Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Día Tedioso En Seattle

Los Cardenales no pudieron superar cinco pérdidas mientras Hall batalló en la derrota 22-10

undiatedioso.jpg


El linebacker Daryl Washington y el ala defensivo Calais Campbell se combinan para obstruir a Justin Forsett corredor de Seattle el domingo en la derrota 22-10.




SEATTLE – Por un momento el domingo, el cielo gris se abrió y se dejo ver el sol en el estadio Qwest Field y la lluvia se alejó.  

Por un momento, los Cardenales sintieron que también tenían esperanza.

Pero al final del partido, las nubes regresaron con un aguacero, un abrigo apropiado para una derrota 22-10 generalmente aburrida contra los Halcones Marinos que le costó a los Cardenales – por ahora – el primer puesto en la Oeste de la Conferencia Nacional.

Cinco pérdidas de balón le costaron a los Cardenales, lo mismo que una ofensiva que no fue a ninguna parte detrás del mariscal novato Max Hall antes de que Hall dejara el partido con una conmoción cerebral. El respaldo Derek Anderson ingresó para conducir a los Cardenales a su primer touchdown ya sea por corrida o pase  en 11 periodos, pero no fue suficiente.

Hall seguirá siendo el mariscal de campo titular de los Cardenales siempre y cuando esté saludable, dijo el entrenador en jefe Ken Whisenhunt, pero los problemas ofensivos no pueden continuar para que los Cardenales puedan sobrevivir.

"Ciertamente estamos batallando ofensivamente por ahora," dijo Whisenhutn. "Esperamos poder resolverlo."

La defensa fue la razón por la que los Cardenales (3-3) se mantuvieron metidos en el partido. Hall solo había completado 4 pases en 16 intentos para 36 yardas y una intercepción antes de que saliera luego de una demoledora captura por el lado ciego  de Chris Clemons en la cual perdió el balón en la yarda 11 de Arizona.

"Obviamente, estoy decepcionado de la forma en que jugué," dijo Hall.  

La defensiva los limitó a un gol de campo, igual que los habían limitado a un gol de campo en el primer avance de los Halcones Marinos (4-2) y de la misma manera como lo hicieron inmediatamente después de que Hall perdiera el balón, tambien lo hicieron luego que Jason Wright no pudiera controlar una patada de entrega que le regresó el balón a los Halcones en la yarda 16 de Arizona.

No obstante, "Pienso que concedimos arriba de 150 yardas por tierra," dijo taciturno el tackle nariz Bryan Robinson agregó después (la cantidad de hecho fueron 144). "Eso no suena impresionante para mi.

"Podemos llamar a eso una victoria moral pero me siento tan mal  como se siente la ofensiva."

Sera difícil que los Cardenales sientan que no habrían podido rescatar uno, incluso sin las angustias ofensivas. Con los Cardenales perdiendo 3-0, el corredor Tim Hightower ensombrecía un gran inicio con 59 yardas en solo seis acarreos –pero el perdió en ese momento otro balón suelto en el momento en que los Cardenales conseguían su primer avance continuo.  

"Eso causa un gran daño," dijo Hightower. "Necesitamos impulso. Tengo que colaborar en esa parte."   

La defensa detuvo, pero el novato Andre Roberts – quien recién había logrado un impresionante regreso de un despeje por 24 yardas – no pudo atrapar una patada de despeje y cuando trato de levantarla con una mano y correr, de un golpe le sacaron el balón y lo recuperó Seattle, más adelante se convertiría en el touchdown solitario de los Halcones Marinos.

El ingreso de Anderson les permitió a los Cardenales cortar 16-7 la desventaja luego que dirigiera una trayectoria para touchdown de 70 yardas con 5:43 por jugarse del tercer período. Pero los Halcones Marinos pudieron seguir moviendo el balón lo suficiente para patear dos goles de campo y quemar el reloj, mientras los Cardenales no lograron encontrar la zona final otra vez.  

"No tuve un buen juego," dijo el receptor abierto Larry Fitzgeradl, quien solo atrapó tres pases para 30 yardas. "Sé de otros muchos que se señalan a sí mismos ofensivamente. No toda la culpa es del mariscal de campo.

"El entrenador dijo después del juego, la defensa hizo su trabajo. Sencillamente no hicimos lo correcto esta vez (ofensivamente)."

Anderson terminó con 8 completos de 17 pases para 86 yardas, pero con la desventaja, se hizo más difícil atacar por tierra – no solo fue la efectividad de Hightower, sino que  Beanie Wells corrió 14 veces para 54 yardas – y esto no ayudó.

El mariscal de campo de Seattle Matt Hasselbeck no brilló precisamente, completó solo 20 de 38 pases para 192 yardas, pero continuo apoyándose en Mike Williams al final, y Williams de 6 pies 5 pulgadas consiguió 11 recepciones para 87 yardas y varias primeras oportunidades que extendieron los avances ofensivos.

"Cuando realmente contó," dijo el esquinero Dominique Rodgeres-Cromartie, "no pudimos sacarlos del terreno de juego."

Los Cardenales reciben la próxima semana en casa a los Bucaneros (vestirán sus uniformes negros por primera vez en la temporada regular) esperando mantener viva su secuencia de evitar derrotas consecutivas, que vienen sosteniendo desde el 2008.

Entonces una vez más, como dijo Robinson, el ir hacia adelante y luego hacia atrás  solo representará una marca de 8-8 para los Cardenales al final del año.

"Si hubiéramos hecho algo ofensivamente," dijo Whisenhunt, "Quisiera pensar que habría sido juego diferente."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising