Abdullah que estaba terminando de limpiar su casillero la mañana del miércoles, sintió esa buena vibra.

Desde la fusión de la liga en 1970, solo ocho equipos antes que los Cardenales empezaron la temporada con seis derrotas en sus primeros siete juegos antes de regresar para conseguir al menos una marca de .500 (ningún equipo que ha iniciado 0-7 ha llegado a los .500). Un arranque tan malo como ese usualmente condena al equipo mientras la pelea es interna. Más aficionados hablaban sobre la carrera para elegir a Andrew Luck selección global No. 1 del draft más que de la urgencia de salir del hoyo.   

Sin embargo, una vez que lograron cerrar con fuerza, los Cardenales no pueden estar seguros de como esto se va a traducir. Cada equipo es diferente – escuchamos ese comentario cada año, de entrenadores y jugadores. Whisenhunt señaló que la última vez que los Cardenales finalizaron con marca de 8-8, la siguiente marca fue de 9-7 y un viaje al Súper Tazón, este no sería un absoluto sino solo una coincidencia.     

(Aunque es divertido notar que los Cardenales también pueden completar un interesante ciclo con una marca de 9-7 el próximo año. En el 2006 los Cardenales finalizaron con 5-11, seguido por 8-8 en '07 y 9-7 en '08. Consiguieron 5-11 en '10, 8-8 ahora en '11, ¿dejando qué para el 2012?)

La historia tampoco provee necesariamente una guía, no obstante este es un buen lugar para echar un vistazo a esos otros ocho equipos que resurgieron del mismo bache con finales edificantes – y lo que consiguieron la siguiente temporada:   

-- Los Bengalíes de 1970 incluso llegaron a la postemporada, fueron de 1-6 a 8-6, aunque perdieron su juego de postemporada. En 1971, Cincinnati no pudo encontrar una mejor manera de iniciar, empezaron con 1-7 esta vez en ruta a una marca de 4-10.

-- Los Jets de 1974 de hecho iniciaron 1-7 antes de recuperarse para finalizar 7-7. La temporada siguiente, tuvieron un inicio de 2-1 – luego se desinflaron las llantas y Nueva York terminó con marca de 3-11.   

-- Los Pieles Rojas de 1981 – con Russ Grimm actual asistente del entrenador en jefe de los Cardenales en la línea ofensiva – va a ser el equipo a evocar por cualquier equipo con un poderoso cierre. Fueron de 1-6, a un 8-8, y después en 1982 (a pesar de un calendario asolado por la huelga) Washington arrasó con una marca en temporada regular de 8-1 y ganó los cuatro juegos de postemporada para asegurar un Súper Tazón.

-- Los Bengalíes de 1984 lucharon pero no sirvió de mucho en 1985 mientras incorporaban al joven mariscal de campo Boomer Esiason en la mezcla, y terminaron 7-9 en 1985.    

-- Los Empacadores de 1984 no lograron tampoco dar paso adelante. Volvieron a terminar 8-8 en 1985.    

-- Los Bengalíes de 1996 (así es, Cincinnati aparece tres veces en esta lista de grandes éxitos) empezaron 1-6 dirigidos por Mike Shula y cerraron 7-2 bajo la dirección de Bruce Coslet que reemplazó a Shula. Sin embargo, no aprendieron su lección, iniciaron 1997 con 1-7 antes de recuperarse para alcanzar un 7-9.

-- Los Jets de 1999, con Todd Haley como entrenador de receptores, regresaron a la marca de .500 pero eso no fue suficiente para mantener a Bill Parcells como entrenador. Al Groh llegó en el 2000 – junto con el nuevo asistente Ken Whisenhunt, quien compartía la oficina con Haley – y los Jets iniciaron 6-1 en su camino a una marca final de 9-7.   

-- Los Titanes del 2009 no habrían alcanzado la marca de los .500 si los Cardenales no les hubieran permitido una trayectoria de 99 yardas. La siguiente temporada, los Titanes no pudieron encontrar su paso nuevamente mientras su mariscal de campo Vince Young parecía haber perdido su magia, terminaron 6-10.  

Ahora los Cardenales del 2011 tendrán su propia oportunidad para un segundo intento.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising