Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Lo necesario que es Palmer, por los números

Esta es la razón — tangible — por lo que se requiere mantener a Carson Palmer saludable.

En sus últimos 16 inicios, Palmer tiene marca de 14-2 con Cardenales. Claro, ese número se remonta al 2013, ya que Palmer se perdió más de la mitad de la temporada el año pasado por lesiones. Cierto es que, hablar de victorias y derrotas de un mariscal de campo titular es una pendiente resbaladiza, ya que muchas cosas influyen en una victoria.  

Lo que es más importante para ellos sobre la marca de victorias y derrotas es su correlación con la forma en la que la ofensiva se desempeña. Ese tramo de 16 partidos inició en la Semana 8 de la temporada 2013 — no es casual que se diera cuando la ofensiva comenzó a reagruparse después de una accidentada primera mitad en la primera temporada Bruce Arians. En esos 16 partidos como titular, Palmer ha completado 361 de 562 pases (64.2%) para 4,466 yardas, 30 touchdowns, sólo 12 intercepciones y un índice de pasador de 97.6.

Se ha convertido además en el primer Cardenal desde que Jim Hart en 1974 ganó siete partidos consecutivos como titular.

"Es difícil encontrar mariscales de campo ganadores," dijo Arians. "Es un jugador élite. ... Drew Stanton es un jugador descomunal, pero no es Carson."

La compenetración que Palmer tiene con los receptores ha mejorado claramente. Él y Fitzgerald dieron la impresión de estar finalmente en la misma página ofensiva la temporada pasada, afectados desafortunadamente por lesiones, y se pudo ver su química contra Santos. La conexión Palmer-Smokey Brown ha sido ya bien documentada. Y ahora, incluso el ala cerrada es parte del juego.

Palmer fue el primer Cardenal desde Kurt Warner en 2008 en lanzar para 300 yardas, tres touchdowns y cero intercepciones en un partido, tal vez más impresionante teniendo en cuenta la manera tan tranquila como se produjo el partido. Claro, ocupó las 55 yardas finales del pase 'swing' para touchdown a David Johnson para alcanzar esas cifras, sin embargo, eso es sólo otro ejemplo de la comodidad que impera en la ofensiva, y la forma de ejecutar perfectamente una jugada de alto riesgo dada la situación.

palmerbloguse.jpg
This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising