Advertising

Dificultades Ofensivas Ponen En Riesgo Temporada De Cardenales

El mariscal Josh Rosen lanzando un pase a lo profundo durante la derrota del domingo en Minnesota.
El mariscal Josh Rosen lanzando un pase a lo profundo durante la derrota del domingo en Minnesota.

La ofensiva ha sido escasa para Cardenales a lo largo de seis juegos, y de esto Steve Wilks está lastimosamente consciente.

Así que cuando el entrenador en jefe de Cardenales se sentó el lunes para responder preguntas, él probablemente sabía que podría haber alguien preguntando sobre la condición laboral del coordinador ofensivo Mike McCoy.

“Diría que el empleo de todos está en riesgo, incluyendo el mío, si no ganamos,” expresó Wilks.

Hay pocas dudas de que ahora la temporada se haya dedicado al desarrollo del mariscal novato Josh Rosen como respuesta a largo plazo en la posición. Sin embargo, Cardenales, que reciben a Denver el jueves por la noche durante una semana corta, aún esperan mucho más del lado ofensivo del balón.

Clasificados últimos en yardas por juego, yardas por tierra, tiempo de posesión y conversiones en tercera oportunidad no se supone que es algo que ocurriría incluso con un mariscal novato, no con David Johnson como corredor y Larry Fitzgerald liderando el cuerpo de receptores.

“Cuando las cosas no van bien, creo que todo mundo requiere no solo cambiar el plan de juego, sino también no desistir y ser entregadamente persistente,” expuso Rosen el lunes. “Debemos consultarnos y trabajar unidos para resolver el problema.”

Algo de eso podría ser tal vez incluir más ofensiva sin reunión, con la cual Rosen tuvo buen desempeño en Minnesota durante la solitaria trayectoria ofensiva de Cardenales para touchdown. Rosen reconoció que no tiene mayor preferencia por correr más una ofensiva sin reunión y señaló que Vikings fueron menos agresivos con la gran ventaja en el marcador, por lo que Cardenales “no pueden clavarse demasiado en eso” como un remedio para corregir todos los problemas ofensivos.

Wilks dijo que Cardenales podrían trabajar más con la ofensiva sin-reunión, aunque agregó que es importante en una semana corta trasladar las cosas buenas que hicieron Rosen y la ofensiva en Minnesota solo para asegurarse que la unidad pueda “procesar las cosas y jugar con velocidad.”

“Tenemos que hacer todo lo que podamos en este momento para que esta ofensiva se encamine en la dirección correcta,” añadió Wilks.

Después de terminar con 0-de-10 en tercera oportunidad, Rosen dijo que esas deficiencias son “microcosmos” de problemas ofensivos mayores. Han sido bien documentados – Johnson continúa batallando, en Minnesota corrió 18 veces para solo 55 yardas y perdió un balón suelto además de conseguir solo dos recepciones. La línea ofensiva no ha jugado tan bien como se esperaba, y ahora están batallando con lesiones de los guardias titulares Justin Pugh (mano) y Mike Iupati (espalda) que podrían mantenerlos fuera el jueves.

Además, Cardenales todavía tienen que anotar puntos en el tercer periodo, otra razón por la que Wilks fue tan contundente el lunes en su declaración sobre la situación en los puestos de entrenador.

Rosen comentó que, como mariscal, tiene “gran parte de responsabilidad” en el intento por corregir la ofensiva.

“En su mayor parte, la forma en la que uno consigue eso, es no tratar de alcanzar y empujar más allá de lo que puedes controlar,” señaló. “Al momento en que intentas jugar “al héroe,” terminas pateándote tu propio trasero.”

Sobre esa línea de lo que puede controlar, el novato agregó que él, o cualquier jugador, no puede preocuparse por lo que pueda o no sucederle a un entrenador de cara a un partido.

“Creo que no sería beneficioso para mí intentarlo y poner eso en mi psique,” expresó Rosen.

Broncos tienen sus propios problemas en este momento, ya que han perdido cuatro consecutivos después de iniciar la temporada 2-0. Fitzgerald comentó el domingo que Cardenales hicieron el esfuerzo por corregir las cosas ofensivamente, y no pasará mucho tiempo para que tengan otra oportunidad para demostrarlo de nuevo.

“Somos un equipo de futbol bastante bueno que no juega del todo bien, contrario a un equipo de futbol no muy bueno que juega a su máximo potencial,” dijo Rosen. “Espero que estemos sobre nuestro piso, en lugar de tener un techo bajito.”

ACTUALIZACIÓN EN LESIONES Y MOVIMIENTOS EN ESCUADRA DE ENTRENAMIENTO

Wilks dijo que Pugh, Iupati y Jeremy Vujnovich (tendón de la corva) están todos bajo la condición de día-a-día, aunque reconoció que Cardenales no habían evaluado por completo las lesiones. Pugh podría haberse roto la mano izquierda y la lesión de Vujnovich podría ser un poco más grave. Pugh y Iupati son los guardias titulares, por lo que podría haber algunos cambios el jueves contra Broncos. Vujnovich fue uno de los reemplazos el domingo; Daniel Munyer y John Wetzel terminaron cubriendo esas posiciones en Minnesota.

“Eso realmente no ayuda porque el juego vive, respira y muere en el frente,” expuso Rosen refiriéndose a las lesiones.

Pugh no dio detalles sobre su lesión, aunque expresó que quiere intentar y jugar el jueves. Comentó que sería un problema tanto de dolor como de mecánica, especialmente porque no habrá tiempo de entrenamiento esta semana para probarlo. ...

Cardenales firmaron el lunes al liniero ofensivo Coleman Shelton y al corredor Brandon Wilds para la escuadra de entrenamiento, dando de baja al receptor Bernard Reedy y al corredor Jalen Simmons.

Related Content

Advertising