Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Luego De Áspero Año, John Brown Se Siente Saludable

Con problemas de quistes solucionados y células falciformes controladas, el receptor confía en recuperarse en 2017

SmokeBetter1MAIN.jpg


John Brown receptor de Cardenales atrapa pase durante reciente trabajo de preparación.


Hubo momentos en que Caia la hija de John "Smokey" Brown, sólo quería jugar con su padre, pero Brown se veía obligado a pedirle que esperara.

"Sólo dame un minuto," le decía, aunque a menudo era mucho más de un minuto.

"Estaba durmiendo demasiado. No podía comer bien. Mi cuerpo simplemente no respondía," dijo el receptor de Cardenales después de un reciente entrenamiento. "En realidad no podía hacer nada. Estaba totalmente agotado."

Los problemas de salud de Brown en 2016 lo atormentaron más allá del campo de futbol. Ahí fue donde se evidenció para todo mundo, con su total de yardas cayendo a la mitad de lo que había sido su campaña 2015 y ocho partidos en los que tuvo uno o ningún pase atrapado. Sin embargo, sus problemas de salud ni siquiera le permitían caminar con su hija, lo que lo volvía loco, y dejó de ser el hombre feliz que su familia conocía.

No era sólo el agotamiento sino el dolor lo que lo molestaba. Los muy mencionados problemas de células falciformes figuraron en la ecuación. Aunque luego, dijo Brown, encontraron un quiste en su espina dorsal después del último partido de la temporada. Una vez que se atendió el quiste, "volví a la normalidad," explicó.

"Definitivamente me siento confiado," dijo Brown en referencia a la temporada por venir. "Desde que descubrieron la situación, mi cuerpo se ha estado sintiendo mejor. Estoy haciendo lo habitual, lo que no podía hacer cuando estaba pasando por ese proceso."

En 2015, Brown tuvo 65 atrapadas para 1,003 yardas y 7 touchdowns. La temporada pasada, esos números se desplomaron a 39-517-2 - y eso incluye un juego de 10 recepciones y 144 yardas contra Rams en Octubre. Encima de todo eso, Brown se perdió la mayor parte del campamento de entrenamiento por una conmoción cerebral.

"Cuando jugadores y entrenadores me necesitaban, no podía hacer las cosas," expresó Brown. "Cuando ves las video-grabaciones, cuando corro no estoy rebasando a nadie. No estoy haciendo lo habitual. Ver las video-grabaciones y ver ese tipo de cosas, ese no soy yo. Aunque ahora me siento bien, sabiendo que ese no soy yo, sabiendo que tengo cosas más grandes y mejores frente a mí."

Brown sonríe mientras habla, con un entusiasmo mucho mejor que el de la pasada temporada. Cardenales comparten el optimismo – "Tocó madera para que tengamos de regreso al John Brown que conocemos," dijo el entrenador Bruce Arians a principios de esta temporada baja – aunque hay retos por cumplir: Jugar equipado, entrenar en el calor, largas jornadas de trabajo en general.

"Por todas las indicaciones en este momento, parece que los problemas de salud han disminuido o que él ha conseguido manejarlos, así que eso es alentador para nosotros," dijo el gerente general Steve Keim. "Todos sabemos que Smoke, en su mejor momento, puede ser un explosivo creador de jugadas. El año pasado no fue el tipo que habíamos visto en años anteriores.

"Cuando está en su juego, su capacidad para tomar la delantera y desmarcarse de los defensores es bastante fundamental para nuestro éxito. La forma en la que estamos construidos ofensivamente, con David (Johnson) y Larry (Fitzgerald) abajo, ocupamos a ese individuo para estirar las defensivas."

Brown lo sabe. Estuvo de acuerdo en que el grupo de receptores, que se suponía sería la unidad más fuerte de Cardenales el año pasado, dejó abajo al equipo – asumiendo personalmente la mayor parte de la culpa.

"Si le damos a Carson (Palmer) la ayuda que requiere, darle a Carson y a Drew (Stanton) y a David (Johnson) y a los corredores lo que ocupan ...," dijo Brown. "Sólo puedo hablar por mí, porque fui yo principalmente quien no hizo lo que todo el mundo sabía que podía hacer, así que siento que causé mucho daño al equipo."

Brown cree que el 2017 será radicalmente diferente. Su regreso a la normalidad debe incluir un viaje a la zona de San Diego para trabajar con Palmer, un viaje que a menudo incluye algún tiempo de juego con los hijos de Palmer.

"Si me requiere allí estaré," dijo Brown con una sonrisa. "Para los niños haré algunas piruetas y mi versión de Cookie Monster. Me siento muy bien."

Images from the first day of Phase 2 work


This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising