Advertising

Iniciando La Ofensiva En La Era Byron Leftwich

El lunes fue el primer día para Cardenales con el nuevo coordinador ofensivo Byron Leftwich (tercero de la izquierda), y se espera que el corredor David Johnson (31) esté más involucrado en el juego aéreo y el mariscal de campo Josh Rosen (3) fuera con el dedo del pie lesionado.
El lunes fue el primer día para Cardenales con el nuevo coordinador ofensivo Byron Leftwich (tercero de la izquierda), y se espera que el corredor David Johnson (31) esté más involucrado en el juego aéreo y el mariscal de campo Josh Rosen (3) fuera con el dedo del pie lesionado.

El entrenamiento del lunes fue un día “de-regreso-al-futbol,” como lo describió el corredor David Johnson, y el trabajo pesado para el plan de juego de esta semana aún estaba por llegar.

Con todo y eso, fue el primer día en el campo para Byron Leftwich, coordinador ofensivo.

“Byron lo dijo el lunes por la mañana, ‘No intentaremos reinventar la rueda,’” explicó el receptor Christian Kirk.

Leftwich, que ascendido el viernes de entrenador de mariscales a coordinador ofensivo cuando Mike McCoy fue despedido, es una conexión con el régimen anterior de Bruce Arians y, como lo señaló el actual entrenador Steve Wilks, se trata de alguien que estuvo presente cuando Cardenales tuvieron excelente éxito con Johnson como corredor y receptor.

Aunque todavía queda por ver cuánto cambiará la ofensiva (Leftwich se dirigirá a los medios por vez primera el jueves, durante las conferencias de prensa habituales para coordinadores).

“Nuestra ofensiva no cambiará de la noche a la mañana debido a lo que sucedió,” expuso el guardia Justin Pugh. “Todos desempeñamos un papel en lo que le sucedió al entrenador McCoy, y no es todo culpa suya. Hay cosas que debemos corregir, independientemente de quien sea el coordinador ofensivo.”

Wilks dijo que está buscando una mejoría de la ofensiva y “eso podría significar un gran número de cosas.” Aunque correr mejor el balón – Cardenales son últimos en la liga corriendo, a pesar de tener a Johnson – es la máxima prioridad. Proteger al mariscal de campo Josh Rosen es la siguiente.

Por supuesto, Cardenales tienen mucho que arreglar. Solo están por delante de Bills en anotaciones por juego, y permanecen últimos en conversiones en tercera oportunidad.

Kirk dijo que el plan es encontrar las jugadas fundamentales que Cardenales ejecutan mejor, tener una buena base en la cual apoyarse cuando deben conseguir una “buena cantidad” de yardas. Eso podría ayudar con las conversiones en tercer intento, con más primeras oportunidades y contundentes trayectorias.

Usar a Johnson más como receptor ayudará. Johnson dijo que no sabía exactamente cómo su función podría cambiar a estas alturas de la temporada, sin embargo, Wilks dijo que uno de los atributos de Leftwich es su lugar como pasante en el cuerpo técnico del 2016 cuando Johnson explotó con más de 2,000 yardas desde la línea de golpeo.

“Con el 2016 siendo mi mejor año, eso es algo bueno de escuchar,” comentó Johnson con una sonrisa.

Leftwich tiene un espacio de prueba de nueve partidos – aunque incluye brutal calendario por cumplir en el camino para Cardenales con visitas a lugares como Kansas City, Atlanta, Green Bay y Seattle – para hacerlo funcionar.

“Byron quiere ser estupendo,” expuso el tackle D.J. Humphries. “No está tratando de ocupar el lugar de nadie. No está tratando de ser un entrenador provisional. Está tratando de ser el hombre. Puedo apreciar eso.”

ROSEN FUERA, AUNQUE SE ESPERA REGRESE EL MIÉRCOLES

Rosen no entrenó el lunes debido a su dedo del pie lesionado, sin embargo, estaba sin la bota protectora y Wilks dijo que el mariscal debería regresar a entrenar el miércoles.

Pugh entrenó con limitaciones con el yeso protegiendo su mano lesionada, mientras que los guardias Mike Iupati (espalda) y Jeremy Vujnovich (tendón de la corva), junto con Tre Boston (hombro/costillas) y el esquinero Jamar Taylor (espalda) no entrenaron. No habrá informe oficial de lesionados hasta el miércoles.

BOSTON AUSENTE

Wilks dijo que la ausencia de Boston fue notable, particularmente en una “demoledora jugada” cuando Emmanuel Sanders hizo completamente desmarcado su atrapada de 64 yardas para touchdown. El safety Rudy Ford, que jugaba al centro del campo en lo profundo durante la jugada en lugar de Boston, se desplazó demasiado a lo profundo en la jugada creando el espacio para Sanders.

Wilks dijo que la jugada fue inaceptable y que Ford fue inconsistente, aunque señaló precaria comunicación a menudo “no solo con Rudy sino con los otros 10 individuos.”

El recién llegado Eddie Pleasant se planea tendrá oportunidad de jugar el domingo contra San Francisco, si Boston continua fuera (lo que parece probable).

“Requerimos ese tipo de cuerpo allí, un individuo audaz que sea inteligente, que pueda alinearse, que pueda aprender rápido este sistema, y creo Pleasant puede aportar eso,” concluyó Wilks.

Advertising