Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Manejando las expectativas Palmer

Ha sido claro desde el día en que los Cardenales adquirieron Carson Palmer que Bruce Arians elevó sus expectativas — Quiero decir, ¿por qué no habría de hacerlo? — Pero esto fue reiterado durante una entrevista con ESPN este fin de semana, cuando Arians se refirió a su mariscal de campo veterano.

"Lo que hizo el año pasado con los Raiders, en una situación de locura, pienso que fue muy, muy impresionante," dijo Arians.

Vamos a recapitular lo que hizo Palmer: En 15 partidos, lanzó para 4,018 yardas, 22 touchdowns, 14 intercepciones y completó 61 por ciento de sus pases. Los Raiders sin embargo se encontraban con marca de 4-12. Es mucho lo que se involucra en todo eso. Éstas estadísticas pueden no haberse presentado acompañadas de muchas victorias, pero con todo y eso son impresionantes —especialmente la de relación entre touchdown-e-intercepción tratándose de un jugador que se vio obligado a lanzar demasiado porque el equipo estaba en desventaja. Su receptor principal fue Denairus Moore (no se sienta mal si no ha oído hablar de él.) El máximo receptor de pases fue el ala cerrada Brandon Myers, quien tuvo 79 recepciones para 806 yardas. El primer pensamiento cuando analizamos aquel cuerpo de receptores es que fue impresionante alcanzar las 4,000 yardas sin un individuo estilo-sobresaliente que representara una verdadera amenaza.

¿Cuenta Palmer con mejores receptores en Arizona? Por supuesto. Larry Fitzgerald por si solo cambia la ecuación, Andre Roberts estuvo bastante bien el año pasado y como ya se ha comentado anteriormente, parece que Michael Floyd ha dado un gran salto hacia adelante — al menos hasta este punto de la temporada baja — entre el primer año y el segundo. Los Cardenales deberán demostrar que tienen un ala cerrada decentemente amenazante (este es un año crucial para Rob Housler, si no puede sobresalir ahora con este mariscal de campo y este esquema ofensivo, tal vez nunca podrá), pero Palmer tendrá ayuda.

¿Qué significa eso para el mismo Palmer? Bueno, estará jugando en una división mucho más difícil que la temporada pasada. Tendrá que elevar su juego para igualar sus números. Pero si se mantiene saludable — y suponiendo que la línea ofensiva de pasos hacia adelante, como todo mundo lo espera — eso puede suceder. En cualquier caso, sobre todo al ver los números del año pasado de los mariscales de campo de los Cardenales, que dicho sea de paso fueron malos por no decir algo pero: 3,383 yardas, 11 touchdowns, 21 intercepciones, 55 por ciento de pases completos. Es de esperarse que sean mucho, mucho mejor. Podemos asumir que eso solamente brindará a los aficionados una pizca de alivio.

ExpectativasPalmer.jpg
This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising