Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Dolphins húmedas y empapadas conclusiones

El mensaje no fue una sorpresa. Calais Campbell ha estado refiriéndose a todos los partidos como partidos de postemporada y ninguno de los jugadores en los vestidores estaba confundido sobre lo que exactamente estaba en juego el domingo. Sin embargo, cuando Bruce Arians reunió a su equipo después de la lluviosa derrota en Miami y dijo en voz alta que probablemente disipó sus esperanzas de postemporada, "fue terrible escucharlo," dijo el mariscal de campo Carson Palmer. "No creo que eso se haya determinado todavía."

Tal vez fue su caída, pero este equipo realmente nunca pensó seriamente en la idea de no llegar a la postemporada. Hay muchas razones para eso, una es que bajo Arians, este equipo nunca había estado en este apuro. En su primera temporada, Cardenales ganaron siete de ocho en el tramo final y llegaron al pasado fin de semana todavía con una pequeña oportunidad de llegar a la postemporada. En los pasados dos años, habían conseguido a estas alturas de la temporada asegurar un lugar en la postemporada.

No hay razón para extenderse sobre ese punto por ahora. Cardenales tienen tres partidos por jugar, y los últimos dos – viaje a Seattle y a Los Ángeles – no son simplemente otro juego. Ésos siguen siendo personales. La motivación está ahí.

Sin embargo, todo el mundo conocía las expectativas para esta temporada. Quedarse cortos de al menos llegar a postemporada se supone que no era parte de la ecuación.

— Veremos cómo se desarrollan las cosas durante la semana, no obstante, el tackle izquierdo D.J. Humphries salió del partido con una conmoción cerebral y tackle derecho Ulrick John se lesionó en la última jugada ofensiva de Cardenales. No hay seguridad de quiénes podrían quedar para cubrir esas posiciones en caso de que ambos estén demasiado golpeados para jugar. Earl Watford de hecho fue reinstalado como guardia derecho en lugar de John Wetzel, aunque Wetzel tuvo que terminar  jugando de todos modos. Las lesiones terminaron por derrumbar a la línea ofensiva.

Defensivamente, Cardenales ya estaban tambaleantes con el regreso de Tyrann Mathieu y ahora Tyvon Branch tal vez pueda quedar fuera, lo mismo que el esquinero Marcus Cooper.

— La lluvia no es la razón por la que Cardenales perdieron, aunque en ocasiones cayó increíblemente fuerte y fue increíble cómo parecía pegar con fuerza cuando Cardenales tenían el balón.

"Juro por Dios que sentía que cada vez que tocábamos el balón empezaba a llover," dijo el receptor Brittan Golden.

— Hablando de Golden, consiguió la primera recepción para touchdown de su carrera, aunque de hecho ya había ingresado anteriormente al partido para una – en la función de profundo. Cooper y Branch estaban fuera y el profundo Tony Jefferson se había golpeado durante una jugada y tuvo que salir del campo durante una jugada. Golden ha entrenado en ocasiones con la secundaria, aunque esta fue la primera vez que en realidad salió a jugar a lo profundo en el centro del campo durante una jugada por tierra. ¿Y qué pasó por su mente?

"Por favor, deténgalo antes de que llegue a mí," dijo Golden con una sonrisa.

— Fue probablemente apropiado que la derrota que básicamente terminó con sus esperanzas haya sido en gran medida consecuencia de los problemas en especiales de equipos. Esta semana fue el pateador Chandler Catanzaro y el centro largo Aaron Brewer. Un par de entregas de balón elevadas costaron dos puntos adicionales, uno de los cuales fue regresado para dos puntos. Agregue el gol de campo fallido de 41 yardas, ese representa un déficit de siete puntos en un partido que se perdió por tres puntos. Fulminante.

Sin embargo, Cat-Man estuvo involucrado en un gol de campo de 56 yardas que muchos se sorprendieron de que Arians mandara el intento, patada que fue la tercera más larga en la historia de la franquicia – detrás de la de 60 que Catanzaro consiguió en Buffalo en los inicios de esta temporada y de la de 61 yardas que Jay Feely logró contra Buffalo en Arizona en 2012.

— El domingo puedo haber sido la primera vez en la historia de la NFL en que ambos equipos enfrentaron durante el mismo partido situación de tercera y al menos 33 yardas por avanzar.

— Larry Fitzgerald fue blanco en nueve ocasiones el domingo, pero sólo tuvo tres atrapadas para escasas 12 yardas. Tiene 91 recepciones esta temporada, aunque muchas de las últimas han sido para ganar tan pocas yardas que su promedio por recepción se ha desplomado a menos de 10 yardas por recepción – 9.8 para ser precisos.

— La lluvia hizo que juego por pase a lo profundo fuera terrible. Michael Floyd tuvo18 yardas en dos atrapadas – y ésas fueron la mayor cantidad para cualquier receptor. Fitzgerald logró sus 12, Golden 9 y J.J. Nelson 8. Smoke Brown jugó pero no fue blanco.

— Kerwynn Williams ejecutó bien la jugada wildcat. Recibió tres saques de balón como "mariscal de campo," corriendo en cada ocasión, ganando 34 yardas. Como equipo Cardenales consiguieron 175 yardas terrestres y promediaron 6.5 yardas por acarreo. Pero con las volteretas y las deficiencias en equipos especiales, no fue suficiente.

— Restan tres partido. Veremos cómo Cardenales se desempeñan.

aftermiamiblog.jpg
This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising