Inicia el campamento de entrenamiento Cardenales 2019

Kyler Murray, quarterback de Cardenales realiza ejercicios durante el primer día del campamento de entrenamiento del equipo en el Estadio State Farm.
Kyler Murray, quarterback de Cardenales realiza ejercicios durante el primer día del campamento de entrenamiento del equipo en el Estadio State Farm.

Y así, en lo que podría parecer tan solo un abrir y cerrar de ojos, el campamento de entrenamiento 2019 de Cardenales está aquí. Se llevará a cabo del 25 de julio al 17 de agosto en el Estadio State Farm. Con la llegada del campamento se empezarán a clarificar algunos asuntos, aunque aplican las respectivas restricciones. 

Muchas de las dudas que giran alrededor de la forma en la que funcionará la versión 2019 de Cardenales empezarán a develarse poco a poco. Obviamente, el equipo no presentará todos sus planes y estrategias durante los entrenamientos abiertos al público, sin embargo, tendremos, por seguro, pinceladas de lo que veremos por parte de Cardenales durante la temporada regular 2019.

Hay tres de los elementos novatos reclutados en el draft de este año que considero podrían ser de enorme impacto desde en favor de Cardenales desde el inicio mismo de sus carreras profesionales.

El primero es el quarterback Kyler Murray, selección global número 1 en el draft 2019 por Cardenales. Será sumamente interesante ver a Murray cumpliendo con sus funciones detrás del centro. Ver en ‘modus operandi’ ese paquetazo de habilidades mentales y físicas que caracterizan al nuevo quarterback titular de Cardenales.

Murray es avalado por sus impresionantes resultados durante su carrera colegial y ahora en su inicio como profesional ha recibido el aval de su cuerpo técnico y sus compañeros de equipo que lo ha visto en acción durante todo el proceso de la temporada baja.

“Se trata de todo un conjunto de habilidades, obviamente, se trata de tener al quarterback indicado para poder ejecutar el sistema,” comentó recientemente el receptor Larry Fitzgerald. “Esto es algo que Kyler ha estado haciendo durante mucho tiempo, se siente cómodo con eso, tiene una íntima comprensión sobre lo que el entrenador Kliff Kingsbury hará con todo esto. Sabe exactamente lo que está pasando en cada faceta de la ofensiva. Hace que las cosas sucedan.”

En segundo lugar, está el esquinero Byron Murphy con todos los reflectores apuntado sobre él. Y es que Murphy ahora se verá, de cierta manera, comprometido a administrar de la mejor manera posible su curva de aprendizaje luego de la suspensión por los primeros seis partidos de la temporada regular del esquinero titular Patrick Peterson.

El cuerpo técnico de Cardenales deberá ser cauteloso en la forma en que manejan el caso Murphy, porque si bien es cierto que esta puede ser la oportunidad de oro para el nativo de Arizona, también podría resultar en un inicio de carrera profesional más complicado de lo previsto si es que se apremia el proceso.  

En tercer lugar, tengo al receptor novato Andy Isabella, otro elemento que ha dado mucho de qué hablar.  Es otro de los novatos que habrá que seguir con lupa durante el campamento y la pretemporada por todo cuanto ha mostrado desde que se integró al equipo luego de ser reclutado también en la segunda ronda del draft 2019.

A decir de los expertos, Isabella podría ser bastante productivo ya que encaja a la perfección con el tipo de ofensiva que se espera establezca este año en Arizona Kingsbury. Su velocidad, inteligencia y capacidad para desmarcarse con gran facilidad pueden convertirlo en verdugo para las ofensivas rivales.  

Por ahora solo nos queda ser pacientes y esperar para ver cómo se desarrolla la historia de estos tres novatos y en términos generales de Cardenales de Arizona versión 2019.

Related Content

Advertising