Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

La Ofensiva Obtiene Tiempo Miller

El coordinador listo para hacer mejoras contando con una temporada baja

laofensivaobtiene.jpg


El coordinador ofensivo Mike Miller (izquierda) saliendo del terreno de juego junto al mariscal de campo John Skelton después de una victoria de los Cardenales la temporada pasada. 



El tiempo de receso es bueno

Esa es realmente la única manera de analizar apropiadamente lo que los Cardenales hicieron a la ofensiva la temporada pasada, así lo cree el coordinador ofensivo Mike Miller. Es por eso que los entrenadores (en ambos lados del balón) no profundizan completamente en los jugadores y en otros fallos sino hasta después de unas pequeñas vacaciones y luego de algún tiempo.  

"Uno puede sentirse bien por algunas cosas que hizo y te sentirás mal por otras cosas que hiciste," dijo Miller. "Debes mantener lo bueno, resolver lo malo y enfocarte de forma objetiva.

"Solo hay un equipo que va a terminar la temporada de una forma eufórica."

A Miller le gusta lo agresivo que jugó la ofensiva en el 2011. Le gustó el esfuerzo. Piensa que los Cardenales hicieron buen trabajo ajustando durante los partidos, acreditando a los compañeros entrenadores Russ Grimm, John McNulty, Freddie Kitchens y Tommie Robinson. La ejecución fue el área donde se necesitaba mejorar, y de la misma manera que el entrenador en jefe Ken Whisenhunt, Miller quiere ver inicios intensos y mejores promedios de conversión en tercera oportunidad.      

Como todo entrenador, está listo para tener una temporada baja para trabajar con y desarrollar a jugadores jóvenes y redefinir la ofensiva. Eso se perdió el año pasado cuando los Cardenales pasaron a toda velocidad por el campamento de entrenamiento con nuevos inicialistas en las posiciones de mariscal de campo, corredor, fullback, receptor, ala cerrada y en dos posiciones de la línea ofensiva.    

"Tuvimos mucho que condensar," dijo Miller.  

Ninguna posición se vio más impactada que la de mariscal de campo, donde Kevin Kolb no obtuvo el espacio que a los Cardenales les hubiera gustado tenerlo asimilando a su nuevo equipo. Incluso John Skelton, enfatizó Miller, en realidad nunca ha tenido una primavera y un verano completo de preparación, debido a su condición abajo en lista de respaldos como novato hace dos años y por el paro laboral el año pasado.          

El gerente general Rod Graves dijo que los Cardenales "mantendrán flexibilidad" en todas las posiciones cuando llegue la agencia libre, y eso incluye al mariscal de campo. Pero por ahora, todos los señalamientos apuntan a Kolb y a Skelton como candidatos a la titularidad, lo que despierta el entusiasmo de Miller para finalmente regresar al terreno de juego.      

"Podemos regresar a todos los detalles sobre como queremos ejecutar y establecer las expectativas," dijo Miller. Es el momento justo para que estos jóvenes se reúnan y jueguen juntos, es muy importante.   

"Creemos que estamos en el camino correcto. Los tres (mariscales de campo, incluyendo a Richard Bartel) avanzan con la urgencia que pensamos que se necesita … Con los mariscales yo realmente creo que el cielo es el limite."

Miller tendrá una nueva dinámica, con McNulty desplazándose de entrenador de receptores a mariscales de campo en un esfuerzo por encontrar mayor consistencia en el juego que, en teoría, suavizará los baches en la ofensiva que a Miller le gustaría reparar.

"Eventualmente, y esta es la naturaleza del negocio, si no eres productivo, no juegas," dijo  McNulty. "Tenemos jugadores talentosos que han mostrado que pueden jugar y ganar partidos. Es cuestión de hacerlo más consistentemente."

El iniciar esta temporada baja también le dará a Miller la oportunidad de construir sobre lo que fue su primer año como coordinador ofensivo. Él sabe que su trabajo fue escudriñado después de la temporada y fue un tema importante para los aficionados y los medios de comunicación cuando se dio a conocer la noticia de que el equipo estaba considerando a Todd Haley para un puesto vacante en el cuerpo de entrenadores.  

Pero el entrenador en jefe ken Whisenhunt siempre fue firme en su creencia de que Miller era el hombre adecuado como coordinador, y Miller restó importancia a cualquier conversación externa sobre él por que era justamente eso – una charla fuera de la organización.  

"Uno se lo predica a los jugadores y es como lo maneja uno mismo – sabemos quienes somos, sabemos las áreas donde tenemos que mejorar," dijo Miller. "Uno se presenta, como profesional y va a trabajar. Yo personalmente no le prestó atención a esas cosas. Eso no es parte de nuestro quehacer, no es parte de nuestra responsabilidad. De lo que somos responsables es de comunicarnos como unidad, entender cuales son los potenciales de nuestros jugadores, y obtener el máximo rendimiento de esos jugadores al momento de ejecutar.      

"Pero todos lo entendemos. Cuando uno entra en este negocio, uno acepta ciertos escenarios."

El escenario que Miller esta viendo ahora es el futuro inmediato. El tiempo para reflexionar en el 2011 de tal manera que el 2012 pueda ser mejor a la ofensiva desde que un principio.

"Todo mundo necesita ser empujado," dijo Miller. "Así es como los equipos siguen evolucionando. Así es como uno crece. Uno debe añadir piezas. Los jugadores deben sentir la urgencia."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising