Advertising

Lo Más Destacados De La Temporada Baja 2018 De Cardenales 

El mariscal novato Josh Rosen conversa con el coordinador ofensivo Mike McCoy durante el minicampamento esta semana.
El mariscal novato Josh Rosen conversa con el coordinador ofensivo Mike McCoy durante el minicampamento esta semana.

Cardenales están de vacaciones.

Una vez que el entrenamiento final del minicampamento concluyó el jueves, los jugadores veteranos y los entrenadores se ausentan por cinco semanas. Los novatos permanecen un par de semanas más para entrenamientos de fortaleza y reuniones sobre destrezas para la vida. El equipo empezará a reagruparse hasta el 22 de Julio, cuando regresen novatos y mariscales, anticipándose al 27 de Julio día para reportarse al campamento de entrenamiento.

Y será entonces cuando las evaluaciones reales podrán tener lugar, cuando sean empleadas las hombreras y existan partidos al menos de pretemporada para los cuales prepararse. Es difícil ver lo que Cardenales tuvieron en el terreno de juego en los últimos meses y entender absolutamente cómo será el 2018. Sin embargo, eso no significaba que no pudieron lograrse algunas cosas de la temporada baja:

JOSH ROSEN IMPRESIONÓ, AUNQUE ES DIFÍCIL NO VER A SAM BRADFORD COMO TITULAR: Cuando Cardenales eligieron a Rosen en la 10ª posición global, el mariscal se convertiría en el punto de enfoque de la temporada baja – y eso es incluso con Bradford arribando a su primera temporada con el club. Rosen se mostró tan inteligente como el entrenador Steve Wilks y sus compañeros de equipo afirmaron que lo era, demostrando precisión, impresionante fuerza de brazo, algo sorprendente, movilidad y, según todos los informes, la inteligencia necesaria para ser el individuo que todo mundo dijo era el más preparado para la NFL de entre los mariscales novatos. No obstante, Bradford también mostró – tanto en precisión como en fuerza – un brazo impresionante. No pudo hacer mucho, ya que Cardenales se apegaron al “plan” Bradford, aunque con eso y todo es difícil imaginar a alguien más que a Bradford – asumiendo que permanece saludable – como titular el día de la inauguración.

ESE PUESTO DE RECEPTOR NO. 2 ESTÁ DISPONIBLE. Hay bastantes opciones, ya sea que se trate de veteranos que están de regreso como Chad Williams o J.J. Nelson, veteranos nuevos como Brice Butler o Greg Little, o el novato Christian Kirk. Kirk se mostró sólido en su primer trabajo en la NFL, y no hay duda de que tendrá una función impactante esta temporada. Independientemente de si es o no el receptor número 2, bueno, es imposible saber eso ahora. Esta es la primera vez en varios años que el puesto detrás de Larry Fitzgerald está tan indefinido – quizás desde antes que Fitzgerald apareciera y Anquan Boldin era novato.

QUIZÁS SE SABE UN POCO MÁS SOBRE EL ESQUINERO NO. 2: El intercambio por Jamar Taylor pareció calmar las preocupaciones sobre quién jugaría en el extremo contrario a Patrick Peterson. Taylor no es seguro titular, aunque está bien posicionado para asumir esa función. Brandon Williams ha mostrado una mejora, aunque aún tiene mucho que probar. ¿Y sería sorpresa ver una contratación “Tiempo Keim” para esta posición? No debería serlo.

DEFENSORES PROFUNDOS SE FIGURA SERÁN DESPLEGADOS DE FORMA DIFERENTE – Y ESO INCLUYE A P2: En mayor medida, Peterson fue esquinero uno contra uno y se estableció como esquinero-para-determinado-receptor antes de este año. Sin embargo, Wilks y el coordinador defensivo Al Holcomb quieren que sea un poco más difícil saber qué hará cada defensor profundo en cada jugada. Existen más alineaciones que hacen que todos los defensores profundos sean intercambiables, habrá más oportunidades para que los esquineros arremetan contra el mariscal, y definitivamente habrá más optimismo de parte de Peterson por tener oportunidad de hacer más jugadas notorias como él lo ha deseado.

DAVID JOHNSON AUSENTE DEL MINICAMPAMENTO, AUNQUE MAYORMENTE INVOLUCRADO Y SE VIO BIEN MIENTRAS ESTUVO: Veremos exactamente cómo se desarrolla la cuestión de su contrato, aunque esos tres últimos entrenamientos fueron básicamente los únicos que se perdió desde que los jugadores regresaron a principios de Abril. Estuvo presente en todas las reuniones y en el terreno de juego, lució como el individuo que conquistó más de 2,000 yardas desde la línea de golpeo en 2016. Asumiendo que ambas partes resuelven la cuestión del contrato – y eso parece mucho más probable que ocurra a que no – Johnson parece preparado para tener un gran año.

ROSEN Y KIRK NO FUERON LOS ÚNICOS NOVATOS QUE IMPRESIONARON: El corredor de cuarta ronda, Chase Edmonds, estuvo recibiendo repeticiones con el primer equipo cuando Johnson se ausentó, incluso desempeñándose como reserva cuando Johnson estuvo presente, Edmonds lució como si su pedigrí por provenir de una escuela pequeña no evitaría que llevara su clandestino estilo ser exitoso. Podría convertirse en un colaborador por debajo del radar. A Cardenales también les gustó lo que vieron de Mason Cole en la función de centro, aunque todavía queda por ver si juega desde el inicio. Quizás lo más importante es que Wilks y su equipo parecen ver a los novatos de forma muy diferente a los entrenadores Bruce Arians y Ken Whisenhunt, lo que significa que los jugadores de primer año podrían hacer una contribución mucho mayor de lo que se esperaba en las 11 temporadas anteriores.

DEONE BUCANNON CONFIADO CON SU NUEVA FUNCIÓN: Mientras la temporada finalizaba el año pasado, Deone Bucannon asumía mayores responsabilidades como el encargado de mandar la jugada en la defensiva, y ahora, probablemente ese será su trabajo. Recordemos, Bucannon es ahora linebacker de tiempo completo, en una defensiva construida en muchos sentidos para un individuo como él. Bucannon ha asumido el papel, se ha convertido en líder vocal y ha asimilado su puesto. A medida que entra en un importante año de contrato, Bucannon tendrá la oportunidad de destacar.

EQUIPOS ESPECIALES IMPORTAN: No es que los equipos especiales no le importaran a Arians, sin embargo, Wilks – como prometió – ha puesto énfasis en ello, asignando una notable cantidad de tiempo en cada OTA y durante el minicampamento para el trabajar en eso. Es una parte del juego que requiere acción real para mostrar exactamente qué tan bien Cardenales pueden desempeñarse en ese sentido, no obstante, el tiempo de preparación es significativo.

WILKS DEJÓ POCA DUDA DE CÓMO QUIERE SU EQUIPO Y CULTURA: Wilks demostró personalidad y demostró empatía – asegurándose que sus jugadores le dieran una despedida al empleado del equipo Leo Longoria, apadrinando la idea de un niño del programa Make-A-Wish permitiéndole participar en una jugada al final del entrenamiento, pasando los primeros 20 minutos del entrenamiento el jueves con la viuda y la familia del entrenador de futbol americano juvenil Mike Thompson. Aunque con el futbol, Wilks tiene una forma precisa de trabajar. No habría tal cosa como terminar antes de lo planeado los trabajos de temporada baja – Cardenales completaron las 10 OTA’s y los tres entrenamientos del minicampamento. Exigió trabajo nítido y se encargó de que el equipo y los jugadores de manera individual se enteraran si no veía eso. Se adaptó al calor y pensó que trabajar en esas condiciones contribuiría para formar un equipo más tenaz. Si hubo algo que Cardenales obtuvieron de los trabajos de temporada baja, fue descubrir lo exigente que es su nuevo entrenador en jefe.

Related Content

Advertising