Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

El Impredecible Entrenador

Ya sea que se trate de cabello o de filosofía defensiva, Horton se mantiene “extravagante”

unimpredecibleentrenador.jpg


El nuevo coordinador defensivo de los Cardenales Ray Horton diagramando.




Ray Horton, el entonces entrenador de la secundaria de los Steelers, se encontró en un evento de la liga con un hombre que pronto sería su jefe.

Horton no sabía eso al momento que fue presentado con el presidente de los Cardenales Michael Bidwill, pero él notó que Bidwill lo observó de pies a cabeza y le llamó la atención el trenzado cabello largo de Horton – no es precisamente el aspecto que se espera de un entrenador asistente de la NFL con 50 años de edad. Horton recuerda que pensó, "No le gustó eso."

Más adelante a menos de una semana, Horton acordó ser el coordinador defensivo de los Cardenales. Luciendo con estilo en su traje, se reunió de nuevo con Bidwill. "Estoy listo para cortar mi cabello," comentó Horton. Bidwill respondió, "No te lo cortes. Me gusta cómo se te ve."

No todo es acerca del cabello de Horton. Pero de muchas maneras es un símbolo de lo que es él, a menudo busca la curva cuando la gente espera que vaya por la recta y trata de aprovecharse de lo predecible de sus oponentes mientras intenta no ser él mismo de esa manera.

Se describe como "Un extravagante hombre, extraño." Posiblemente eso le pueda ayudar como coordinador. Lo que sí le ayudará son décadas de preparación para este momento. Porque independientemente de lo que Horton representa, en el fondo siempre ha sido un entrenador.       

"Él sabe que no todo lo que uno escribe en el pizarrón podría resultar en el terreno de juego,"  dijo el asistente de la secundaria Deshea Townsend, quien jugó para Horton por seis temporadas. "Pero una vez que ingresas al terreno de juego, mentalmente uno estará preparado."  

Horton ha sido entrenador durante 17 años, pero su trayectoria podría ser más amplia. Después de su fama durante la escuela secundaria en el área de Seattle, Horton fue uno de los primeros jugadores de secundaria  – sonríe y dice que cree haber sido el primero – en graduarse más rápido e inscribirse en la universidad para la primavera y tomar la delantera en el aprendizaje del siguiente nivel.   

Para la temporada de primavera, sin embargo, Horton fue el único jugador que no sabía lo qué estaba pasando. Todos los demás habían jugado recientemente una temporada completa. Un día, después de perderse en un ejercicio durante una práctica, un entrenador asistente  le gritó para que abandonará el campo. Horton respondió: "¿Sí no practico y aprendo, como voy a mejorar?"     

Ese era el punto, dijo Horton, cuando se dio cuenta que él necesitaba saber lo que el resto de compañeros hacían en todo momento – de cierta manera, esa es la definición de entrenador. En 10 años como defensor profundo, él era el jugador al que se dirigían los entrenadores, al que los demás jugadores le hacían caso. "Fue uno de esos jugadores en los que se reconoce casi de inmediato que se van a convertir en un gran entrenador," dijo el coordinador defensivo de los Acereros Dick LeBeau, quien entrenó a Horton en Cincinnati.       

"Hay ciertos individuos en el campo tipos que se inclinan por eso, o confían y creen en eso," dijo Horton. "Y hay algunos jugadores que no lo hacen."

"Me acoplé con esos individuos para que me identificaran y confiaran en mi y que de alguna manera supieran de que estaba yo hablando."

El cumplido más grande que Horton dijo ha recibido hasta ahora proviene de Norv Turner, quien era el coordinador ofensivo de los Vaqueros durante los días como jugador de Horton en Dallas. En tanto la carrera de Horton como profesional llegaba a su fin, Turner –quien figuraba para conseguir una posición como entrenador en jefe muy pronto – le pidió a Horton que fuera parte de su personal, cuando ese momento se presentara.

Horton se quedó perplejo. Habló con muchos entrenadores en Dallas, pero eran entrenadores defensivos, dada la posición de Horton. Él no interactuó con Turner lo suficiente para producir una invitación para trabajar con él. Turner le dijo a Horton que lo quería en su equipo por que todos los entrenadores de la defensiva de Dallas hablaban muy bien de él – y la buena disposición de Turner se mantiene en Horton hasta la fecha.

Un año después dejó de jugar futbol, la segunda carrera de Horton se inició como entrenador.

"Por la manera como entiende el juego y la manera como puede hablar no solo de la secundaria sino que también de los linebackers y la línea defensiva y la manera como entiende las ofensivas, Sabía que sería solo cuestión de tiempo para que se convirtiera en coordinador," dijo Townsend. "Él te permitirá hacer tu trabajo, pero siempre va a esperar que lo hagas bien. No va a malgastar tu tiempo."

Horton siempre ha sido agresivo, característico en un entrenador desarrollado bajo LeBeau. Horton ha dejado en claro varias veces que planea continuar con la filosofía de LeBeau en Arizona, y no habrá una mentalidad de esperar-para-reaccionar.

Horton juega con el tema de que las personas son "caricatura de hábitos" lo que muchas veces significa que él no necesita esperar para reaccionar de cualquier manera. Jugadores, él los conoce. Los entrenadores ven horas de video para conocer sus tendencias. Sin embargo, es el coordinador ofensivo del otro equipo, contra el que Horton juega la partida de ajedrez. "Sí lo va a mandarla en momento de crisis es un balón a profundidad, él probablemente la va a  ordenar," dijo Horton. "De vez en cuando, va a lanzar una curva, pero si uno ve lo suficiente, uno sabrá que curva es."

En el mundo de Horton, él no quiere ser predecible. El se moverá para trabajar varias rutas. Sí está jugando golf, posiblemente utilice un palo número 6 en un cierto golpe y luego, sí un golpe similar se presenta de nuevo, el usará el palo numero 8, solo para ver la diferencia.

Además tiene su cabellera, que comenzó a dejarse crecer en Pittsburgh y –mientras nadie decía nada – simplemente fue creciendo, en parte incitado por sus jugadores. "La mayoría de los entrenadores no tiene una cabellera frondosa," señaló Townsend. "Así es como yo lo veo. Este es el momento de Sansón."

Los Cardenales esperan que Horton no se encuentre con una Dalila pronto. En días pasados, Horton comentó que le habían preguntado que sí debía presentarse a una entrevista para la posición de entrenador en jefe que si entonces se cortaría su cabello.

Horton admitió no estar seguro.

"Simplemente es parte de mi por ahora," dijo Horton. "A decir verdad es difícil el mantenimiento. Cada vez que tengo que trenzarlo, pienso, 'tengo que cortármelo.' Sin embargo he tenido más comentarios y elogios en Phoenix acerca de mi cabello. 'Tú eres el entrenador de la cabellera.'

"No puedo cortármelo ahora."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising