Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Historia De No Preocupación Para Cardenales

Con la mejor marca de la NFL 7-1, Bruce Arians ve a su equipo mostrando “verdadera creencia”

Historia-De-No-Preocupacin-Para-Cardenales.jpg


El mariscal de campo Carson palmer (3) felicita al receptor Jaron Brown (13) después de la atrapada para touchdown el domingo.


La última vez que los Cardenales tuvieron marca de 7-1, la última vez que tuvieron la mejor marca de la NFL a estas alturas de la temporada, fue en 1974.

Ese era el año en el que Bruce Arians estaba tratando de dejar atrás sus días universitarios de jugador de futbol y convertirse en un profesor de educación física en una escuela secundaria de Virginia.

"Mientras crecía, tuve la impresión de que los entrenadores de las escuelas secundarias eran ricos," dijo Arians el lunes.

En lugar de eso, fue llamado de nuevo para permanecer en Virginia Tech, donde terminó involucrándose en el cuerpo de entrenadores de la universidad iniciando el largo y sinuoso trayecto que lo ha puesto al frente del que ahora es el

equipo en la cima de la tabla de posiciones de la NFL. El equipo llegó a ese punto con la victoria 28-17 del domingo contra Vaqueros, la primera vez que los Cardenales ganan un partido de temporada regular en Dallas desde 1989 – desde antes incluso de que 22 de los actuales jugadores en la alineación de los Cardenales  hubieran nacido.

Tales viajes por el carril de los recuerdos no significan mucho para los Cardenales. No con la manera en la que Arians ha posicionado a su equipo a enfocarse cada semana. Es un cliché, no obstante los Cardenales aparentemente han comprendido el concepto mejor que la mayoría.

La historia ni siquiera se acerca a la última vez que los Cardenales estuvieron 7-1, no cuando "todos los años, el equipo es diferente," dijo el esquinero Justin Bethel. No es la última vez que la franquicia ganó en Dallas, lo que más debería importar según el analista de la radio en inglés del equipo Ron Wolfley – quien jugó con Arizona en aquel partido – a los actuales jugadores. De hecho los Cardenales ni siquiera habían jugado en Dallas desde el 2005 antes del pasado fin de semana.

Si quieres historia, Bethel está dispuesto a regresar al 2012.

"Desde mi año de novato, especialmente al iniciar 4-0 y caer en picada a partir de ahí, siento que el grupo realmente se ha unido y en verdad confía uno en el otro," dijo Bethel.

Desde que Arians llegó como entrenador la pasada temporada, los Cardenales están 17-7. Están con marca de 14-3 desde la semana 8 de la pasada temporada, el mejor porcentaje de victorias en la NFL en ese lapso de tiempo. Practican cautela en cada paso, con el entrenador de la línea defensiva Brentson Buckner diciendo a sus jugadores que lo único que una marca de 7-1 les  garantiza es finalizar con marca de 7-9.

"Los entrenadores te recuerdan que puede desmoronarse muy rápido," dijo el tackle defensivo Dan Williams.

El juego en Dallas fue marcado por inconsistencias, ya sean inoportunos pases que se dejaron caer o una ofensiva batallando contra las penalidades y una extraña pesadez para anotar en el tercer periodo. Arians cree que esa parte

del equipo está mejorando poco a poco, y los Cardenales podrían estar consiguiendo 28 puntos cada semana – con actuaciones de cuatro-de-cuatro en la zona roja – mientras se dirigen a la postemporada.

Parece que pueden darse el lujo de algunas fallas y bajones ofensivos ya que cuentan con una defensiva que después de media temporada puede argumentarse que es subestimada. Ha perdido jugadores clave y las estadísticas no siempre son brillantes, pero los equipos parece que no pueden sobrepasarlos cuando los Cardenales tienen una necesidad imperiosa de detenerlos.

Las Cardenales han tenido algunas situaciones a su favor, como el mariscal de campo titular de los Vaqueros Tony Romo perdiéndose el partido del domingo. Sin embargo, la única derrota de los Cardenales fue en Denver en un partido en el que no contaron con su mariscal de campo titular Carson Palmer, y estaban a solo tres puntos en el cuarto periodo, incluso después que una conmoción cerebral de Drew Stanton los había obligado a emplear al inexperto mariscal de campo novato Logan Thomas tercero en la tabla de posiciones.

Estas son las razones por las que la confianza ha crecido.

"No veo ninguna arrogancia en nuestro equipo de futbol," dijo Arians. "Veo una creencia verdadera de que vamos a ganar cada semana."

Williams dijo que los Cardenales tienen una razón para concentrarse en cada partido. El año pasado, entendieron cómo una derrota puede derrumbar una temporada, después que una marca de 10-6 no fue suficientemente buena para llegar a la postemporada. Ese es el tipo de lecciones de historia es a las que los Cardenales prestan atención por ahora.

Eso incluye a Arians, quien dijo que todos sus amigos que optaron por ser maestros o entrenadores de escuela secundaria se están jubilando a estas alturas. Todos ellos alguna vez hicieron planes de pasar tiempo juntos para divertirse y asistir a los partidos de Virginia Tech a estas alturas de su vida.

En lugar de eso, Arians está haciendo su propia historia como entrenador líder de la NFL.

"Me envían mensajes de texto todos los sábados desde el estacionamiento del estadio (en su fiesta de carpa)," dijo Arians. "Yo solo digo, 'Ah, (improperio). Tengo que trabajar."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising