Advertising

El resultado contra San Francisco, más que una victoria 

Son bastantes cosas buenas las que vienen detrás de una victoria, aunque sea contra 49ers (equipo que, al igual que Cardenales, atraviesa por un mal momento). Entre esos beneficios que van más allá de ganar un partido, están una serie de consecuencias que derivan de obtener un resultado favorable.

Además, no todas las victorias se constituyen de la misma manera, por lo tanto, cada una puede traer diferentes dividendos. En el caso de la victoria de Cardenales en la semana ocho contra 49ers, el hecho de remontar un déficit de 12 puntos en el cuarto periodo.

Eso, sin duda, es una inyección de ánimo para todo el equipo, especialmente para el joven mariscal de campo Josh Rosen que hizo honor con su desempeño a su pedigrí de selección de primera ronda y más importante aún su nivel de confianza se dispara.

También pudimos percibir una vibra diferente en la banda durante el partido y en los vestidores cuando el partido finalizó, un detalle que habla de cómo las cosas podrían estar mejorando fue el hecho de que el entrenador Steve Wilks le pidió a Patrick Peterson que rompiera filas al final de su charla.

Parecen detalles insignificantes, sin embargo, es bien sabido lo determinante que es un elevado nivel de entusiasmo para conseguir éxito en el terreno de juego. Es bastante complicado tratar de ganar partidos si el estado anímico del equipo no se encuentra en excelente nivel.

Por ahora Cardenales reciben su semana de descanso, que dicho sea de paso llega como regalo divino. El equipo tendrá tiempo para reponer cuerpos, preparar mentes y un plan de juego de cara al siguiente partido, una visita a Kansas City para enfrentar a los Chiefs.

El partido en Kansas City además podría ser para Cardenales un termómetro para verificar los avances obtenidos a mitad de una temporada plagada de desaciertos.

ResultadoVsSFmásQueUnaVictoria-ES

Advertising