Advertising

Josh Rosen Obtendrá Bastante Ayuda En Su Primer Inicio Como Novato

El nuevo mariscal titular Josh Rosen (3) lanza un pase durante el entrenamiento del miércoles, mientras el ex titular Sam Bradford (9) observa.
El nuevo mariscal titular Josh Rosen (3) lanza un pase durante el entrenamiento del miércoles, mientras el ex titular Sam Bradford (9) observa.

Cuando Byron Leftwich se preparó para su primer inicio como mariscal titular de la NFL – durante el cuarto partido de su temporada de novato con Jaguars de Jacksonville – visualizó grandeza.

“Lanzaría para cinco touchdowns, cuatrocientas y tantas yardas, porque esa es tu mentalidad,” expresó el entrenador de mariscales de Cardenales.

Cuando Mike Glennon se preparó para su primer inicio como mariscal titular de la NFL – durante el cuarto partido de su temporada de novato con Tampa Bay Buccaneers – la emoción lo golpeó con fuerza.

“Pensaba, ‘Aquí vamos,’ ” dijo el mariscal reserva de Cardenales. “Hubo muchas emociones.”

Ahora Leftwich y Glennon están ayudando a Josh Rosen a prepararse para su primer inicio en la NFL, que, dicho sea de paso, es durante el cuarto partido en la temporada de novato de Rosen.

El primer entrenamiento de Rosen como titular tuvo lugar el miércoles. El entrenador Steve Wilks dijo que Rosen asimiló sin contratiempos la instalación del plan de juego y que el equipo estuvo “avivando su energía.” Wilks habló sobre el énfasis de no sobrecargar al novato.

No obstante, si las emociones juguetearon con Rosen en algún momento, no lo demostró cuando habló. Reconoció que tal vez pudo haber sido “un poco” exagerado con la idea de poner en marcha lo que espera se convierta en una larga carrera, aunque la realidad del entrenamiento de esta semana – y los Seahawks – lo aterrizaron lo suficientemente rápido.

Su confianza es, como siempre, elevada. Aunque “independientemente de cuánta confianza tengas o no, si no estás lanzando el balón al receptor correcto, efectuando la jugada correcta, no importa,” comentó Rosen.

Con todo y eso, siendo selección de primera ronda, Rosen tiene expectativas. Al igual que Leftwich, que fue la séptima selección global en 2003, pero quien había sido programado para ser respaldo de Mark Brunell. Sin embargo, Brunell se lesionó en la semana 3, y Leftwich recibió la llamada para un partido contra Texans en Houston.

No fue perfecto, no después de una derrota 24-20 para Jaguars. Leftwich completó 17 de 36 pases para 231 yardas, un touchdown y tres intercepciones. A pesar de lo complicado que fue, Leftwich dejó la experiencia atrás, superando a Chargers 27-21 en casa la siguiente semana, partido durante el cual lanzó para 336 yardas, dos touchdowns y cero intercepciones.

Y con todos los altibajos que sufrió como novato, pensar que aquello se estaba poniendo difícil es algo que “nunca pasa por tu mente.”

“Nunca dudas de ti mismo, incluso si te estás auto-engañando,” dijo Leftwich. “Hay energía por los nervios, ¿a quién engañamos? Estás en la Liga Nacional de Futbol. Al mismo tiempo, probablemente fuimos construidos para esto. Fuimos creados para salir a jugar y tener éxito. El joven (Rosen) está trabajando sin descanso, está dispuesto a ser entrenado, y es una bendición entrenar a un joven como él.”

El pedigrí de Glennon es diferente al de su entrenador o sus compañeros mariscales de equipo. Glennon fue seleccionado en la tercera ronda, requerido en 2013, para reemplazar a Josh Freeman antes de un partido en casa de Buccaneers contra, casualmente, Cardenales.

Glennon se sentía seguro, aunque también estaba consciente de la colina que intentaba escalar. Lanzó un pase para touchdown temprano y Buccaneers mantenían la ventaja en el último periodo – hasta que Glennon lanzó dos intercepciones al esquinero Patrick Peterson, sumando 10 puntos en la recta final para una victoria de Arizona 13-10.

“Hace unos días, estaba viendo la pizarra (en el Estadio State Farm) y vi a Patrick Peterson conseguir la intercepción número 20 de su carrera y pensé, ‘Caramba, yo represento 10 por ciento de esas,’ ” expresó Glennon.

Glennon – quien terminó su año de novato con 19 pases para touchdown y solo nueve intercepciones – elogió la preparación de Rosen a una edad tan temprana, comentando que Rosen sabe ya muchas cosas que a Glennon le tomaron algunos años en la liga para aprenderlas. El estatus top-10 de Rosen hace también que la transición de esta semana sea más fácil.

“Creo que (Josh) siendo selección de primera ronda, le da mayor tiempo, porque la realidad del negocio es que, para un seleccionado de primera ronda, las posibilidades (de jugarás más pronto) son mayores,” señaló Glennon. “Está preparado para eso. Estoy seguro que tendrá varios pensamientos y emociones diferentes. Esto es algo para lo que ha trabajado, se ha preparado, probablemente lo ha soñado toda su vida. El momento ha llegado.”

De hecho, Rosen señaló el miércoles que convertirse en mariscal de campo de la NFL fue menos una decisión y “más un sueño que lentamente se ha realizado con el tiempo.” Sin embargo, desde que llegó a Arizona, ha sido prudente aprendiendo el libro de jugadas, ganando elogios de Leftwich y Wilks por sus hábitos de estudio.

“No ejecutaré una jugada en el campo de futbol a menos que sepa por qué lo estamos ejecutando y qué estamos tratando de lograr,” señaló Rosen. “Así es como funciono. No ejecuto un 4.5, de tal manera que, si las cosas van mal, no puedo simplemente presionar el botón de salida. Me gusta entender el libro de jugadas en su totalidad.”

Rosen también se beneficiará por haber obtenido tantas repeticiones con el primer equipo durante la temporada baja, trabajando con los titulares durante los esfuerzos de Cardenales para resguardar la rodilla rehabilitada de Sam Bradford. Fue entonces cuando desarrolló por primera vez química con la línea ofensiva, y en los trabajos de pre-temporada, tuvo oportunidad de lanzar pases a todos los receptores excepto a Larry Fitzgerald, una relación que no debería ser difícil construir, dada la experiencia de Fitzgerald trabajando con tantos mariscales de campo diferentes.

Eso debería ayudar el domingo contra Seahawks – un equipo que dejó ver a su mariscal del futuro, Russell Wilson, por vez primera en el Estadio State Farm en 2012 contra Cardenales.

“Con tantos mariscales de campo jóvenes que acaban de tener sorprendentes incorporaciones en la liga y que han hecho tantas cosas, vamos a contar con que Josh tendrá su participación y maniobrará el balón como él puede,” expresó el entrenador de Seahawks, Pete Carroll.

Rosen, con 21 años, solo tenía 6 años cuando Leftwich salió al campo contra Texans hace todos esos años. Leftwich dijo sonriendo que casualmente había compartido esta semana con Rosen el detalle de que él también fue titular durante su cuarto juego en la NFL.

“Me dijo, “¿En serio?’ ” comentó Leftwich con una sonrisa. “Compartiré algo más con él durante la semana, qué hacer, qué no hacer. Pero nos divertiremos haciendo eso.”

Related Content

Advertising