Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Los Errores Le Costaron A Cardenales Otra Vez

Incluso sin pérdidas de balón, los errores los condujeron a una derrota de 31-13 en Kansas City

loserroreslecostaron.jpg


El receptor de los Jefes Dwayne Bowe atrapa un pase de touchdwon sobre la marca de Dominique Rodgers-Cromartie en la derrota de los Cardenales el domingo en Kansas City.




KANSAS CITY, Mo. – El pase de touchdown a Larry Fitzgerald vino en la última jugada del partido, y habría podido proporcionar un final increíble.

En vez de eso, fue el único touchdown de los Cardenales el domingo, no suficiente en una temporada de no suficientes. Los Cardenales cayeron 31-13 frente a los Jefes de Kansas City en el Estadio Harrowhead, la quinta derrota consecutiva que deja al equipo todavía en busca de respuestas en vez de encaminarlos a ganar la división.

"Debemos encontrar la manera," dijo el mariscal de campo Derek Anderson. "Esto ya se está haciendo viejo."

Los Cardenales (3-7) no tuvieron pérdidas de balón. Incluso superaron a los Jefes (6-4), 382 yardas a 352. Pero cometieron demasiadas faltas (11 para 96 yardas), incluyendo unas inoportunas de 15 yardas que le dieron a los Jefes cruciales posiciones de campo. No lograron suficientes conversiones en tercera oportunidad y no consiguieron detener a los Jefes en varias jugadas grandes.

Los Cardenales nunca dieron mucho margen al error, y eso fue evidente.

"No somos un equipo lo suficientemente bueno para cometer esos errores y poder a la vez ganar," dijo el linebacker Joey Porter.

Por segunda semana consecutiva, los Cardenales iniciaron el partido con una trayectoria anotadora, una que Anderson llamó "una de nuestras mejores trayectorias" que los Cardenales han conseguido. Pero finalizó con un gol de campo, justamente igual que la trayectoria con la que los Cardenales iniciaron el tercer periodo – después que los Jefes  habían anotado ya un touchdown en ese mismo periodo para ampliar la ventaja 21-3.

Correr el balón no fue un problema, ya que Beanie Wells regresó luego de sus problemas con las rodillas y él junto con Tim Hightower promediaron 5.1 yardas por acarreo. Pero Anderson estuvo errático con su precisión – dijo que los vientos remolinantes influyeron en parte – y los Cardenales dieron la impresión de no funcionar consistentemente.   

Durante algún tiempo, los Cardenales controlaron el destacado juego por tierra de Kansas City también, pero como los Jefes tenían la disponibilidad de agarrase de su ventaja continuaron corriendo una y otra vez, Jamaal Charle (12 acarreos para 88 yardas) y Thomas Jones (15 para 71 y dos touchdowns) comprobaron ser efectivos una vez más.       

Y mientras el receptor Dwayne Bowe no atrapó muchas –seis recepciones—consiguió 109 yardas y dos touchdwons

Ellos efectuaron la clase de jugadas que los Cardenales sencillamente no pudieron.

"No hicimos las jugadas cuando tuvimos la oportunidad que podría cambiar el curso del juego," dijo el entrenador en jefe de los Cardenales Ken Whisenhunt.

No ayudó cuando el linebacker Gerald Hayes – enojado porque el ala cerrada de los Jefes Chris O'Connell lo enganchó de su careta protectora con el brazo de contención – empujó a O'Conell para un castigo de 15 yardas que ayudó a impulsar la primera trayectoria para touchdown de los Jefes. O cuando Anderson, disgustado por ser tackleado después que los Jefes pidieron un tiempo fuera, fue penalizado por conducta antideportiva cuando arrojó el balón hacia la banda lateral. Eso les costó a los Cardenales la oportunidad de ir por ella en cuarta-y-dos cuando intentaban meterse de nuevo en la pelea.    

Esos son los errores imposibles de superar por ahora.

"Estamos haciendo jugadas pero no las estamos efectuando todas," dijo un exasperado Steve Breaston, quien mencionó un par de ocasiones que tan cansado está de hablar de las mismas cosas después de todo.

"No somos un equipo ralamente confiable por ahora," dijo Whisenhunt, y mientras Porter insistía que la confianza no es un problema, los resultados de los Cardenales –los que ahora se están obteniendo – si lo son.

"Este," dijo Whisenhutn, "fue un día muy decepcionante."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising