Advertising

Mariscal Mike Glennon Entiende Su Nueva Función 

El mariscal Mike Glennon en la línea de golpeo durante uno de los trabajos de temporada baja
El mariscal Mike Glennon en la línea de golpeo durante uno de los trabajos de temporada baja

Mike Glennon no tendría que ser un buen deportista con relación a esto.

La pasada temporada baja, firmó contrato como agente libre por tres años y $45 millones con Bears, con la esperanza de mostrar que era un mariscal de campo titular. La oportunidad duró cuatro partidos antes de ser reemplazado por el novato Mitchell Trubisky, y Chicago lo dio de baja en Marzo.

Ahora Glennon está con Cardenales, bajo el entendimiento de que una vez más es un respaldo. Esa es la montaña rusa mental por la que ha transitado en un lapso de 15 meses, no obstante, el joven de 28 años la evaluó con calma cerca del final de los trabajos de temporada baja en Junio.

“Todos quieren estar en el campo jugando, sin embargo, como mariscal es una situación única porque solo un hombre puede jugar,” expresó Glennon. “Eso se remonta a mi época en la universidad cuando estuve detrás de Russell Wilson (en la Estatal de Carolina del Norte) durante tres años. Sientes que eres un jugador bastante bueno, aunque solo hay lugar para un hombre. Solo debo mantener todo en perspectiva y darme cuenta que todavía estoy viviendo el sueño.”

Glennon según reportes ha ganado $21 millones en los últimos dos años, por lo que ciertamente hay situaciones peores. Aun así, los atletas de élite tienen un deseo insaciable de competir, y un regreso a la banca es difícil.

Si hay alguna inquietud burbujeando dentro de Glennon, el entrenador Steve Wilks no lo ha percibido. Habló muy bien de la madurez de Glennon.

“Un profesional es profesional,” expresó Wilks. “Él realmente lo es. Entiende su función y es bastante apasionado con lo que hace. Está compitiendo. Si surge la oportunidad, estará listo para jugar. Es un jugador de equipo, y eso es lo que me gusta de él.”

Después de sentirse bien preparado para la agencia libre el año pasado, la temporada baja 2018 fue un torbellino para Glennon. Fue dado de baja por Bears el 14 de Marzo y firmó con Cardenales dos días después. Una relación preexistente con el Gerente General Steve Keim – colega producto de la Estatal de Carolina del Norte – ayudó a inclinar la balanza a favor de Arizona.

“Me sentí cómodo por mi relación con Steve, y en el pasado había estado en una ofensiva similar a la de (coordinador ofensivo) Mike McCoy, por lo que tenía sentido para mí,” explicó Glennon.

Se espera que Sam Bradford inicie la temporada como titular, y Josh Rosen selección de primera ronda – reclutado seis semanas después de la contratación de Glennon, es ahora el mariscal vinculado para liderar la franquicia en el futuro. Eso deja de alguna manera a Glennon en el limbo, aunque después de ser respaldo de Wilson, Josh McCown y Jameis Winston en los últimos años, conoce el oficio.

“He estado en la función de respaldo más que en la de titular, así que me siento cómodo con eso,” comentó Glennon. “Entiendo mi función y cuál es mi trabajo para ayudar a este equipo. Eso es tanto para competir como para ayudar a estos dos individuos.”

Si bien es cierto, no es lo más óptimo, Cardenales se han visto obligados a apoyarse en los mariscales de respaldo con frecuencia en los últimos años. Drew Stanton hizo un gran trabajo sustituyendo a Carson Palmer durante su estadía de cinco años en Arizona, ganando nueve de 13 como titular.

El campamento de entrenamiento determinará si Glennon será el respaldo principal cuando inicie la temporada o si caerá al puesto 3 detrás de Rosen. Si ve el campo en algún momento, no será con la suntuosidad de hace un año, aunque Glennon se compromete a estar listo.

“Eso es lo que siento que he hecho en los últimos años, prepararme siempre y estar listo para esa oportunidad,” expresó Glennon. “Siendo respaldo en Tampa, nunca llegó. Uno nunca sabe. Sé que Arizona ha tenido que emplear bastante a sus respaldos recientemente. Tienes que entrar con la mentalidad de, ‘Debo estar listo para salir con todo.’”

Si esa oportunidad no llega en 2018, Glennon espera agregar valor de otra manera, animando a los compañeros mariscales en los entrenamientos y contribuyendo en las reuniones.

La única cosa que dijo que no sería un problema es el ego, a pesar de que Glennon, Bradford y Rosen fueron titulares hace un año en los partidos inaugurales de temporada dos de ellos estarán este año en la banca.

“Honestamente, no creo que el ego haya sido una cuestión en ninguna parte donde haya estado alguna vez,” expuso Glennon. “Crecemos juntos, pasamos mucho tiempo juntos, y quieres ver al otro individuo tener éxito también.” Siento que siempre hay relaciones sanas y una comprensión no escrita que nos vamos a presionar mutuamente, aunque también estamos aquí para ayudarnos unos a otros.”

Related Content

Advertising