Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

La Curva De Aprendizaje De Jorrick Calvin

El esquinero novato busca superar la temporada perdida

lacurvadel.jpg


El esquinero novato Jorrick Calvin participando en las actividades organizadas por el equipo el pasado mes.




Conseguir graduarse del colegio es importante para Jorrick Calvin, aunque él entiende por qué un vistazo rápido a sus circunstancias puede decir lo contrario.  

El esquinero, seleccionado en la sexta ronda por los Cardenales en abril, no pudo jugar su última temporada en Troy por ser académicamente inelegible. Esto suena mal, él lo sabe. Insiste en que ese no es realmente él.  

Él desea conseguir su titulo – dijo que está alrededor de un semestre de distancia de que eso suceda – para su madre. Ya, logró un diploma de escuela secundaria cuando no lo hicieron muchos en su vecindad, y tampoco se esperaba que Calvin lo consiguiera.

"Mi mamá siempre inculcó eso en mi, no puedes lograr nada sin educación," dijo Calvin.

No hay ninguna duda que el año pasado fue de aprendizaje para Calvin.

Sus situaciones en troy empezaron en la primavera del 2009. Su tía murió y Calvin fue a casa para el funeral. Dos días después del sepelio, su esposo – y tío de Calvin – también falleció. Con el trastorno familiar, Calvin permaneció en casa, y en el proceso, se perdió "una gran tarea"  de una de sus clases.

Para cuando Calvin se presentó en los entrenamientos para la temporada del 2009, fue informado que su elegibilidad estaba en peligro. Eso no ayudó mucho cuando se tomó la decisión final, después de muchas súplicas, dos días antes del segundo juego interescuadras de pretemporada en Troy –Calvin tendría que ser un espectador en su último año.

"Como niño uno goza jugando," dijo Calvin. "Cuando te dicen que yo no puedes jugar más futbol, eso duele. Es una confrontación. Uno debe aprender de la experiencia."  

Calvin, vio como su sueño de la NFL recibía un duro golpe, habría podido ser expulsado de la escuela. Él eligió que no, en lugar de eso continuó adelante con sus clases y pasaba tanto tiempo que le era posible cerca del equipo (el no podía entrenar tampoco). Intentó ocupar un lugar en la banca durante los juegos con su vestimenta normal, pero algunas veces se iba en el medio tiempo, incapaz de manejar su inhabilidad de ayudar.      

Eventualmente, Calvin salió de la escuela antes de fin de año. Pero había una razón. Su hija, Jorri, nació. Le costó tiempo de clases en un futuro próximo, pero fortaleció su creencia en el futuro.  

"El haberme dicho que no podría jugar fue desalentador,  pero mi hija me levantó," dijo Calvin. "Me dije a mi mismo, 'Tienes algo por que trabajar ahora.' "

La meta fue un lugar en la NFL.

Con el golpe sufrido en su último año colegial, Calvin no iba a recibir una invitación al combinado para analistas de talento de la NFL. Se preparó para el día de pruebas en Troy, y todo mundo – incluyendo su representante – esperaba simplemente que Calvin pudiera conseguir un lugar como novato no elegido en el draft.

Cuando los Cardenales seleccionaron a Calvin en la sexta ronda, él era el más sorprendido de todos.

"Recibí una llamada de los Cardenales y me dijeron, 'Vamos a seleccionarte,' y yo estaba súper-sorprendido, dijo Calvin. "Estaba impresionado. Mi mamá estaba impresionada.  Todos estaban impresionados, diciendo, 'Lo lograste, no jugaste en todo el último año de colegio y aún así fuiste seleccionado porque ellos vieron algo en ti.

"Hasta el día de hoy no estoy seguro (que fue lo que vieron) pero estoy jubilosamente feliz por lo que ellos vieron."

Fueron las habilidades de Calvin para regresar patadas de despeje las que cautivaron a los Cardenales, así como también la necesidad de un esquinero. El entrenador en jefe Ken Whisenhunt reconoció durante las actividades por el equipo que Calvin tiene sus altas y sus bajas en su posición, pero aún así ve potencial en la velocidad de Calvin.  

"Tiene grandes dotes en ese aspecto," dijo Whisenhunt. "La prueba grande para él será durante el campamento de entrenamiento cuando tenga algunas rivalidades uno-a-uno."

Perderse una temporada de futbol no ayuda. Calvin no está fuera de forma, pero dijo que no está en forma para el futbol y admitió estar oxidado. No ha vestido las hombreras desde los entrenamientos de aquel lejano verano poco antes de ser declarado oficialmente dado de baja.  

Posteriormente, él regresará a terminar su colegio. Es importante para su madre. Es importante para su hija. Es importante para Calvin, también.

Primero, sin embargo a él le gustaría conseguir un puesto en la NFL – que, en caso de que eso suceda, no requiere de un titulo.

"Tengo una oportunidad ahora," dijo Calvin. "Se trata de lo que haga con esa oportunidad."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising