Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

En El Epicentro

Los tackles centrales Watson y Robinson saborean las batallas uno-a-uno

BetterInTheMiddleMain.jpg


Los tackles centrales Gabe Watson (98) y Bryan Robinson (97) se preparan para uno de los ultimos intentos al borde de la linea de anotacion el domingo contra Houston.
 
 
Perdido continuamente entre un montón de cuerpos y por consecuencia perdido para cualquiera que ve el juego, la importancia del hombre grande en el centro de la línea defensiva también puede pasar desapercibida. 
 
Pero aquí es donde cada jugada comienza, con la entrega del balón y el control del centro.
"Es como el punto cero (de cada jugada)," dijo el tackle central Gabe Watson. "uno hace el contacto más rápido que los demás, es más importante que en cualquier otro lugar porque existe muy poco tiempo para reaccionar." 
 
Las anclas de la línea se vistieron de gloria en el triunfo del domingo, gracias a la detención al borde de la línea de anotación al final del partido. En total, los Cardenales enfrentaron un total de 11 jugadas ofensivas de los Texanos cuando Houston necesitaba solo una yarda para el primero y diez o un touchdown. La defensiva de Arizona los detuvo en siete de ellas.
   

"Honestamente es mi parte favorita del juego," dijo Watson. "La mayor parte del tiempo estas tu contra ese hombre. Y si es tercera-y-1, cuarta-y-1 y el juego está de por medio y te empujan  hacia atrás, todos los sabrán, 'El centro echó para atrás a Gabe Watson.' "
 
El compañero Bryan Robinson tackle central dijo que ganar tal batalla "es como enfrentar la misma embestida que sí estuvieras anotando con la ofensiva."
 
Los Cardenales comprimieron al corredor de los Tejanos Steve Slaton en tercera-y-1 en el segundo cuarto para forzar el despeje, y después lo hicieron dos veces consecutivas contra Slaton  en segunda y tercera oportunidad al inicio del tercer periodo, obligando a un pase incompleto en cuarta oportunidad.
 
Los Tejanos ganaron la siguiente ronda, convirtiendo en tres jugadas, incluyendo corrida de una yarda del acarreador Chris Brown por el centro para una primera oportunidad de Houston.
Todo esto nos llevó al momento crucial. 
 
Durante las impredecibles tres-oportunidades-desde la yarda 1 de Arizona al final del partido, la línea consiguió aguantar a Brown en segundo intento, y luego mantuvieron la respiración mientras el ala cerrada Joel Dreessens salió del terreno en el tercer intento en una jugada de pase.
 
Luego Brown regresó al juego, y Robisnon lo advirtió.
 
"Yo y Gabe hablamos al respecto, 'Van a ejecutar la misma jugada,' " dijo Robisnon. "En ese momento lo recordamos, y era solo una pulgada lo que hacia la diferencia con la primera oportunidad en la que el anotó."
 
El entrenador en jefe Ken Whisenhunt elogió a Watson en particularmente en la última jugada por mostrar buena técnica ya que fue Watson quien presiono en el saque – con Robinson despejando el centro por la parte baja y Darnell Dockett descargando por el lado izquierdo – lo que extinguió la última jugada de Brown.  
 
Watson bromeo sobre como uso cada parte de su cuerpo – incluyendo sus extremidades inferiores – para intentar y cubrir todas las ranuras en la jugada. Inclusive comentó que el tumulto se empezó a mover un poco después de que al parecer había terminado, con los silbatazos por sonar  la jugada se apagó muy lentamente.   
 
Pero una vez que declararon oficialmente que los Tejanos se quedaron cortos de la zona de anotación, la euforia por ganar la batalla decisiva  en la trinchera se presentó.
 
"Debido al hecho de que probablemente nunca anotare un touchdown ganador," dijo Dockett, "creo que yo deseo detener el touchdown ganador, especialmente cuando se desarrolla de esta manera."
 
No es siempre fácil estar en el epicentro del juego. La NFL especializada y la tendencia a pasar más han limitado la participación de los gigantes en el centro. Watson y Robinson apenas si jugaron contra los Potros, debido a que los Cardenales figuraron que Indianápolis pasaría continuamente y el coordinador defensivo Bill Davis utilizó un paquete "dime" más rápido la mayor parte del tiempo.
 
Las batallas uno-a-uno nunca acabaran, aunque. A veces, son la diferencia entre ganar y perder.
 
"Cuando tienes a tu secundaria contra la pared, especialmente de esa forma, no importa como haya sido el juego. Eso decidirá el partido," dijo Robinson. "Cuando te mantienen al borde de la zona de anotación, no hay ninguna otra parte a donde ir. Si cedes una pulgada, esta se magnifica."   
  
ALGUNOS NÚMEROS
 
Los Cardenales son por ahora la mejor defensiva por tierra de la NFL, permitiendo solo 71 yardas por juego por tierra.
 
Los Cardenales juegan siete de sus próximos 10 partidos fuera de casa.
 
Kurt Warner necesitó solamente 113 juegos en la NFL (y solamente 105 como titular) para alcanzar 50 juegos con 300 yardas por pase, sencillamente el más rápido en la historia de la liga. Dan Marino de los Delfines, el más, rápido hasta ahora necesitó176 juegos.
 
 

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising