Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Ofensiva De Largo Plazo

OfensivaLargoPlazo.jpg


Con la bolsa de protección despejada, el mariscal Carson Palmer envía un pase durante la victoria del domingo sobre los Potros.


En los calurosos días con 100 grados de temperatura, sin hombreras y con pantalones cortos, el mariscal de campo Carson Palmer hablaba de una ofensiva que trabajaba en su progreso. En el campamento de entrenamiento, mientras la temporada se acercaba, el mensaje se mantuvo igual.

Después de un tiempo, sin embargo, los Cardenales necesitaban más. Bruce Arians necesitaba más. A pesar de que él entendía que podría no ser justo – dada la cantidad de información por digerir y la empinada cuesta de aprendizaje – esperar más.

"(Los jugadores), probablemente dirán que no, al menos mientras los salones de juntas fueron tan ruidosos como pueden llegar a serlo algunas veces, pero uno tiene que ser paciente," dijo Arians. "Sabía que iba a suceder tarde o temprano. Me gustaría que hubiera ocurrido antes, pero estamos empezando a entender lo que estamos tratando de lograr."

En el panorama general, lo que los Cardenales querían ser ofensivamente no es difícil de entender, no es nada fuera de lo ordinario. Un juego por pase que pudiera ganar "grandes-trozos". Un juego por tierra que no tenía qué ser prolífico pero al menos consistente y forzar la cobertura individual ya sea de Larry Fitzgerald o, más probablemente, de Michael Floyd. Una unidad que, en un mundo perfecto, pudiera conseguir un punto por cada minuto de tiempo de posesión.

El domingo contra los Potros, la ofensiva de los Cardenales fue todo eso.

Palmer tuvo ocho pases completos de al menos 19 yardas. Rashard Mendenhall y Andre Ellington se combinaron para correr 104 yardas en 23 acarreos. Fitzgerald atrapó un par de touchdowns, mientras que Floyd sumó 104 yardas y atrapó cada uno de los siete pases lanzados en su dirección. Los Cardenales anotaron 40 puntos, mientras tuvieron posesión del balón poco menos de 37 minutos. Los Cardenales incluso generaron un par de interferencias sobre el receptor campo adentro penalizadas por los réferis – para un total de 44 yardas –  que Arians llamó "yardas ocultas" que fueron de beneficio.

La ofensiva está cada vez más cerca de la visión de Arians cuando Palmer fue adquirido y el entrenador empezó a poner las piezas juntas.

"(Bruce) sabía lo que íbamos a necesitar un largo plazo," dijo Palmer. "Tenía una visión para toda la temporada todo el proceso de la misma. No cambió su manera de proceder, no se rindió, no dijo, 'Voy a hacerlo muy simple.' Sabe lo que un equipo necesita para ser exitoso para tener un legítimo recorrido. No sólo ser bueno, sino además  realizar un recorrido legítimo. Sabía que necesitaríamos el paquete completo. No ha dejado de insistirnos."

Eso no va a cambiar. Arians no podía hablar de los avances ofensivos o del partido de 40 puntos sin agitar la cabeza al referirse a los puntos que los Cardenales no anotaron. Un touchdown de Mendenhall fue anulado por un agarrón ilegal del ala cerrada Jim Dray, Arians dijo que si Dray lo hubiera soltado un instante antes, aun así el oponente no habría sido capaz de atrapar a Mendenhall.

Palmer tenía lo que parecía un pase de touchdown para Andre Roberts que salió mal luego de ser lanzando un poco detrás de Roberts, permitiendo que el balón fuera desviado.

"Dejamos más puntos en el campo de los que debíamos haber dejado," dijo Arians.

Suena codicioso después de una ventaja de 29 puntos. Pero Arians sabe que habrá partidos cerrados donde los cardenales lamentaran fallas tan cerradas – y eso tampoco incluye el intento de gol de campo de 28 yardas bloqueado que Arians dijo recae en múltiples jugadores. Una cuestión que sus jugadores no discuten, incluso si la mejoría es evidente.

"Ha habido partidos en los que sabíamos que deberíamos haber avanzado más con el balón y luego está la frustración de intentar goles de campo en lugar de anotar touchdowns," dijo el centro Lyle Sendlein. "Todavía estamos en ese punto, pero siento que hemos mejorado mucho."

En sus comentarios iniciales a los reporteros después del partido del domingo, Arians subrayó que las únicas estadísticas que le importan a largo plazo son las victorias, no importa lo que los Cardenales consiguieron el resto del camino.

No obstante, habría sido difícil conseguir los triunfos que los Cardenales ya tienen si no fuera por los números que la ofensiva finalmente ha logrado conseguir. Los Cardenales, y su sólida defensa, aprendieron esa lección hace una temporada.

"Cuando llegas e instalas una ofensiva totalmente-nueva con entrenadores totalmente-nuevos y nuevos jugadores, no existe una regla o ley diga que conseguirás los resultados en 'tal' punto o en 'tal' semana," dijo Palmer. "Te gustaría obtenerlo a mediados del campamento de entrenamiento, pero eso no es realista.

"Nos tomó más de lo que queríamos, pero estamos empezando a lograr realmente esa creencia."

PUNTOS EXTRA

Arians dijo que los Cardenales salieron del partido sin lesiones, fuera de algunos golpes y moretones que no le costará tiempo de entrenamiento significativo a ningún jugador. ...

Arians dijo que vio la misma ráfaga de frescura en el veterano Mendenhall que vieron muchos otros observadores. "Este es el Rashard Mendenhall que yo conozco," dijo Arians. "Así fue durante el campamento de entrenamiento antes de que las lesiones." Mendenhall ha lidiado con problemas de rodilla y del dedo gordo del pie esta temporada. ...

Se le preguntó a Arians acerca de viajar a la costa este para el importante partido contra las Águilas el fin de semana que viene. Los Cardenales viajaran desde el viernes por la tarde.

"Debe ser algo trillado, aparte de la nieve," dijo Arians con una sonrisa. "Sé que no vamos a la Florida de nuevo. Vi a esos partidos (este fin de semana), donde todo mundo estaba bien abrigado y dije, '¿Caramba, tengo que hacer eso nuevamente?' Ya tuve suficiente de eso durante 10 años."

El pronóstico del tiempo para Filadelfia el domingo indica un día frío, pero no terriblemente frío – la más alta 49 grados, la más baja 36 – y pocas posibilidades de precipitación, mientras los Cardenales estén en la ciudad.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising